Traductor

domingo, 5 de noviembre de 2017

La sonrisa

Querido diario, hoy vengo ha hablarte de algo sobre lo que nunca antes te había hablado y que la verdad, no es algo de lo que se hable en muchos sitios, pero es que me tiene enamorado, y es que hoy voy a hablarte de su sonrisa... Si, de su sonrisa, porque me encanta, es verla y me hace el culo gorgoritos. Tengo que reconocer que al cabo del día hago un montón de tonterías, pero la mayoría de ellas son con el fin de ver esa sonrisa, porque de verdad, te prometo que es la mejor sonrisa que he visto en lo que llevo de vida, y es que cada vez que la veo me gusta más... Todas las noches me acuesto pensando en ella, y lo primero que pienso por la mañana es en sacarla a lucir con cualquier tontería... Sinceramente, después de ver esa sonrisa, no quiero ver ninguna más, porque se que ninguna me va a llenar tanto como la de ella, esa persona especial que llegó a mi vida como algo que no parecía que fuese a más, pero que ha terminado siendo de las mejores cosas que me han pasado.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Los comienzos

Aun recuerdo el primer día que quedamos... Parece que fue ayer, ¿verdad? Yo hablándote por WhatsApp preguntándote si te querías venir conmigo a dar una vuelta en coche... Y pensar que en esos momentos no pensabamos ninguno de los dos que acabariamos juntos ¿eh? Aquela tarde fue muy buena y cada día que la recuerdo como ahora, me es imposible no sonreir, porque fue una tarde que no hay dios que la entendiese. Recuerdo que era domingo y yo me volví de la hípica con la furgoneta de Jon nada mas comer para poder dar unas vueltas con ella, y no se por qué, se me pasó por la cabeza preguntarte si querías venir con nosotros a dar una vuelta, y no me arrepiento para nada, tampoco vamos a mentirnos. También recuerdo el día de las notas, que pasamos la mañana en el pasaje sentados riéndonos como gilipollas, pero lo mejor vino por la tarde... Cuando firmé ese contrato que todavía no he visto en el que estoy obligado a darte comida cuando vienes a mi casa, y todo por darte helado y patatas, aunque las patatas te costó un poco más jeje Y no vamos a olvidarnos cuando entró mi padre y lo que se me ocurrió decirle es que ibas a ayudarme con inglés (Que a día de hoy sigo esperando), y la cara que se le quedó cuando se dio cuenta que más que inglés, estabamos viendo una película... Tengo que reconocer que ese día fue un día especial, y podriamos decir que el inicio de algo que se convertiría mas tarde en lo que tenemos ahora...

miércoles, 10 de mayo de 2017

Esa canción

De repente lo oyes y se para el tiempo, la gente se congela y los relojes dejan de hacer su tic-tac tan característico. Todos tus sentidos se agudizan para disfrutar de ella, esa canción tan especial, esa canción que te hace sentirte distinto, que hace que se vayan todos los males durante los breves cinco minutos que puede llegar a durar. Esa canción que te lleva  al mente determinados momentos de tu vida, que te recuerda a alguien. Los segundos pasan y la piel no deja de sentir escalofríos, los pelos de te ponen como escarpias, el corazón empieza a aumentar sus pulsaciones, y tus pupilas se dilatan cual enamorado de la vida... Ya estás casi a mitad de canción, y se acerca tu parte favorita, esa parte que es como el primer beso, porque te flotar y evadirte del mundo,y te hace sentir el más feliz del mundo, porque todo tu cuerpo se carga con un chute de energía que pocas cosas pueden causar. El corazón se acelera como si de una turbina de avión se tratase, y te dejas llevar por ella, porque sabes que solo esa canción te hace sentir así. A lo largo del día escuchas muchas canciones, unas más buenas y otras no tan buenas, pero como esa ninguna... Se va acercando el final de la canción, pero no tienen preocupación alguna, y sigues disfrutando, porque sabes que esa sensación no va a terminar ahí, lo tienes más que claro, porque justo cuando se está acabando, sientes la relajación porque sabes que va a volver a sonar, porque esa canción es la única que tienes en tu reproductor, y nunca vas a querer ni dejar de escucharla.

jueves, 30 de marzo de 2017

Sentimientos

Hablamos de sentimientos como si supiésemos lo que son, y sin embargo, no sabemos expresarlo con palabras. Podemos buscar similitudes, pero ninguna se acerca a lo que de verdad nos ocurre con los sentimientos. Son sensaciones únicas, y no únicas porque cada sentimiento tenga marcado una forma pero sea distinta, sino porque ninguno es ni parecido, aunque tenga que ver con el anterior. Hay gente que dice que no siente nada, que no tienen sentimientos, pero incluso esas personas saben que si... Esas personas tienen y han tenido sentimientos, pero debido a otras personas, se han creado una fachada que no les deja mostrarles, pero les tienen, porque una persona sin sentimientos, es una persona con el alma vacía... Yo creo que todos deberíamos ponernos de acuerdo y hablar menos y sentir más, porque sentir en algo único, algo... Especial.

Volcarte en las cosas

Los humanos tenemos defectos, pero hay un defecto que destaca sobre todos, y es el de volcar muchas cosas de tu vida en algo. Hay gente que dice que eso ellos no, que son muy libres, que no necesitan nada para ser feliz, pero no es así. Todos necesitamos de algo para ser feliz, y cuando tenemos eso que necesitamos, nos volcamos demasiado en ello, confiando en que jamás lo vamos a perder, pero por desgracia, se acaba yendo, rompiendo o desapareciendo... Nada perdura por siempre, y nada se queda para siempre. Nadie puede ser feliz consigo mismo, porque una persona sin nadie con quien hablar, nada con que pasar el tiempo y sin nada que hacer, no puede llegar a ser feliz, digan lo que digan... Lo peor de todo, no es el volcar casi todo en ello, sino el que pasa después de que ya no esté. Todo te recuerda a ello, cualquier tontería, por pequeña que sea, un lugar, un nombre, un objeto, una canción que escuchaste un día... Y ahí es donde está el problema, donde se decide quien quiere seguir adelante y quien se quiere estancar en el pasado y vivir de recuerdos, por eso yo recomiendo no volcar todo en una sola cosa, y repartilo entre todo lo que tengas, ya no solo para no depender de una cosa, sino para ser feliz con cualquier cosa en la que hayas volcado una pequeña parte de ti.

domingo, 26 de marzo de 2017

La fachada

La gente me ve y dicen que soy una persona alegre, que siempre tengo una sonrisa en la cara, que parece que me gusta vivir y disfrutar de cada momento de mi vida, y la verdad es que en lo último no les falta razón, pero en lo primero están totalmente equivocados, porque ellos solo ven un muro, una fachada puesta únicamente para que la gente no sepa como me encuentro realmente, y es que no me interesa que la gente sepa de mis estados de ánimo, porque es algo mío y de nadie más. Los que me conocen dicen que soy demasiado introvertido, que tengo que abrirme un poco a los demás, y que eso me haría bien, pero creo que no, creo que abrirme a los demás solo me haría más daño...  La verdad es que no estoy muy orgulloso de ello, pero es la única forma de ver algo de alegría en mi alrededor, a pesar de que por dentro esté destruyéndome a mi mismo, porque más vale ver una sonrisa, que quedarse en casa autodestruyéndote, y eso es algo que con el tiempo he descubierto.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Y otro golpe más...

Muchas veces me pregunto que hago mal, porque no es normal que a pesar de luchar el destino siempre me termina de golpear... Si te lo preguntas, es si, otra vez estamos en las mismas, el mismo sentimiento que hace un año, la misma patada en el estómago, el nudo en la garganta y la duda del por qué y el cómo. Vuelve la sensación de vacío que toda persona odia sentir, pero la verdad es que cada vez las hostias se amortiguan más, ya que el callo que hay se va haciendo más duro, pero a su vez va evitando el contacto con el calor, y aumentando el miedo a que te hagan lo mismo de nuevo... Vuelve esa sensación que hace que hasta el día más soleado tenga una negrura que te impida animarte, llegan los "Lo siento", los "Tienes que tirar para delante" para arrollar los "Te quiero" o los "Me haces muy feliz". Oigo como la soledad y la tristeza llaman a mi puerta, pero por más que lo evito, siempre acaban entrando, ya que tienen copia de la llave para entrar. Dicen que es ley de vida, y yo doy toda la razón, y además añado que eso forja tu camino y te hace más fuerte, porque si, duele como si te estuviesen arrancando el corazón estando vivo, pero toca seguir para adelante como dice la gente, buscar el apoyo en esos que nunca te abandonan y no abandonar las metas, porque son esas metas las que te dan  la vida, y nada ni nadie tiene que hacer que las abandones. Si me preguntasen que puedo sacar de positivo de esta sensación, podría decir que la sensación de estar vivo, de ver que por muy duro que te creas tienes sentimientos, y que aquí es donde ves quienes están de verdad y se desviven por hacerte feliz o por lo menos intentar o verte mal. Pero como ya se dice, la vida sigue, así que solo queda aprender de estas cosas y decirte gracias, si, gracias por lo que me has hecho sentir y por el apoyo que me has dado.

lunes, 27 de junio de 2016

Rayo de esperanza

Y hoy después de mucho tiempo puedo decir que he vuelto a tocar la felicidad. He vuelto a sentir esa alegría que había perdido, y no, no ha sido por ninguna persona en concreto, sino porque la suerte hoy a estado de mi lado durante todo el día. Desde por la mañana hasta ahora. A sido un día que me ha dado alguna esperanza de que puedo llegar a salir de donde estoy estancado, porque la cara de felicidad que tenía mientras hacía de "chófer", hacía mucho tiempo que no la tenía. Porque he estado dos horas haciendo lo que deseaba desde pequeño. Y no con eso, por la tarde he podido disfrutar de una tarde haciendo lo que me gusta y dando una vuelta con la mejor compañía que uno puede tener. El día de hoy a sido posiblemente el mejor que he tenido desde hace 3 meses, y el que me ha dejado ver un poco que puedo salir de donde estoy. Os aseguro, que esta noche me iré a dormir con una sonrisa que añoraba, y que seguramente, haya sido la mejor sonrisa que haya podido ver mi familia desde que el mundo se me viniese arriba hace 3 meses.


jueves, 23 de junio de 2016

Estancarse en el pasado

Hay momentos en la vida donde tienes que decir basta. Hay que poner punto y final a las cosas, pasar página, incluso si es necesario, cambiar de libro. No puedes cerrarte en banda porque al final acabas destruido y sin ganas de luchar... A veces hay que buscar el lado positivo a las cosas, aunque no lo encuentres, porque siempre le hay. Si se terminó fue porque esa historia estaba completa. Ya tenía sus momentos buenos, los malos, los dificiles, los inolvidables... No podemos estancarnos en el pasado por bonito que fuese. Hay que seguir adelante, luchar para lograr tus metas, porque la vida se basa en eso, en caerte y levantarte, y nunca debes dejar de hacerlo, porque al estar arriba es cuando aprecias las cosas y ves que no vale la pena quedarse en el suelo, que hay que luchar para estar arriba y poder apreciar esos momentos, y que nada ni nadie te quite la sonrisa, porque la sonrisa es lo mejor que tenemos. Una sonrisa puede signficar mil cosas, desde odio hasta amor... Nunca niegues ayuda estando abajo, porque los que te ayudan estando abajo son los de verdad, los que nunca te van a dejar caer, y si no pueden evitarlo, buscarán la forma de levantarte cuanto antes... Se que soy el menos indicado para decirlo, puesto que estoy estancado y veo difícil seguir adelante, pero no cometas el mismo error que yo. Nunca dejes de luchar, porque al final de tu vida podrás mirar al pasado y sentirte orgulloso de haber llegado hasta ahí.

miércoles, 1 de junio de 2016

Falsas ilusiones

A veces nos ilusionamos mucho en unos pocos meses. De hecho, cuando te ilusionas demasiado, acabas sufriendo. Muchas veces cuando algo termina, pasado un tiempo, nos planteamos intentar algo con alguien nuevo, pero hay otras veces que por más que pasa el tiempo, no puedes. Hay algo que te lo impide, ya sean los pensamientos, las fotos.... Pero hay otras veces que no puedes por la sencilla razón de que ya no queda en ti nada que te animaba a ello. Esa última persona que te lo hizo sentir se lo llevó juntos a las mejores sonrisas, y por más que lo buscas, ya no encuentras esa sensación, esas ganas... La verdad es que muchos dicen que lo mejor es estar solo, pero quien no echa de menos un abrazo, un beso con sentimiento, una noche de manta y palomitas, un paseo... La verdad es que a veces se pierden las ganas de seguir. Solo quieres abandonar y acabar de golpe, pero sabes que no puedes hacerlo, porque donde acabaría tu sufrimiento, empezaría el de otras personas...