Traductor

jueves, 12 de mayo de 2016

Retorno constante

Y como es costumbre, vuelven los miedos y las ralladas, los días grises y las noches con el amor en luto...  Pensé que no me vería en esta situación de nuevo, pero la vida da mil vueltas, y es muy posible que te caigas en alguna de ella, y ahí va la hostia. Hay gente que para curar las herida bebe, otros se van una temporada para desconectar, otros buscan algo con lo que estar entretenido, y luego estamos los que nos gusta aislarnos del mundo y escribir aquello que nos atormenta para liberarnos un poco. Dicen que hacemos mal, que necesitamos conocer gente, que tenemos que salir, pero no podemos porque no hay motivos por los cuales salir de fiesta, ni tampoco existe interés por conocer gente, porque sabes que por dentro estás como Pompeya enterrada por el Vesubio... Pero es en las noches o en los días grises cuando más ganas tenemos de aislarnos, y no, saliendo no se pasan los males, porque a pesar de ser un sentimiento, es algo que no es fácil, y eso lo sabe todo aquel que en algún momento ha estado enamorado. Pero lo peor no es eso, lo peor es que eso vuelve de repente y te consume por dentro. Puedes pasar de estar genial a de repente hundirte y no encontrar motivo ni solución por lo que animarte... No voy a decir que enamorarse es una mierda, ni que cuando lo pases mal te jures que no te volverás a enamorar, porque es inevitable, pero lo que sí puedo decir es que hay que tener cuidado de quien te enamoras, porque puede pasar de hacerte sentir la persona más afortunada del mundo, a hacerte sentir una mierda que no pinta nada en el mundo y que no hace más que molestar...

martes, 10 de mayo de 2016

Dolor

Y pasado el tiempo sigue doliendo... No duele como el primer día, pero duele. Duele recordar cómo estabas de feliz gracias a esa persona... Duele recordar que te devolvió todo lo que habías perdido por el dolor... Pero más duele darte cuenta que todo eso se lo ha llevado, pero no sólo se ha llevado eso, sino que se ha llevado otro trozo de corazón, y poco a poco ya no va quedando nada de él... Duele saber que esa persona no va a estar contigo, pero para qué engañarnos... Saber que se marcha lejos y no la vas a volver a ver te mata.... Si, al fin y al cabo, quieres que sea feliz aunque no sea contigo, pero siempre quedaba la esperanza de poder quedar algún día, y de repente se va... Sientes como parte de ti se marcha lejos y no vas a volver a recuperarlo... La verdad que esa sensación te come por dentro, y por más que intentas asumirlo rápido, resulta imposible. Asumir eso lleva bastante tiempo, muchas lágrimas y muchos "¿Por qué se terminó así?". Al fin y al cabo, esto son cosas que pasan en la vida y te hacen fuerte, pero te hacen fuerte porque poco a poco se van llevando todo de ti, y al final no quedará casi nada que te afecte... Me hubiese gustado que todo hubiese sido diferente, pero como de costumbre, la vida y el amor no son mis amigos, y casi siempre se juntan para joderme... Toca seguir para delante, con dolor... Pero hay que seguir...

lunes, 2 de mayo de 2016

Luchar por lo que quieres

Las palabra se las lleva el viento, y no vale con escribirlo en la arena, porque en algún momento subirá la marea y lo borrará. Tantas promesas incumplidas, tantos planes tirados a la basura... La verdad es que en tan poco tiempo a pasado tanto, y no recibir ni un simple signo de echar de menos duele. Te pasas el día esperando ese "Hola, te echo de menos", pero nunca llega. Van pasando los días y vas perdiendo toda la esperanza. Todo se va haciendo más oscuro y por más que intentas no perder la batalla por seguir adelante, sientes que tu solo no puedes, sientes que la otra parte solo quiere tirarlo por la borda... El tiempo tiene las respuestas de todo, pero para que vamos a mentirnos, si no luchas por lo que quieres no lo logras, e incluso se darán muchos casos donde ni por esas lo logres, y todo aquel que dice "Si de verdad lo quieres, déjalo ir, porque volverá", no tiene ni puta idea, porque mientras tu lo dejas ir, otra persona puede cogerlo. Pero bueno, la vida ya les dará su buena hostia y aprenderán que esas frases no son más que mariconadas para niños pequeños. La vida se mide por los actos, y si no luchas por algo, lo pierdes. Así que durante tu vida, lucha por lo que quieres, y jamás lo dejes ir, porque si lo dejas ir, nunca volverá...