Traductor

lunes, 20 de mayo de 2013

Motivo de lucha

Miras el móvil. Vuelves a mirarlo. Esperas. No hay nada. De repente, vibra. Tus pulsaciones se aceleran como cuando aceleras una moto de golpe, el famoso nudo escondido que a veces tanto odias sube hasta la garganta y los pelos se manifiestan poniéndose en punta. Ahí está: "Buenos días". Sonríes, sin dejar de leerlo, una y otra vez. Te das cuenta de lo mucho que pueden afectarte unas simples palabras como esas porque para ti son algo mas que simples palabras escritas. Alguien se ha acordado de ti y a malgastado esos pocos segundos en escribirte eso con una finalidad que tu desconoces pero que al fin y al cabo te alegra al instante. 
En ese momento tu mente empieza a viajar, a pensar, a soñar. ¿Y si...? ¿Y si...? Te das cuenta de lo mucho que te importa esa persona y decides una cosa: Luchar, luchar hasta ganar y poder decir que lo has logrado, que eres feliz.