Traductor

jueves, 28 de febrero de 2013

Mi gente, mi mundo

Mi mundo, poco a poco más pequeño pero a la vez más grande. Mi mundo está formado por mi gente, y cada vez tengo menos personas en quien confiar, menos personas que me ayuden en todo momento, esas personas que aunque no las llames, aparecen en los momentos de soledad, de desamor, etc. El caso es que esas personas son los verdaderos amigos, los que siempre van a intentar sacarte una sonrisa cueste lo que cueste, y siempre te tenderán la mano cuendo creas que nada tiene solución. Sabes que nunca te traicionarán, porque también ellos perderían a alguien importante en su vida. Yo solo os puedo decir una cosa, y es que jamás les olvidéis, porque ellos serán los que estén a la hora de la verdad siempre.

La paciencia y la justicia

Una mañana, la Justicia llama a la puerta de un hombre.
El joven, alto, moreno, ojos tan azules como el zafiro de una joya noble y rasgos forjados por alguien que, terminada su jornada, hubiese empleado sus últimas fuerzas en cincelarlos con empeño para así demostrar la calidad de su oficio. Un romántico bohemio, vagabundo de corazones y caballero poeta de las noches insomnes en los que llevado por ansias gloriosas componía sus versos, la mayoría de las veces mojados en ginebra, licor de los heridos de amor.
Su cuerpo, digna escultura grecolatina de proporciones áureas que él gustaba de cuidar con soberbia, sostenía sobre sus hombros la carga del pasado, de los delitos reprimidos que cual vigilante siniestro se apresuraba a vengar si bien no con poca reticencia, pues solo alguien justo podría administrar justicia, y ésta no era amante de gente como él, inspectores hastiados de sucesos tenebrosos y que tras ver la peor cara de la sociedad habían decidido tomarse la ley, la escritura con que todo pueblo refuerza su código ético, por su mano.
La Justicia solía ser descrita como una inocente dama, que tan ciega como los compañeros corruptos del hombre, con su balanza equilibraba los componentes del gran todo social y con su sable, arma de época de la cual la cultura pocos vestigios ha dejado, castigaba a los miserables que la habían violado.
El hombre, hereje hasta la sepultura, la sentía más como una prostituta, ramera mercenaria de piel de lagarto que, por treinta monedas, día sí, y día también, vendía a los prudentes y serviciales hasta que el frenesí de caos y leyendas rotas por un saco de monedas provocaba tal ruido que molestaba a los jerarcas del mundo. San Judas, alcahuete astuto, ladino sabueso, patrón de los jueces con dos dedos de frente, era el causante de que las buenas organizaciones sociales, esas fortalezas asediadas que solo el honor mantenía en pie, fuesen, por las curiosas vicisitudes del mezquino destino, diezmadas de todo sentimiento de virtud y enfermas en su desarrollo, se volviesen reclutas del gran regimiento plutocrático instituido por y para defender al reino de los caprichosos e infantiles señores de la riqueza. Pocos, muy pocos, se atrevieron a plantar cara, con valor propio de un temerario Leónidas, a la gran horda que, vencida por un mar de promesas avaras, arrasaba a cualquier oponente.
El hombre, un espíritu desgastado por la continua pelea. Ya solo le restan las fuerzas necesarias para pedir una honrosa rendición, término contradictorio en su mismo origen. Sus principios, echados por tierra en un intento vano de negociar con los sicarios, repugnantes esbirros del proxeneta traidor.
Y en el momento que una dama, una golfa, llama a la puerta de su fortín, él no responde. Tres golpes sordos, un latido fuerte como el sonido de un tambor, y tras un reconocimiento a través de la mirilla, le llega a sus fosas nasales, limpias de drogas para diferenciarlo de la mayoría de la población, un olor fuerte, el perfume de una serpiente gustosa de devorar las entrañas. Con la mandíbula desencajada, saboreando el inminente bocado, acechando, reflexiona irónico el hombre, pide dos veces dos auxilio al gentil pero apesadumbrado caballero que la observa a tan solo un metro de distancia mientras le sirve un café, néctar de los que necesitan un engrase rápido de la maquinaria léxica para arrancarle a lo más recóndito de su garganta un par de notas y desencadenar un continuo discurso, pero también sistema de aguante de los universitarios, quizá regados en su época de estudiante con más Bayley´s que otra cosa.
Y la Justicia vuelve a solicitar ayuda, el perdón de los bienaventurados, y reintenta comprar el corazón del hombre con artimañas varias, pero solo un par de horas después, tras tener contacto con la supuesta Dama Ciega y haber experimentado en carne, sudor y saliva la fuerza sobrenatural que vuelve a los hombres inocentes o culpables, solo entonces, está el hombre dispuesto a otorgarle sus servicios. Y, tras una melodía alternativa breve, como la duración de las condenas a las que el hombre promovía para los devoradores de almas, la justicia, a merced del hombre, taimada buscona arrepentida de sus pecados. Justicia…..y Paciencia.

miércoles, 27 de febrero de 2013

Es tu mundo, es tu galaxia

A veces el mundo grita demasiado fuerte, demasiado alto.. y hace que la cabeza quiera estallar, que duelan los oidos y que los ojos no quieran abrirse por miedo a lo que puedan ver ahi fuera. Que tu mundo, tu pequeño interior se calla, pero el de los demás no deja de agobiarte, te aplasta contra una pared de metal fría, y es algo insoportable. Que si te presionan, sal corriendo. Huye. Si te gritan, ponte tapones en los oidos. Disfruta. Si no te gusta lo que ves, cubrete los ojos, o que alguien lo haga por ti. Sueña. Si los 5 sentidos te molestan, dejalos a un lado... Solo guarda el tacto; para sentir su piel, y el olfato, para guardar su olor. Vive.
Porque esta pequeña parte del mundo, se calla solo por oirte reir; por sentir como disfrutas, como lo sientes... Como sueñas y con el viento te dejas llevar... Como con las olas te balanceas y dejas a la brisa transportarte a otro mundo. A la galaxia a la que dices que yo te transporto, y a la que me llevas contigo, porque te gustan las estrellas, y la luz en la oscuridad. Y mientras tu te encierras en tu mundo, yo me tumbo en la luna a ver y desear con las estrellas fugaces. Son deseos que no se cuentan, por miedo a que no se cumplan, pero tu sabes perfectamente cuales son.
Si tienes miedo, no temas, que los cometas vendrán a salvarte, que en el espacio no hay ruido y reina el silencio, que la tranquilidad es palpable, y puedes flotar como si de un oceano gigante se tratara. Que yo, y los extraterrestres te obligamos a ser feliz, y nadie más podrá molestarte, tú solo conseguirás salvarte de los miedos que te oprimen; y disfrutar de tu vida ya no será un problema. Abrirás los ojos porque anhelaras ver, destaparas tus oidos porque los gritos ya no perturbaran tu mente. Y tu mundo se fundirá con la pequeña parte de mundo que es el mio.
Y cuando estemos listos para volver, un cohete vendrá a rescatarnos y nos traerá de vuelta a la realidad, pero ya no escucharas los gritos, y tu cabeza no querrá estallar, no sentirás tus miedos; no verás los horrores que te perseguian, y volverás a usar tus 5 sentidos, para ser feliz, para vivir. No huirás, podrás soñar, disfrutar, sentir, reir, volar, y lo más importante.. vivirás.

Tenemos todo y nos quejamos

Lo tienes todo.
Un corazón, dos pulmones, dos ojos, dos piernas, dos brazos...
¿Y que es lo que haces?
Quejarte por esos pequeños baches o detalles que encuentras en la vida.
Párate tan solo un segundo y piensa. Piensa en toda esa gente que no vive como tú, que sueña con tener un techo bajo el que dormir, o esas dos piernas con las que poder bailar. Aquellos que sueñan con tener esos dos ojos que le permitan ver una simple puesta de sol, ver mundo, ver a sus propios hijos crecer... Aquellos que ni siquiera han oído el ruido de un trueno, de la lluvia, de las olas del mar, no han oído la risa de un niño, ni lo bonito que suena un "te quiero"...
Personas que sueñan con lo que nosotros no apreciamos, que han nacido sin la mínima posibilidad de elegir la vida que querían llevar.
Tú sin embargo eres dueño de tu destino, puedes decidir como quieres vivir, puedes escoger el color de la ropa que llevarás mañana, puedes vivir sin depender de una máquina que te dé oxigeno, puedes hacer tanto, que te olvidas de ello.
Debes tener claro quien eres, que quieres, que tienes. Si no es así, vuelve a leer este texto.

Un poco de esperanza

Todos tenemos problemas, unos más graves que otros. Pero, ¿Sabéis qué? Los nuestros siempre son los peores, los más graves de todos, los más difíciles de superar... ¿Por qué? Porque son nuestros. Y yo soy el primero que dice lo mismo, pero cada día me voy dando cuenta de que no somos tan desgraciados, que nuestros problemas comparados con otros no son tan terribles, y lo peor de eso es que no nos dejan disfrutar plenamente de la vida, de nuestra vida, de la única vida que tendremos. Por un absurdo y estúpido problema. Pero, hagamos una cosa, hagamos un trato, ganemos esta batalla, y no, no es una proposición, sino una obligación, la tenemos que ganar y ¿Sabéis? la ganaremos. Da igual lo difícil que te lo ponga la vida, de las veces que caigas, de las lágrimas que derrames, de las veces que te encalles, da igual, no te rindas, eso solo empeorará las cosas, creo que vales mucho más que eso. Y si, te tendrás que tragar muchísima mierda, pero la vida te acaba devolviendo lo que has hecho, de las huellas que has ido dejando. Tener problemas es humano, pero tenemos que aprender a afrontarlos y no huir de ellos, porque la huida nunca es la solución, el problema seguirá ahí y tarde o temprano te lo volverás a cruzar por la vida. Hacedme caso y quereros un poco más, superad vuestros problemas, alcanzad vuestras metas, haced que cada día sea algo nuevo, una nueva aventura, que tengáis ganas de salir y vivir la vida, que tengáis ganas de sonreír y de gritarle al mundo, al fin, que eres feliz.
Decirlo es muy fácil, probablemente después de leer esto no os va a solucionar nada, vais a continuar pensando lo mismo y vais a estar en la misma situación, pero pensad un poco, todo tiene solución, a veces está muy escondida, pero eso no quiere decir que no exista.

martes, 26 de febrero de 2013

Siempre nos quejamos

Nos quejamos, nos quejamos porque no nos gusta nuestro pelo o porque no nos sienta bien una camiseta. Nos quejamos de los enfados con un amigo o de tener mucho trabajo. Es algo natural. Nos quejamos.
Hay personas que realmente tienen problemas serios y que, a lo mejor, ni siquiera tienen solución. Existe gente que puede no llegar ni siquiera al ocaso de hoy. Esas personas, esa gente, no se queja. Son capaces de pensar que la vida es algo que hay que aprovechar y que no merece la pena pensar en todos los problemas que pueda haber sino que es necesario, y me atrevería a decir que imprescindible, plantarles cara y luchar. Luchan cada día sin rendirse y lo hacen con tanta fuerza que para mi resulta motivo de admiración.
No te digo que no protestes, si algo no es bueno para ti es innato lamentarse por muy pequeña que sea la razón. Lo único que digo es que más que sollozar debemos hacer frente a los problemas y tratar de seguir adelante sin que estos nos frenen, porque la vida es demasiado corta para desperdiciarla.


La vida es una oportunidad que recibimos para ser felices. Si ellos pueden, el resto también.

¿Cuál es el motivo?

Y cada vez me cuesta más escribir lo que siento, quizás me olvidé de escribir, o quizás ya no siento nada. A veces acelero, pensándome que nada me va a frenar, y no paro, llego a la máxima velocidad y, PAM, de repente me caigo y se rompen todas las ilusiones de llegar lejos, muy lejos.... Puede que mi felicidad se trate de acelerar sin saber cuando puedo parar, o tal vez se trata de aprender a andar sin necesidad de frenar.

lunes, 25 de febrero de 2013

¿Debería seguir con esto?

Hoy que debería ser un día feliz, es todo lo contrario. No tengo ganas ni de respirar, es ver una foto nuestra y se me hace un nudo en la garganta que no me deja respirar, aunqeu por otro lado podrían ser mis manos apretandome fuertemente el cuello, intentando abandonar este mundo que solo me causa dolor, y siempre por una persona que se entromete en medio cuando soy feliz. Nose si debería seguir con el blog, ya que no tengo mucho apoyo para seguir con ello. Dejarlo sería volver atrás, tragarme en dolor y las lágrimas, lo cual me tendría todo el rato en una gran agonía, pero por otro lado si sigo, todo me recordará a ti. La verdad, no se que hacer, porque el apoyo que e dabas tu con esto y con la música, no se puede comparar. Creo que debería seguir, pero nose... Nose si valdría la pena, si me ayudaría a seguir, o me hundiría más de lo que estoy... Es un circulo vicioso del que no se salir.

¿Existe el para siempre?

Esa historia, esa historia la cual empezó con risas, con miedos, con sonrisas, con sentimiento, con ganas de arriesgarlo todo, con pasión, acabó por ser ''solo amigos''. Dejar algo, por lo que has luchado tantísimo, duele bastante, por no decir una cantidad. Pero no todo es para siempre, de los errores se aprende, con la gente la cuál quieres tiras adelante. Pero lo que no entienden algunos esque si haces que alguien sea tu ''todo'', cuando se va, no te queda ''nada''. Y hasta que no estes seguro de que alguien sea tu ''todo'' no lo hagas, porfavor no lo hagas. Porque sino, estarás como yo, buscando razones por las cuales acabó lo nuestro, ¿Qué hice mal? ¿Era yo?
Y demás preguntas que rondaban por mi cabeza, pero,me he dado cuenta de una cosa. A veces hay relaciones, que son cortas, pero inolvidables, y eso es lo importante. No has de olvidar a esa persona con la cual has vivido tantas cosas. Simplemente, has de aprender a recordarla sin rencor, y llegar a ser su amiga, habiendo superado lo que una vez fue un ''nosotros''. ¿Moraleja de las rupturas? Sigue adelante con la gente que te quiere de verdad, la vida sigue, y encontrarás a más gente que te valoré mucho más, y que te quiera como a nada ni nadie, no obstante, yo creo que no la encontraré.

La positividad en la tristeza

¿Qué mejor momento para escribir, para inspirarte, para plasmar tus sentimientos en letras que cuando estás triste? Esos momentos en los que las lágrimas corren por tu cara superando con creces la velocidad de la luz, esos momentos en los que la vida dejó de ser de color de rosa, esos momentos en los que el amor, la familia, los estudios se complican...
Y es que en la vida hay momentos muy malos en los que levantar la cabeza cada vez parece más difícil cada día, pero tu deber es hacerlo, levantarte sonreír y seguir como si nada.. Duro ¿verdad? Sobre todo cuando esa mirada eternamente enamorada ha dejado de ser para ti, cuando esos labios ya no coquetean con los tuyos, cuando el roce de su piel con la tuya ya no le hace sentirse igual...
Ánimo, arriba. Los momentos duros son los momentos que valen para darnos cuenta de los amigos que tenemos, de qué clase de personas nos rodean, esos momentos tan complicados son los que nos dicen quienes estarán ahí el día de mañana. Que los momentos difíciles son los que nos marcan, nos hacen madurar y nos obligan a ver el lado malo de las cosas, que todo en esta vida tiene dos caras y nunca son las dos buenas.
Sí, la vida es una mierda, pero es lo que hay, es el precio por enamorarnos, el precio por perseguir un sueño, el precio por intentar seguir luchando contra la muerte hasta hartarnos de verdad, hasta que llegue nuestra hora de marcharnos y decir adiós con un par de narices, dejando huella en aquellos que si estuvieron cuando sobre tu mundo llovía.
Anota y ten en cuenta: por muy patético que sea, la tristeza es lo único que nos valdrá realmente en la vida, pues tu madurez intelectual vivirá de los momentos duros que pases en tu vida, tu madurez a nivel amoroso se alimentará de todas las relaciones fallidas y el madurar de tu cuerpo será el símbolo indiscutible de que ya has vivido cuantas penurias existen en el mundo.
Nunca se vive lo suficiente, nunca se tienen las experiencias suficientes y jamás se cometen suficientes errores, así que vive tan feliz como puedas y, cuando no puedas vivir feliz, en tu tristeza recuerda que gracias al motivo por el que lloras crecerás como persona.

Para ti, mi amiga

Entraste en mi vida por un sentimiento en común, en aquel momento eras para mi uno de los puentes que podría acercarme a mi sueño.
Aquel que anhelaba desde hacia tanto tiempo.
Pero poco a poco te convertiste en algo mas que eso, amiga compañera de alegrias y tristezas, de charlas y desvelos, mi eterna consejera, tantas cosas compartidas en tan poco tiempo.
Te doy las gracias por cada momento compartido a tu lado por brindarme tu compania en mis momentos malos y por estar ahi para darme alguna palabra de aliento o algun consejo. Gracias por permitirme ser parte de tu vida, por brindarme tu amistad, tu cariño y tu confianza y por ser merecedora de la mia, simplemente gracias por estar en mi vida y ser mi amiga.


domingo, 24 de febrero de 2013

La verdad de la mentira

El que dide mentiras tiene que tener una memoria proverbial. "Decir siempre la verdad hace que nunca tengamos que estar pensando en lo que dijimos". Pienso que esto no es sólo una gran frase, sino una verdad como un piano. Y es que sólo la verdad nos puede hacer libres.
Vuelvo a repetir que el que dice mentiras tiene que tener una memoria proverbial, porque siempre tiene que mantener la misma mentira para no ser descubierto y, por otra parte, expresar la verdad es de la única manera de verse libre de problemas circunstanciales ocasionados por lo que no es correcto.
Las mentiras continuadas se se acumulan unas sobre otras, y siempre ocurre lo que dice el viejo y sabio refrán: "Se coge antes a un mentiroso que a un cojo". !Qué gran verdad!.
Uno no puede defender varias cosas opuestas al mismo tiempo, porque entra en profundas contradicciones que son rápidamente descubiertas como productos de la mentira.
El que engaña a mucha gente acaba por engañarse a sí mismo. Y al hacer ésto toda su personalidad se derrumba y acaba siempre sumido en la miseria y la soledad, porque ya nadie le cree.
Recuerdo el famoso cuento del mentiroso pastor de ovejas que tenía la costumbre de reírse y mofarse de sus compañeros diciendo a grito pelado: "!Qué viene el lobo. Socorro. Auxilio. Ayudadme que viene el lobo!". Los demás pastores acudían prestos y rápidos al lugar para defenderle, pero se encontraban con el caso de que el pastor de ovejas les había mentido y se reía a carcajadas de los demás. Esto se repitió por muchas veces, hasta que llegó una ocasión en que el lobo vino de verdad y ante los desesperados gritos de petición de ayuda que lanzaba el pastor mentiroso, nadie acudió a ayudarle y el lobo se comió todas las ovejas.
Triste. Verdaderamente triste es ver que hay personas muy inteligentes esclavizadas por la mentira. Una mentira siempre tiene poca vida, aunque en principio parezca lo contrario, y una vida entera vivida con el disfraz de mentiroso lleva siempre a la destrucción de la persona,
La mentira te esclaviza porque siempre tienes que estar defndiéndola, mientras que la verdad no necesita para nada que se la defienda porque se mantiene siempre firme en sí misma.

Olvida la mentira

Las mentiras quieras o no se caen por su propio peso. Y ya es de tontos mentirle a alguien cercano, pero aún más de tontos es mentirse a sí mismo. Eso es una mentira que no sirve para nada. ¿Qué finalidad tiene? Yo por lo menos no le veo ningún beneficio, al contrario. Puedes acabar creyéndote esa mentira. A lo mejor sólo lo haces para sentirte mejor, o a lo mejor quieres con ello huir de una realidad que te atormenta.
Pero tarde o temprano volverás a abrir los ojos, y esa realidad de la que huías volverá a enfrentarse a tí con más fuerza que antes, te dolerá mucho más. Con mentirte a tí mismo sólo consigues retrasar una situación que te produce dolor, pero es inevitable que pase.
No te engañes, con esa mentira no solucionarás nada. Lo triste es que ni por esas consigues engañarte a tí mismo del todo, en lo más hondo de tí siempre estará esa realidad. Asique deja de mentirte a tí mismo, enfréntate a esa verdad que te duele o te asusta tanto... En serio, tarde o temprano te beneficiarás de ello

Carta a un amigo

-Querido amigo:
En esta carta quisiera darte las gracias por todas las cosas que has hecho por mi. Desde que nos conocemos, me diste la oportunidad de confiar en ti, una oportunidad que yo aproveché. Se que hemos tenido muchas discusiones, muchos enfrentamientos, pero todos se habían resuelto al día siguiente, aunque hubo uno que no, esa discusión que nos mantenía alejados, una discusión de la que desconocemos el motivo. Durante todo ese tiempo, yo sentí que me faltaba algo, sentía un vacío en mi corazón, que no conseguía llenar con nada ni nadie. Fue un tiempo donde cuando me ocurría algo no se lo decía a nadie, lo guardaba para mis adentros, los cuales me iban matando poco a poco, sin yo tener conciencia de ello. A día de hoy, eres como mi hermano, uno de los motivos por el cual todavía sigo aquí, luchando contra todos los obstaculos que se me ponen por delante, porque se que si yo no consigo llegar arriba para superarles, me tenderás la mano para subirme, y yo se que haría lo mismo. Podrá sonar raro en esta sociedad incrédula, en la que todo se juzga, pero a mi  me da igual eso, y tengo que decirte que te quiero. Desde que llegué nuevo, tu has estado apoyanodome, ayudandome, demostrándome que eres alguien especial, alguien que jamás olvidaré, y uno de los pocos verdaderos amigos que tengo. Se que leerás esto, y quiero que sepas, que allí donde te encuentres, por muy lejos que sea, no me olvidaré de ti, y aunque te encuentrés en la otra punta del mundo, estaré apoyandote y demostrandote que tu eres una de las personas más importantes que hay en mi vida.

Un saludo, y recuerda que yo siempre estaré ahí.

Una amistad eterna

Me gustaría decirte muchas cosas, pero empezaré por agradecerte todo. Me comprendes, me ayudas en los momentos más difíciles, me aportas todo el cariño que puedes llegar a ofrecerle a alguien y me garantizas tu eterna amistad. Por eso, querría decirte que te quiero mucho y que a pesar de los mosqueos que pillemos a veces, siempre me tendrás aquí para ayudarte en todo lo que necesites. Si necesitas hablar con alguien, llámame; si necesitas llorar, estaré a tu lado siempre para que puedas hacerlo tranquilamente; si quieres que te hagan feliz, no tienes más que buscarme, ya sabes dónde encontrarme; y si quieres tener a alguien a tu lado para siempre... No tienes ni que pedirmelo, porque allí estaré yo.

El olvido de la amistad

La amistad no correspondida, con el tiempo lentamente se va desvaneciendo,
se desvanece como una estrella se desvanece en el oscuro cielo de la noche,
ojala se pudiese evitar, pero como evitar lo inevitable,
jurarse amistad cuando la amistad nunca existió. La amistad duele más que el amor,
pues no hay amor más verdadero que el de la amistad,
pasa el tiempo y tu amistad se debilita cada vez más y más, lo siento en mi pecho
y cada vez más fuerte lo siento pues cada día tu vas olvidando
más y más lo que significa tu amistad para este pobre corazón.

sábado, 23 de febrero de 2013

Cada segundo cuenta

Para muchos es la fraccion del tiempo para otros es la vida o la muerte y para los demas .. solo eso. Muy poca gente se da cuenta de la importancia que tiene; no se dan cuenta de que somo vulnerables, dóciles a esa pequeña parte del tiempo. Si vieramos y sintieramos por segundo, aprenderiamos más de la vida, disfrutariamos más, seriamos mas humanos respetariamos al tiempo como a nosotros mismos. Pero como siempre nos cerramos en lo que pasa, en lo que hacemos y decimos, pero pocas veces nos fijamos en lo que sentimos. Somos victimas de una vida llena de rutinas creada por una sociedad presionada por el dinero o por lo material, más por necesidad que por gusto. Mi idea de disfrutar segundo a segundo, momento a momento, van mas alla de la tertulia. A lo que me refiero, es a hacer lo cotidiano con los ojos, con las manos, con nuestro cuerpo. Es ver, sentir, pero con el corazon. Se que suena fácil, pero hacerlo es lo que muy pocos hacen porque se rinden antes de llegar a su meta.

La absurdez de los humanos

Somos absurdos, somos realmente seres idiotas. Poseemos inteligencia, pero la utilizamos para destruir, robar, matar,atacar, conquistar. Poseemos sentimientos, pero no los demostramos a la hora de torturar, de mandar, de reinar. Poseemos demasiadas habilidades, demasiados privilegios que no sabemos utilizar, que en su gran parte utilizamos para día a día destrozar este gran mundo un poco más. Sí, lo repito, somos seres idiotas y absurdos. Deberíamos darnos cuenta de una vez de la situación actual, y luchar pacíficamente contra ella, erradicar toda la basura, alejarla, mandarla bien lejos, comenzar una nueva era sin terrorismo, sin corrupción, sin tanta maldad y crueldad. Una nueva etapa en la que se luche pero tan solo por alcanzar la felicidad y todo esto de una forma ética. Si todos diésemos un pequeño paso podríamos cambiar todo eso. Por otra parte, siempre nos estamos complicando, buscando siempre el lado malo, estamos realmente buscando una razón por la que llorar, por la que estar mal, ¿Como puede ser posible? Gente va, gente viene, y solo la que se queda a tu lado y te lo demuestra, es de verdad aquella que merece la pena. Todo lo demás es sufrimiento totalmente innecesario. Avancemos, hagamos madurar a la sociedad. Limitémonos a encontrar la felicidad.

Vengo del futuro

Vengo de vuestro futuro, soy una llamada de atención, un experimento, soy el único que yo sepa. por el momento, no hay forma de que otros me sigan, si fracaso… fracasará mi petición de auxilio para vuestro futuro, para nuestro presente.
Estamos sometidos a una minoría que vive a nuestra costa, disfrutando de lo mejor de todo lo conseguido por la humanidad, simplemente todos trabajamos y ellos nos manejan. tienen el poder.
En mi tiempo la humanidad, la sociedad está dividida en varias castas, si tienes la suerte de nacer o acceder a la casta dominante podrás disfrutar de una vida en la que además de mandar sobre el resto, vivirás a su costa sin el mínimo esfuerzo, nacer es pura suerte, acceder es mucho más difícil, es una casta cerrada, sus secretos son absolutos, su dominio…. Total.
Tienen el poder único de la dominación de la mente a través de la información, y nos guían siempre indefectiblemente hacía donde quieren o desean llevarnos, son dueños de las leyes ellos las hacen a su antojo siempre a su servicio, ellos tienen el poder del gobierno, tienen el poder de las armas, tienen el poder de decisión y no podemos hacer nada por cambia… ya no.
El resto solo trabajamos para que ellos vivan.
He venido a vuestra época pues es ahora cuando podéis hacer que esto cambie, vosotros podéis cambiar nuestro destino y no dejar paso al inicio de un proceso que abocará irremisiblemente a nuestro futuro de frustración.
¿Cómo voy a preveniros contra ellos?, llevo poco tiempo en vuestra sociedad, y ya he podido apreciar que tenéis muchas voces que ya os están llamando la atención sobre ellos, solamente tenéis que ser fuertes y luchar, solamente tenéis que cambiar las leyes, nosotros ya no podemos.
Es muy sencillo, no dejéis que os manejen, no dejéis que os dominen, crear leyes para que paguen por los daños ocasionados a la sociedad a la que se supone que sirven, no dejéis que salgan inmunes por los daños que causen… hacer que paguen os lo repito es muy importante, no dejéis que se hagan fuertes en el poder… podéis dominarlos, usarlos, que ellos no os utilicen a vosotros, crear mecanismos para que seáis vosotros quienes hablen y manden... No ellos, mantenerlos siempre en un número mínimo, el suficiente para que su trabajo se realice, y vigilad que lo hagan bien.
Los políticos son los parásitos de una sociedad sometida a sus antojos, con sus desmanes os ahogan, y así pueden vivir a vuestra costa multiplicándose, os llevan a la ruina mientras ellos viven alegremente de vuestro trabajo.
Actuar ahora que podéis, antes de que sea demasiado tarde, aún estáis a tiempo.

Prohibido morir

Si algo nos ha ido inculcando esta sociedad de consumo voraz, llena de fatigas mercantilistas y anhelos abobados, es la idea de hacernos creer que la muerte no existe. En vez de fomentar libertades para el individuo, los gobernantes nos quieren vender una supuesta seguridad que haga que pensemos que jamás llegará el día en que nuestro cuerpo sea recomido por los gusanos y los afeamientos, y nuestro espíritu vaya a parar a las manos lustrosas de la infinitud y las reminiscencias de lo inimaginable. Morir no está de moda por mucho que los góticos se partan el pecho en reivindicar tal “evento”. No nos permiten morir aunque vivamos en una sociedad que tiende a la inmolación y al desapego. La muerte vende poco o nada porque carece de glamur y buenas maneras, por tanto, mejor es adiestrarla a base de indiferencia y persuadir por todos los medios a la ciudadanía de que no es más que un cuento chino, un rumor basado en hechos casi reales y poco más. La sociedad actual nos hace pensar que se mueren los otros, nosotros no, y muy debilitada y equivocada debe estar una sociedad así, que detesta y aparta de nuestros actos y pensamientos algo tan natural e ineludible como el fallecimiento. Cabe esperar que dentro de poco nos encontremos en los hospitales y en los tanatorios con carteles en letras rojas que recen: “Prohibido morir: Usted tiene mejores cosas que hacer”. Evidentemente. Mejor es pensar en cómo diablos vamos a pagar la hipoteca a 50 años, cómo llegar a fin de mes sin vociferar angustias y verter lágrimas, cómo mantenernos cuerdos al ser conocedores de que el colesterol nos obstruye calladamente las arterias, al tiempo que la ansiedad nos desgaja las pupilas y nos provoca taquicardias que van y vienen, y las 16 horas de curro diario hacen que padezcamos un dolor de espalda digno de ser encerrado en la legendaria Caja de Pandora. No nos permiten morir porque no hay tiempo para ello, porque hay muchas deudas que pagar. Nuestro mejor cometido es el de ser productivos sin rechistar, sin criticar las condiciones, llegar a casa acongojados, ponernos durante una hora delante de la caja tonta para apreciar los nuevos problemillas de La Esteban, y enseguida acostarnos al lado de nuestra impávida pareja. Posiblemente seamos, hoy más que nunca, burros de carga que se creen libres y cumplidamente saludables, cuando no somos más que abatidos mortales ávidos de descanso eterno.

La desevolución humana

Con todo lo que está cayendo de la crisis, uno se para a pensar y hacer balance de la vida: ¿Por qué llegamos a esto?. Se supone que el hombre debe mejorar con el tiempo. Hemos superado etapas, unas más difíciles que otras pero lo normal es que los hijos vivan mejor que lo hicieron los padres a su edad. La ciencia avanza, también lo hace la sociedad y la economía. Y sin embargo nos encontramos en un momento a las puertas del siglo XXI, donde todo parece que se derrumba: los sistemas económicos, los políticos, las estructuras de la sociedad, los principios, los derechos humanos. Todo empieza a transformarse. Las prioridades personales y sociales cambian, y no creo que a mejor. Para mí es preocupante porque da la impresión que la humanidad se ha relajado, ha bajado la guardia y se ha vuelto conformista. Yo creo que esa es la peor de las actitudes. ¿ Se avecina un nuevo mundo? o ¿ Se acaba el que tenemos?. No pretendo ser catastrofista, simplemente me limito a ser un observador, profundo, detallado que quizás se anticipe a los acontecimientos, pero mi impresión es que la sociedad está atrapada por los cánones políticos en donde unas personas que pertenecen al grupo de los dirigentes , están fuera de la realidad y cada vez más alejados de la solidaridad humana, del hombre y sus problemas. La gente se queda sin comer y los dirigentes mundiales, le dan todo el dinero a los bancos, incluso el nuestro.

Una caida incesante

Que se podría decir de los desaucios que ya no se sepa. Desde mi punto de vista, es una autentica aberración, una forma de demostrar que este sistema político es un autentico desastre, no obstante, cuando empecé con este blog, me prometí a mi mismo que no hablaría de política, pero y no puedo aguantar. El otro día sentí vergüenza ajena al ver como quieren sancionar a un bombero la A Coruña por negarse a desauciar a gente de su casa, mientras nuestros "queridos" políticos, esos que la mayoría de españoles han votado, nos están llevando a los tiempos de nuestros abuelos, ¿Y nosotros que hacemos? Pues la gente sale a la calle a luchar por un futuro para sus hijos, sin embargo, los polícos están en su casa riendose de nosotros. Esas plataformas ciudadanas que han nacido a raiz de estas cosas, como por ejemplo Stop Desahucios, son muchas veces la salvación de alguna familia, o sino, que se lo pregunten a las familias que no ham sido desahuciadas gracias a la gente que forma Stop Desahucios. Os dejo una metáfora para que reflexioneis, y me deis o no la razón.
Estamos cayendo en picado, y no encontramos como abrir el paracaidas.

viernes, 22 de febrero de 2013

Erradicar el estrés

Son muchas las circunstancias o factores que te colocan en esta situación tan incomoda, y se que muchas veces has sentido la necesidad de salir corriendo y huir de todos esos problemas que influyen y te llevan a un estado de estrés o depresión, nadie dijo que la vida era fácil y menos que las cosas te van a salir siempre bien, el mundo esta lleno de retos, así como de gente que se atreve afrontarlos y a luchar cada día por ese sueño o esa meta que se ha trazado, siempre encontraras obstáculos los cuales hay que saber manejar y evadir con inteligencia para que no vuelvan aparecer, tienes las herramientas suficientes para superar cada uno de ellos, solo basta con abrir tu mente hacia cosas nuevas, procesar información de utilidad para tu vivir diario, y sobre todo mantener un autoestima alta para que nada destruya tus deseos de salir adelante por encima de cualquier adversidad. Mantener una sonrisa en tu cara, aumenta ese deseo de continuar luchando por lo que quieres por mas complicado que parezca, hoy comparto la ideología de que una mente abierta, o pensar de una forma flexible te enseñara a entender mas el actuar de la sociedad y te dará la capacidad de diferenciar la información útil para ser mejor persona y medir tu comportamiento ante el conglomerado de personas que conforma esta sociedad, así lograras estar en armonía contigo mismo y siempre le brindaras una sonrisa a la vida, en cambio si te centras en una mente dogmática que teme a los cambios y a procesar información nueva que le ayude a comportarse de una mejor manera en la sociedad, por temor a ser juzgado por su actuar, jamas lograras alcanzar lo que te propones, andarás siempre en controversias con los demás por preservar el orden y las leyes estrictas de que las cosas son como tu dices o como te las enseñaron, y que nada en el mundo puede cambiar de la noche a la mañana, este pensar rígido siempre te llevara a un estado de estrés o depresión, mira tu forma de actuar y compárala con lo que estoy plasmando en este texto y te darás cuenta en que posición estas y hasta donde puedes llegar, te invito a que te hagas una autoevaluacion de tu forma de pensar y de comportarte en publico, ¿será que tu mente es flexible o rígida ? ¿será que sabes escuchar a los demás primero antes de juzgarlos ? en todo caso quiero inducirte a que te atrevas a cambiar tu forma de pensar y recuerda siempre mantener una sonrisa en tu cara ya que esta es una de las mejores terapias para erradicar el estrés.

No me sueltes

Me enamoré de ti porque tu me amabas cuando yo no tenía la suficiente fuerza para amarme a mi mismo, donde yo veía defectos y complejos, tu veías perfección, y cada vez que me dices te quiero, siento que me quieres más de lo que puedo desear.
Si, se que a veces puedo ser la persona mas pesada del mundo, pero es porque te quiero y te necesito, porque me enamoré sin ningún remedio y eso que ya te había avisado, te dije "no me dejes enamorarme de ti" porque lo estaba viendo, sabía que pasaría y ahora mi dependencia hacia ti, es la peor droga de todas, pero recuerda, estabas advertida.
Y no, por supuesto que no eres perfecta, pero haces que mi día a día tenga sentido, que haya un motivo para levantarme todas las mañanas, que viva con ansias esperando los viernes para poder estar contigo, haces que tenga ganas de vivir.
Por favor no me quites nuestras tonterías y locuras, no me quites esos besos, no dejes de protegerme, no dejes de quererme, no me sueltes nunca.

Entender a una persona

Entender a una persona es saber que responder en cada momento sin causar daño, saber lo que va a responder antes de que lo haga, no creerse los "Estoy bien" cuando de verdad no lo está. Es esa persona que confia en ti, la que mas seguridad te genera, aquella que hace que la vida sea algo más que llorar, y que cualquier obstáculo se haga insignificante. Esa persona es un tesoro, y jamás debería dejarle marchar, porque cuando menos lo esperas, está ahí para ayudarte sin esperar nada a cambio. Ese es el mayor motivo para vivir, porque sabes que a pesar de todo, siempre estará y jamás dejara que te pase nada malo. Yo tengo esa persona, y se que jamas la voy a dejar marchar, porque es muy valiosa.

Afrontar problemas

Todos tenemos problemas, y muchos de ellos no son por un acto voluntario, ya que se pueden expresar en forma de enfermedades y demás. Todos sabemos que la sociedad es tan ignorante, que trata de diferentes a esas personas, como si no llegasen a entender lo que les decimos, como si procediesen de otro país, y no son así las cosas. Quedan pocas personas, y yo me incluyo en ellas, que tratamos de igual forma a esas personas. Además de eso, también podemos observar que la gente no asume los problemas, y eso es algo grave, porque eso significa que si un día te ocurre algo grave, van a pensar que es algo normal. Una persona que tiene una pareja con esos problemas, y no lo termina de asimilarlo, que piensa que no tiene nada, y que todo eso es palabrería, no sería la persona más adecuada para estar con alguien que tiene ese problema, ya que podría pensar que es una carga, que es diferente a los demás, y podría incluso causarle problemas a la hora de contar o no a su pareja algún nuevo problema que tenga. No obstante, debería tener una pareja que le entienda, que sepa entenderla, que la apoye en todo lo que necesite, y que tenga asumido los problemas de su pareja, porque eso es muy importante.

jueves, 21 de febrero de 2013

El valor de los abuelos

Son esos seres entrañables que impresionaron nuestras infancias. Siempre hay dos versiones sobre los abuelos: la que los eleva a la categoría de héroes mitológicos familiares y la que los relega al último escalón de lo práctico. Los abuelos y las abuelas son algo así como dos nacionalidades en el interior de nuestras almas, pero están unidos en una misma significación: la esencia de lo primario, lo sustancial, lo heroico, lo enraizado en el más profundo rincón de nuestras antesalas.
Los abuelos son esos seres impenetrables a los que sólo llegamos a conocer cuando ya se han ido... al parque de la soledad... al anillo de los desaparecidos... al otro más allá de nuestras conciencias...
Es entonces, y sólo entonces, cuando entendemos su verdadera dimensión y vemos en el abuelo, en la abuela, que eran algo más. Algo más el abuelo. Algo más la abuela. El abuelo era algo más que una pesadilla. La abuela era algo más que una molestia.
Pero... ¿quiénes son los que se dan cuenta de ello?. Concentrados y absorbidos por los teoremas primordiales de la ludopatía general se impone solamente la imagen, y el abuelo y la abuela quedan desterrados de su verdadera patria, la familia, siendo ahora emigrantes de la globalización que perviven en las plazas, en las calles, en alguna que otra residencia... y allí guardan su memoria y callan, callan, callan... esperando que alguien recupere su voz para la vida. O quedan simplemente varados.
Y luego, cuando mueren, cuando ya nunca más estarán a nuestro lado en esta bendita tierra de la colmena común, la aldea global, haciendo eco de todos los umbrales de sus propios ecos, quieran definir... entonces, y sólo entonces, comprendemos y entendemos a los abuelos.
Tarde. Es demasiado tarde para devolverles sus mágicas mitologías familiares. El antaño ya es un tren que partió hacia la parada del destino inalcanzable. Tarde para poder despertar al abuelo de su siesta impenetrable. Tarde para poder despertar a la abuela de su sueño eterno. Y se quedaron dormidos en las plazas, en las calles, en alguna que otra residencia... mientras las palomas comen ahora pedazos de pizza a la italiana, croissant mojados en el glamour de los yogurines... porque ya no hay manos, envejecidas y callosas, que les ofrezcan simples migas de pan...
¿Y qué dicen de todo esto los famosos filósofos miopes y los no menos famosos sociólogos de la posmodernidad? ¿Qué argumentan los habladores de las aldeas globales que lanzan sus ecos a todos los confines de la Tierra?. ¿Qué opinan los sabios del conocimiento superior, de los masters y los curriculum impecables, sobre la incógnita ausencia de los abuelos y las abuelas familiares?. Nada. Ellos siguen publicando, pregonando, promocionando "La muerte de la familia".
Y a los abuelos y abuelas de las plazas, de las calles, de algunas que otras residencias, sólo les queda el consuelo de que algún día llegue el poeta y les narre un cuento... Un poeta que le devuelva la vida de la palabra y de la magia, del relato junto al hogar... Un poeta urbano o suburbano pero... al fin y al cabo... un poeta que honra la doble nacionalidad de los ancianos.

Madres

La vida es bella con solo el hecho de tener una madre… No solo nos dio la vida si no es la que nos saca adelante, la que nos ayuda con los trabajos, nos cuida cuando estamos enfermemos y muchas cosas más que a veces no les damos importancia…Madre es la persona que nos da esperanzas la que nos enseña a luchar y la que nunca deja que olvidemos nuestros sueños… Es un ejemplo de vida y tenemos que estar agradecidos por permitirnos ser sus hijos… Sepámoslas valorar porque sin ellas nuestra vida no sería la misma.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Pura realidad

Una decepción tras otra, y lo único que se te ocurre es dejar a atrás todo el amor, todo tipo de sentimiento que te pueda dañar, que te pueda hacer daño una vez más. Piensas que eres fuerte, que puedes seguir sin nadie a tu lado, y es cierto, tu puedes. Pero cuando descubres que todo lo que pensabas, todas esas esperanzas, todas esas ilusiones estaban en una nube y ves como han caído al vacío, te das cuenta de que no eres tan fuerte. Cuando te das cuenta de que ya estas dañado, pero viene otra persona a dañarte aun más. Te das cuenta de que a la gente le da igual como estés por dentro, con tal de que cuando te vean sonrías y finjas ser feliz. Feliz, es algo de lo que tu hace mucho tiempo no sabes. Supones que es esa felicidad a la que tienes miedo. Si, tienes miedo de volver a sentir felicidad, de volver a sentirte tan bien que al final todo vuelva al inicio, a aquel vacío. Por eso no quieres estar con nadie, porque te pueden dañar, pueden hacerte tanto daño que acabes otra vez en aquella oscuridad. Y tu coraza cada día se hace más y más grande, y a cada minuto que pasa, te va invadiendo. Ya no eres tu mismo, sino un pequeño chico con miles de miedos, cada día una duda nueva y con millones de preguntas a las que nadie da respuestas.

La importancia de compartir

Cuando uno es joven no piensa demasiado en la muerte o en todo caso se ve como esa desgracia que les pasa a los demás. Pero el tiempo pone a todo el mundo en su sitio y la vida se encarga de enseñarnos, poco a poco y con dolor, que la muerte es tan compañera del hombre que vive a su vera desde el momento mismo del nacimiento. Nacemos para morir y así es; cuanto antes lo aprendamos mejor será porque también tendremos más oportunidades de apreciar la vida como algo bueno y por tanto, breve.
Siempre he pensado, hasta que empecé a perder a seres queridos, en la ceremonia que acompaña a la muerte como algo aburrido, innecesario y de alguna manera un poco masoquista. Pero una vez más, estaba equivocado. Es muy importante, y lo supe cuando me tocó vivirlo en carne propia, tener al lado el consuelo de parientes y amigos cuando estamos trastornados por el dolor de haber perdido a alguien importante en nuestras vidas. Por eso ahora, y esto debe ser una señal más de decrepitud, como las arrugas, las patas de gallo y los dolores de huesos, no dejo de acudir nunca a consolar a alguien que represente algo para mi y que haya perdido a un ser querido. Lo demás; las fiestas, las copas, las reuniones festivas, se celebran con todo tipo de gente. Pero para los momentos de dolor, que me dejen a mis amigos, a esos que me quieren de verdad y que me aceptan como soy; queriéndome no por mis muchos defectos, pero si con ellos, porque vienen en el lote.

martes, 19 de febrero de 2013

Aprender en la vida

Todo se ha quedado clasificado en un mero intento de todo aquello que fui e intento cambiar porque no me ha servido de nada. Tras muchos y variados errores no he aprendido nada por no ser lo que la gente quiere que sea, dicen que nuestros cambios son continuos pero nuestra esencia es eterna.
Puedes llorar, reír, saltar, gritar, olvidar, memorizar, organizar, amar, equivocarte, arrepentirte porque todo ira unido de los mismos lazos, todo depende de quien seas y de lo que quieras ser, pero no depende de ti, depende de lo que has vivido y te ha marcado tanto que has crecido y forjado una personalidad a partir de ahí. No intentes empezar de cero porque es imposible borrar, simplemente toma nota.
Es triste ser quien no quieres ser porque no valoran lo que ahora eres pero por encima de todas las cosas debes de pensar primero en ti porque como tu te quieres nadie lo hará.

lunes, 18 de febrero de 2013

La magia de leer

Lectura, una palabra que para muchos es signo de aburrimiento, sin embargo para otros, y yo me incluyo entre ellos, es un gran entretenimiento y una forma de adquirir conocimientos. De pequeños nos encantaba que nos leyeran libros, y esos libros nos divertían, nos hacían dormir, pero casi siempre queriamos que nos leyeran otro por el simple hecho de que nos apasionaban. A medida que pasa nuestra vida, una parte van dejando de leer, es más, tu les hablas de un libro, y lo único que piensan es si habrá película para no leerse el libro, pero los libros esconden una magia en su interior. Esa magia es la que hace que aflore la imaginación mientras leemos, la que hace que nos adentremos en la incertidumbre de que será lo que pase después, ese enigma que nos atrapa, y no obliga a seguir leyendo para no perder el hilo de la historia. Por esa razón yo os digo; Un libro es algo que nos aporta conocimientos a la vez que nos entretiene, y si te gusta leer, no tengas miedo a decirlo, porque un libro, es un objeto muy valioso, algo que si se trata con cuidado, puede irse heredando de generación en generación, y así saber lo que se leía en ese momento. Disfruta de la lectura, porque es algo que no hace daño al cuerpo y te entretiene.

El valor de un regalo

Un regalo puede ser de gran valor, muchos dirán que solo es algo material, que de esa forma no se demuestran los sentimientos. Y yo os digo, ¿Cuándo erais pequeños y recibiais un regalo no se os quería? ¿Cuándo llega San Valentín, no se os hace un nudo en el estomago cuando se os da un regalo? Es algo muy simple, y si, es un objeto material, pero si sabes cuando es el momento perfecto para darle, puede que se convierta en parte de tu vida, algo que jamás olvides, el recuerdo de una feliz historia. A mi personalmente, me gusta regalarle cosas a mi novia, pero también la demuestro mis sentimientos cuando la poyo en todo momento, cuando la escucho, cuando la beso, la abrazo, etc. Siempre ha habido malas lenguas, y siempre las habrá, pero mientras exista el amor verdadero como el de Romeo y Julieta, da igual que regales o no cosas, porque tu pareja sbrá de sobra que la amas, y un regalo en el momento perfecto, puede ser algo que jamás olvide, y sea un motivo por el cual jamás te olvide.

domingo, 17 de febrero de 2013

Los hermanos

Hermanos, una palabra que solo la entendemos los que tenemos, porque los hermanos son tus mejores amigos, tus guardaespadas, tu pañuelos, pero sobre todo, son parte de ti. Los que tenemos hermanos somos afortunados por ello, y una ejemplo de ello es que si eres el pequeño, la primera persona que va a ser tu idolo es tu hermano mayor. Os preguntareis que por qué, y es muy sencillo, el mayor siempre esta ahí cuando necesitas ayuda, te hace reir cuando estás triste, y como todo hermano mayor, te hace rabiar, pero a lo largo del tiempo te das cuenta de que por mucho que te haya hecho rabiar, te haya pegado o te hayan castigado por su culpa, es tu hermano. Si nos paramos a pensar un momento, nos preguntaremos, ¿Cuántas veces se a quedado sin cosas? ¿Quién le ha hecho caso a ellos cuando nosotros nacimos? y lo que más deberiamos pensar, ¿Por qué después de todo eso, nos quiere? Todas esas preguntas tienen la misma respuesta, y es que cuando tienes un hermano, la mitad de nuestro corazón es suyo. Si lo pasa mal, nosotros lo pasamos mal, si ellos están felices, nosotros estamos felices, y cuando no les tienes al lado, notas un gran vacio. Por eso deberiais recapacitar como hice yo, y deciros a vosotros mismos, "Tener un hermano es tener un tesoro, y yo tengo uno". No penseis que os van a hacer mal, porque un hermano jamás querra hacerte el mal, asi que aprovecharles ahora que podeis, porque el tiempo no se detiene.
Yo tengo un tesoro, ¿Y tu?

El cerrar un capítulo

Cuando cerramos un capítulo, nuestro cuerpo experimenta una extraña sensación que mezcla miedo, tristeza y nerviosismo. Esa sensación nos invade por completo y a veces incluso nos hace retroceder a la última página donde a pesar de que es donde se ha cometido el error, nos sentimos mas seguros. De ahí la frase de que el ser humano es el único que tropieza con la misma piedra dos veces. Después de esa sensación vienen las negativas: "no podré seguir" "no me veo capaz de hacer esto" "no lo voy a olvidar" y llega un punto en que de verdad creemos que no vamos a poder seguir adelante con nuestras vidas en un nuevo capítulo. Unas veces es porque nos gustaba el anterior capítulo demasiado, otras porque alguien ha quedado anclado en ese capítulo y queremos que siga con nosotros aunque sepamos que es imposible. La tercera opción es más complicada, porque lo que nos pasa es que tenemos la cabeza totalmente preparada para el cambio, pero el corazón... el corazón no está minimamente preparado para el cambio y creamos una cruzada entre cabeza y corazón. Aquí se nos echa encima una pregunta "¿por cuál me guío? Y parece que la parte uno del proceso, miedo, tristeza, y nervios, nos persigue. Mi truco ante esto siempre es el mismo. Lanza una moneda al aire y elige, cara continuo, cruz, me quedo. Y lánzala. Independientemente de lo que salga, antes de que la moneda regrese a tu mano ya sabrás cuál es tu decisión. ¿La tienes ya? Pues no sé a qué esperas para dejar ese miedo atrás. Si el cuerpo te pide que corras, corre.

La familia

Familiares…
Son los que nos tocan, no podemos elegirlos, no podemos no quererlos, siempre está el típico día que no quieres ir a visitar a uno por qué prefieres irte con tus amigos, o simplemente prefieres vaguear en casa. Yo sinceramente doy un consejo, ves siempre que puedas a verlos, pásalo bien con ellos tanto con tus amigos. Porque lllegara un día en el que por algo el destino os separe, o simplemente por una enfermedad no pueden ser ellos… Quiérelos, ayúdalos, siéntelos, te quieren, pero no podrás tenerlos siempre o tanto tiempo como a tus amigos. Aprovéchalos mientras los tengas.

Los padres

Mis padres puede que no sean perfectos, ni sean los mejores del mundo, y seguramente han cometido errores, y lo seguirán haciendo. Pero no existe un libro que enseñe a ser padres, sino que tienes que ir aprendiendo por el camino, con experiencia (y algo de paciencia.). Y cuando eres hijo único, primero o el más pequeño, eres tú quien aprende de ellos. Puede que hayamos tenido nuestras diferencias y nuestros problemas, pero gracias a ellos, soy lo que soy ahora, y estoy muy orgulloso de ellos. Me enseñaron y dieron valores importantes para mi vida, y se lo voy a agradecer siempre. A pesar que no es algo que nos digamos, los quiero, porque sin duda me dieron la vida y lo más importante y valioso para mí. Tenemos, mejor dicho, debemos aprovechar cada segundo que pasemos a su lado, y demostrarles nuestro amor. Sé que suena cursi y la mayoría de adolescentes pasan de ello, yo mismo me incluyo, pero, en un futuro, cuando nos falten, les vamos a echar mucho de menos. Y es normal, quieras o no ellos van a ser las únicas personas que SIEMPRE, pase lo que pase, y hagas lo que hagas con tu vida, te van a querer.

La amistad

Hoy he pensado ¿que es la amistad?o mas bien ¿que necesitamos para ser buenos amigos?.La amistad es algo que aparece cuando varias personas crean un lazo inseparable que aunque haya miles de discusiones, enfados, peleas....siempre estan ahi.....porque en la vida...todo se muere, todo acaba, pero una amistad fuerte y sincera siempre permanece....da igual el tiempo recorrido juntos da igual si es tu amigo de toda la vida si lo conoces hace dias o hace años, porque si de verdad es amistad no se va.....
Los buenos amigos se cuentan con los dedos de una sola mano..ellos son los que te dan los buenos dias y te sacan una sonrisa, los que pese a todo el mal que hayas hecho ellos te van a proteger y ayudar eso son amigos... Y yo tengo muy buenos amigos

Mi locura

Y es que tú,
me volviste loco de amor.

Y es que tú,
me haces respirar.
Por que tú,
me quieres.
Por que yo,
también te quiero.

Y es que yo soy,
una sombra
si no estás tú.

Por que tú,
dejaste huella
en todo mi ser.

Y es que tú,
eres el aire que respiro.
Y es que yo,
no puedo vivir sin ti.

Por que yo,
de tu dulzura me enamoré.

Y es que yo,
me volví loco de amor.

Solo tú

Me he topado con senda hermosura.
Una mujer hermosa que me ha arrebatado el alma.
En ese tremendo suspiro que di.
Cuando termine de besarla.
El viento de aquella noche fue nuestro manto.
En el cual ella y yo nos hemos arropado.
Y las estrellas y ese hermoso cielo.
Fueron nuestro acompañante mas certero.

Por dios niña, me has arrebatado el corazon.
Solo quiero estar contigo, ya darte mi amor.
Quiero que nos callemos y miremos a los ojos.
Quiero que nos perdamos en por siempre nosotros.
Vaya señor, mejor regalo no me pudiste haber dado.
Aquella niña estando entre mis brazos mientras,
Yo la protegia y ella se dejaba proteger.
Yo la amaba y ella se dejaba querer.

Es por eso que llegue a la conclusion.
De que bella es la vida cuando se vive con la mas perfecta creacion de Dios.
Es una hermosura, y te atrapa con su inmensa ternura.
Se le dice mujer y se que es la mayor dulzura.

Que felicidad me da este amor correspondido.
Besarla a ella y querernos hasta que no tenga sentido.
Ir hasta el fin del universo cuando andamos juntos.
Ahogarnos en amor cuando nos vemos a los ojos.

Por eso aprovechare cada momento contigo.
Te encontrare en cada momento que sientas que tu vida no tenga sentido.
Niña, prometo amarte y nunca dejarte en el olvido.
Quiero abrazarte y protegerte el resto de la vida, el resto de los siglos.

Va por vosotros



Tengo que confesar que cuando abrí este blog, no creía que tendría tantas visitas en tan poco tiempo, pero lo que si pensé que me ocurriría es que la gente se reiría de mi, me llamase marica, tonto, etc. Pero me e dado cuenta de que no es así, y la verdad es que estoy muy feliz de ello. Se que no os va a importar mucho lo que estoy escribiendo, pero el hecho de escribir esos textos y no recibir ningún insulto ni bejación, sino que e recibido alagos, me estoy animando cada vez a escribir más textos que espero que os gusten. Como no quiero aburriros mucho, solo me queda daros las gracias a todos aquellos que leeis mis textos. Muchas gracias.

El "¿Por Qué?" del olvido

Me pregunto cuántas cosas he borrado de mi memoria sin querer. Cuántos recuerdos se me han traspapelado entre nuevas historias que se almacenan ahora en mi cabeza. ¿Olvidamos porque sí? ¿Hay algún motivo oculto que nos haga olvidar? Quizá alguna parte de nuestro cerebro estará programada para eliminar los momentos que no queremos volver a vivir mediante nuestros pensamientos. O incluso puede que seamos nosotros mismos, de manera inconsciente, los que evitamos algunos de esos recuerdos. Echo la vista atrás y se me quedan muchas cosas en el aire. Puedo visualizar momentos concretos, pero ¿Cómo se qué no se me escapa nada? ¿Cómo se si esos recuerdos están completos? Siempre hay una nube, traslucida, que nos dificulta la visión completa de esa figura que queremos descubrir.
Me voy por las ramas. Sólo tengo la extraña sensación de que nuestro cerebro tiene mucha más capacidad de la que nos deja útil. Ojalá tuvieramos la capacidad de elegir que olvidar y qué no. Ojalá nuestra cabeza funcionara como un ordenador y su dico duro, Dónde nosotros mismos decidamos qué almacenar y qué no. Ojalá hubiera un botón y pudiera borrar a esas personas que me han hecho daño y a cambio recobrar esos momentos de mi infancia que cada vez están más lejos. Saltar a otra dimensión dónde poder volver a revivir aquellos tiempos pasados que dicen que fueron siempre mejores. Y lo fueron. Si que lo fueron, al menos por ahora.
La invisibilidad de la palabra olvido. ¿ Por qué recordamos algo que significa “no recordado”? . Siempre me refugio bajo el escudo de la retórica; pero a veces es la única forma que tengo de encontrar una única respuesta. El olvido es una forma de aliviarnos. De aliviarnos de lo que fue tan malo años atrás. Aliviarnos de lo que ha sido tan bueno que no podríamos compararlo con la mediocridad del presente. Olvido es descanso. Olvido es perdón. Olvido es evadir.

Pulso infernal

Irse o quedarse. Todo el rato que sí, que no. No me decido. No me aclaro. No se ya ni lo que quiero. Es normal tener dudas, pero ¿tantas?.
Ayer estaba deseando marcharme, saborear esa nueva sensación que es la independencia. Solo, sin conocer a nadie. Todo por reescribir. Y en ese preciso momento en el que me veo sin ataduras, sin anclajes… se me pone hasta el último vello del brazo de punta. Y creo que por un momento, quizá unos segundos, se me bloquea el corazón. Y otra vez a darle a CTRL+ALT+SUPR para administrar mis sentimientos uno por uno.
¿De verdad quiero irme? ¿Se estar solo? O aunque sea, ¿podría aprender a estarlo?. Me pongo a analizar hasta el último detalle y, bueno, llego a la conclusión de que las cosas materiales las puedo reemplazar, y hasta ahí todo es muy fácil. Hasta que llego a mis padres, mi hermana,  mis amigos y ella. Antes de nada, decir que el orden no afecta al producto. Nunca he echado de menos sabiendo que es recíproco. Me explico, nunca he echado a nadie de menos que sabía que a su vez me echaba de menos a mi. Bueno , no me explico. Me refiero a que no quiero que nadie lo pase mal porque yo me vaya, si yo echo a alguien en falta es problema mío, mis consecuencias. Pero no quiero saber que alguien me está esperando. Y se que lo van a hacer, me van a esperar. Y eso es lo que me frena. Yo quiero estar ahí, siempre. No me gusta fallarles. Y se que ellos no lo llamarían así. Pero es como yo lo siento. Y claro, todo esto se me junta hoy, y ayer que se me hacía pequeño el mundo de las ganas que tenía de irme hoy , se me cae encima por el peso de la inseguridad. Y de este modo relaciono este texto con el dualismo. Que toda idea o sensación va unida a otra. Y ahora mismo mi cabeza y mi corazón están haciendo un pulso, y al final van a acabar por volcar la mesa. Tal vez necesito una palmadita en la espalda, un “venga, que la vida es demasiado corta como para pensárselo dos veces” , como me dijo alguna vez alguien. Un empujoncito que haga vencedor a la razón o al corazón.

¿Completos o incompletos?

Ying y yang. Blanco y negro. Johnny Cash y June Carter. Silencio y ruido . Miedo y valentía. Podría seguir enumerando parejas que se hacen imposibles de nombrar sin tener en mente su acompañante.
Solemos hacer relaciones de palabras y habitualmente van en pares. No sé muy bien por qué, será porque es ley de vida. Será que estamos destinados a completar o ser completados con nuestro par. ¿Seremos todo parte de un dúo? Lo siento , pero a mí me da la risa cada vez que escucho eso de “tu media naranja”. Creo que hay metáforas mejores, o eso quiero pensar… No me gustaría tratar este texto desde un punto de vista romántico; me aclaro: no quiero hablar de amor. Más que nada porque no estoy en las mejores condiciones de hacerlo. “No robes un Ferrari, si no sabes conducir”, o eso dicen ¿no? . Pues eso, a lo que iba. Que nos meten en la cabeza la vocecilla esa que nos dice que hay dos principios supremos. Yo pasé por varias fases. Al principio me lo creí; de esto que eres pequeño, y cualquier afirmación que te diga algún adulto, con un tono un tanto serio y respetable, acabas por creértelo. Con el paso de los años lo negué por mis propias fuentes empíricas. Yo veía que las personas no tenían por qué estar unidas a otras o escuchaba a familiares y amigos negar depender de algo. Hasta que me dí cuenta que el dualismo no tenía por qué estar personificado. Pensé que si no hay luz no sabríamos lo que es la oscuridad; que si no existiera lo malo, desconoceríamos lo que es lo bueno. Que al final van a tener razón con eso de que una idea se completa con otra idea. No me lo quería creer.
¿Qué yo dependo de algo más para existir?, ¿qué hay dos fuerzas opuestas que se completan?. Parece que todo tiene dos realidades o dos puntos de vista distintos. Uno no es mejor que otro, ni mucho menos. Son distintos. La ejemplificación es lo mio: una fuente con monedas.¿ Eres de los que las tiran y piden un deseo, o de los que se meten al agua a cogerlas?

Forjadores del destino

Llegado ese momento sonará el eco de trompetas inmortales, brillarán los sonoros metales en el amanecer del día en que los hombres no teman verdades nauseabundas de creencias obsoletas, adornadas con palabrería rebuscada y transmitida con rituales tan deformados y engalanados que la verdadera esencia, de un pasado humilde, ya ni siquiera reconoce, caerán palacios de oro y mármol y en sus escombros quedarán sepultados estandartes y símbolos de sufrimiento difundidos bajo un velo el cual solo busca el poder que corrompe todo ser humano, al cual se le otorga el deber de ser algo más que el común de los mortales, en ese momento, en que todos seamos iguales y nadie sea alabado por encima de nadie, seremos los verdaderos forjadores de nuestro destino.

Rutina de vivir

Rabia acumulada. Ganas de explotar y no poder. Ganas de abrir la ventana y tirar tu vida por ella. Gente que no se da cuenta de nada. Amigos que te reemplazan. Problemas, problemas, problemas. Levantarse por la mañana y dejar de pensar. Vivir por vivir.
Me convencí de que no podía llorar, me guarde las lágrimas tan dentro que ahora no se dónde están. Busque alguna razón por la que volver a ser yo y me perdí buscándola. ¿Y ahora? Qué hago ahora? ¿Exploto?
Hay baches que te marcan para toda la vida. Odio ser así de negativo. Pocos lo saben, pocos intentan saberlo.

sábado, 16 de febrero de 2013

Una gran reflexión

¿Por qué todo es tan difícil? ¿Por qué no vivimos y dejamos vivir en paz? ¿Por qué al mirarnos al espejo nadie se ve bien? ¿Por qué hay gente que se hace daño por culpa de los comentarios de otros? Somos humanos, seres vivos, iguales, y no paramos de hacernos daño los unos a los otros, la gente no entiende que venimos del mismo lugar, y acabaremos de la misma manera, engullidos por la muerte. Nacemos para morir. Nacemos libres, ¿por qué hay gente que no tiene ese derecho? Tal vez porqué son los más débiles. Solo nos importa una cosa, el dinero. Y con el dinero no vas a poder comprar tu inmortalidad, es más acabarás como uno más de esos a los que estás consumiendo poco a poco, acabarás igual que esa persona a la que cada día ves y te ríes de él o ella, acabarás muerto o muerta. Si la gente tuviese en cuenta valores como la felicidad, el amor, la paz...Si estos valores estuvieran por encima del dinero, la corrupción, las guerras, el egoísmo, el deseo a hacer cualquier cosa a cambio de bienes materiales...El mundo, sería mejor. Decidme, ¿de qué vale ser millonario si estás solo con una enfermedad incurable? ¿De qué vale esclavizar a niños a cambio de dinero si luego vas a morir y ese dinero no te pertenece? ¿No es mejor compartir y vivir cada uno con lo que tiene? Cada uno tiene derecho a vivir su vida como quiere, ¿por qué unos si y los otros no? ¿Por qué lo digáis vosotros? Miro a mi alrededor y cada día observo más corrupción, personas egocéntricas, ambiciosas, egoístas, mentiras y más mentiras, es un mundo falso. Nadie se preocupa realmente de la esencia y la importancia de las cosas hasta que las pierden. No entiendo como hay gente que pueda negarse a su paz interior, a su bienestar interior y prefiera las cosas materiales, dinero y más dinero. Yo no quiero vivir en un mundo así ¿sabéis? De pequeño lo veía todo tan bonito... ¿Por qué? Porque de pequeños con nada somos felices, un abrazo es el mejor regalo que nos pueden hacer, un plato de comida, un refresco... Ahora la gente mata a otra gente por obtener un país, por hacerse con un país, ¿de qué os vale eso? De verdad, no lo entiendo, esas personas son como vosotras, necesitan también su espacio, ¿no lo podéis compartir? ¿acaso no tenéis espacio en este mundo? Esto se hizo para todos, no se diseñó para construir fronteras, para separar familias, destrozar corazones. Detrás de esa vida, hay una historia, y acabáis de darla por finalizada, ¿por qué? Porqué os ha dado la gana, por interés. No lo entiendo. Sentémonos un segundo, cerremos los ojos y pensemos. Pensad antes de hacer alguna locura, pensad en las palabras que diréis a la otra gente, de como las tratáis, quered a los otros, no juzguéis sin conocer, no juzguéis por las apariencias, comprad lo necesario y ayudad a la gente que lo necesita, algún día esa persona a la que hoy has visto por la calle tirada como un perro, marginada por la sociedad, a las que vemos cada día y ya se ha convertido en una rutina, en una cosa normal, podrías serlo tu y estoy segura de que a ti también te gustará que te ayuden. Empecemos a luchar por un mundo mejor, dejaos de tonterías y centraos en lo más importante de esta vida, vivir felices, dejar vivir felices a los demás. Y que las sonrisas se conviertan en el mejor regalo del día.

Frases para ti

-Tu eres ese angel que se escapo del cielo.
-Yo no pude ver el meteorito, porque el brillo de tus ojos me lo impidio.
-Eres la estrella que me guía en este camino llamado vida.
-Sin ti se me hace difícil incluso respirar.
-En un lugar de tu corazón, de cuyo recuerdo no me quiero olvidar, viviamos felices...
-Solo se, que se que te quiero.
-Si crees que lo has visto todo, acercaté y observa como nos amamos.
-Eres el motivo por el cual se me pararía el corazón si te vas.
-No soy cursi, lo que soy es una persona romántica que ama.
-Si soy celoso, es porque tengo miedo a que me dejes por uno mejor.
-Nose si será para siempre, pero si se, que siempre estaré ahí, en tu corazón.
-No quiero ser el mejor novio, sino que quiero ser tu mejor recuerdo.
-No te pido que me quieras como yo, solo te pido que no me abandones.
-Las malas lenguas siempre estarán, así que no acabemos con esto por ellas.
-Si Romeo y Julieta nos vieran, tendrían envidia por como nos amamos.

viernes, 15 de febrero de 2013

Es lo que deseo

Mi vida sin ti sería como la de un caballito de mar solor, tan triste que me moriría de pena, la pena que me causaría el sentirme solo, sentir que ya no pudiese sentir tus manos, sin sentir tus labios al besarte, ver tu sonrisa cuando te doy un regalo. Esa vida no la quiero, solo quiero que tu y yo seamos felices, sin discusiones ni malos royos... Solo quiero repetir esas tarde contigo en la playa, donde solo estabamos los dos, porque lo unico que quiero es que tu y yo seamos felices por siempre.

jueves, 14 de febrero de 2013

Fantasías de un amor

Son tus ojos los que resplandecen con el atardecer, es tu sonrisa
La que ilumina el tierno horizonte de un hermoso día de verano.
La tarde cae y el eco de tu lírico canto se dispersa por el horizonte,
Y acaso es tu voz la que se confunde con el cantar de las sirenas.

Es tu hermosura la que se confunde con la belleza del mar y el cielo
Ho acaso son tus manos las que convierten la tristeza en amor sincero,
Eres tu la hermosa niña que se divierte con los unicornios y las hadas,
Y es solo en ti niña, que se encuentran los mas hermosos sentimientos.

Mi hoy eres tu

La tome de la cintura, entramos en la neblina y nunca volvimos.
Envolvimos con nuestras manos nuestros rostros, ambos nos olvidamos y cambiamos lo que fuimos por lo incierto; plantamos desierto sobre la selva para reverdecer lo viejo, susurramos al viento los complejos de toda una vida y la vida se nos hizo corta: se esfumo como vaho en días fríos, se tornó vago el recuerdo, me di cuenta que el presente es lo único mío y tú eres mi hoy.
Por ello permíteme viajar al centro de tus silencios…
Permíteme conocer el espacio que se dibuja entre un sueño y otro…
Quiero ser el destello que se enciende perpetuo en la penumbra de tus ojos cerrados, mientras tú alumbras el umbral que divide nuestro todo de mi nada.

“Recorro despacio el espacio
que hay entre tu piel y la mía
soy un susurro en silencio
que usa tu puso de guía”

Ella y él

Ella y él
Locura amante, suspiro afónico, recuerdo tuyo.
Escasa vida, razón sin sentido, atardecer lluvioso.
Y tu frágil voz, celosa, llora afónica
una palabra de amor, callada entre melancolía,
oculta en el nocturno entristecido de la soledad…
-T-e-- -E-x-t-r-a-ñ-o---

Sin embargo, espero. Mi desconocida.
Las horas son eternas, extensas y lejanas,
Ella y él semejantes a un día sin brillo,
a una luna eclipsada.
Y él llora – En silencio- por ella
Y ella anhela – Alegre- su presencia.
Aun en el sueño.
Aun en el desvelo.

Sin remedio te busco y te suplico,
tal vez mañana no exista más
y ante tu belleza imposible;
Amor
te pueda tocar
con mi tacto suave,
con el pulso de mi mano,
creando un corazon en tu espalda.

Pero ¿Qué inexistencia tan torpe, vida?
¿Tan difícil puede ser encontrar una flor?
¿Dónde esta ese lugar de tu presencia solitaria?
Callada eres tan perfecta, lejanía…

Yo guardo...

Guardo un verso de amor en la memoria
para poder decirtelo al oido
y espero con afán de haber cumplido
que una caricia me alce hasta la gloria

Guardo un beso de flor para tu boca
bordado con la sangre de un te quiero
directo a tu sonrisa que provoca
para ser de tus labios prisionero.

Guardo un sueño que espera despertarse
viendo un bello paisaje en tu mirada
y envuelto en realidad enamorarse
de la magia que exhibes, mi bella hada.

Guardo una vida en cárcel, sin la llave
y verme en libertad esta a tu alcance;
tu eres mi salvación, tu eres la clave
de hacer mas que posible este romance

Solo ella

Me he topado con senda hermosura.
Una mujer hermosa que me ha arrebatado el alma.
En ese tremendo suspiro que di.
Cuando termine de besarla.
El viento de aquella noche fue nuestro manto.
En el cual ella y yo nos hemos arropado.
Y las estrellas y ese hermoso cielo.
Fueron nuestro acompañante mas certero.

Por dios niña, me has arrebatado el corazon.
Solo quiero estar contigo, ya darte mi amor.
Quiero que nos callemos y miremos a los ojos.
Quiero que nos perdamos en por siempre nosotros.
Vaya señor, mejor regalo no me pudiste haber dado.
Aquella niña estando entre mis brazos mientras,
Yo la protegia y ella se dejaba proteger.
Yo la amaba y ella se dejaba querer.

Es por eso que llegue a la conclusion.
De que bella es la vida cuando se vive con la mas perfecta creacion de Dios.
Es una hermosura, y te atrapa con su inmensa ternura.
Se le dice mujer y se que es la mayor dulzura.

Que felicidad me da este amor correspondido.
Besarla a ella y querernos hasta que no tenga sentido.
Ir hasta el fin del universo cuando andamos juntos.
Ahogarnos en amor cuando nos vemos a los ojos.

Por eso aprovechare cada momento contigo.
Te encontrare en cada momento que sientas que tu vida no tenga sentido.
Niña, prometo amarte y nunca dejarte en el olvido.
Quiero abrazarte y protegerte el resto de la vida, el resto de los siglos.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Te confieso que...

Tengo que confesar que hemos vivido muchas cosas juntos. Somos dos personas que nos hemos amado sin medir límites y dos persona diferentes pero iguales. Se que tu me has dado cosas únicas de ti, y deberías saber, que yo e hecho cosas que jamás habría hecho. E dado por ti la cara sin miedo a que me la partiesen, me vuelvo a sentir como un niño pequeño cuando estoy contigo, siempre que te beso es como la primera vez, me encanta abrazarte para demostrarte que el echarte de menos no es solo palabrería, sino, que es verdad, porque lo que siento por ti, no lo e sentido jamás, que la llama de amor que despertaste en mi corazón jamás pensé que iba a ser así de grande, y lo único que quiero, es que esto perdure para siempre.

martes, 12 de febrero de 2013

El valor de la vida

Aunque se me venga el mundo encima, tenga el día mas triste del mundo, esté de mal humor, me infravalore, me sienta solo. Aunque lo este pasando mal y no tenga ganas de hacer nada, soy feliz.
Tengo una vida excelente, aunque no sea perfecto, podría haber sido peor.
Tengo gente que me apoya: mi adorable familia, los mejores amigos que uno puede tener, una novia que no cambiaria por nada del mundo y la gente que me rodea, que aunque no la conozca, hace que me sienta bien.
Podrá haber dias buenos o malos, que este feliz o enfadado, o que vea el mundo positivamente o negativamente, pero me alegro de vivir esta vida.

Nuestras metas

Hoy comprendí definitivamente que si quiero lograrlo tendré que luchar.
Tendré que pelear entre la tormenta para salir vencedor, tendré que superarme a mi mismo día a día.
Deberé superar todos mis obstáculos mentales, tendré que aprender a controlar mi propia mente, para poder estar a mi 200 por cien.
No es una forma de intentar ser mejor que los demás, es mi todo, es demostrar que realmente valgo, que tanto tiempo invertido tiene por fin su recompensa.
Es la simple felicidad de saber que he sido un luchador y que lo he conseguido, con todo mi sacrificio y dolor, pero he llegado a la meta, he llegado a mi meta.
No abandonéis por muy duras que sean las circunstancias, luchar por vuestros objetivos, por superaros a vosotros mismos, exprimiros al máximo, no hay secreto alguno.. No dejéis escapar vuestros sueños.

Hermosa en todo

-Oye, ¿sabes que tienes unos ojos muy bonitos?
+¿Que?
-Tus ojos, son realmente bonitos.
+Eso no es verdad
-Como que no? No me creo que nunca te lo hayan dicho.
+Pues no. Nunca. Son marrones.
-¿Que tiene que ver que sean marrones?
+Pues que son muy comunes, no tienen nada especial.
-Yo no lo veo así.. Unos ojos no son bonitos por el color, si no por lo que transmiten.

sábado, 9 de febrero de 2013

Sin amor ni alma

junto con las estrellas veo tu nombre
junto a ellas esta el inmenso firmamento
que me atrae con un intenso susurro.
Que lamento el tenerte solo en sueños.

y es por las tardes, que el viento acaricia
mis oídos, y en un bajo tono de melancolía
tu nombre viene y con ternura toca el alma
y pronto triste estoy, sin amor y sin alma.

Ayúdame

Ayúdame a salir, a salir de este lugar al que no puedo entrar,
ayúdame a cruzar el umbral y llegar al interior de este lugar que me mantiene encerrado, no puedo irme ni tampoco quedarme.

Ayúdame a ver a través de ese cristal transparente que todo lo oculta con su opaco brillo, quiero ser parte de esa realidad imaginaria que no existe en mi ser y se hace verdad solo más allá de los límites de mi mundo.

Deseo ser parte también de ese mundo, deseo existir en otro lugar que no sea mi interior, deseo ser parte de todos, y que todos sean parte de mi.

Ayúdame...
no puedo irme de aquí,
no puedo quedarme en este lugar,
ayúdame...

Vuelve...

Está claro de que hay un momento en la vida de todo ser humano, en el que sólo quiere hacer una cosa; desaparecer, ser invisible, dejar de ser recordado, ser libre, ser amigo del silencio y de la soledad.
Esto ocurre cuando vamos guardando tensiones, hechos que nos ocurren y no lo compartimos, nos lo guardamos, y estos, nos consumen poco a poco.. Hasta que llega un día, en el que no puedes más, y acabas reventando de alguna manera, ya sea a gritos, llantos, y tal vez, lo pagues con el que menos culpa tenga.
Ver como una família se va dispersando grácias a eso, no se puede describir con una palabra exacta. Esa tensión se va acomulando en ti también, pero tienes que aguantar, pese a que duela.
Ver las lágrimas de una madre caer duelen, pero aún duele más cuando la ves cada vez más lejos. Hecho de menos esas tardes con todos, juntos, sonrientes, como nos vemos en los vídeos y en las fotos. ¿Qué nos ha pasado?, piensas mientras ves todos estos recuerdos, que se van desvaneciendo de la mente cada vez que pasa el tiempo. Y no lo sabes, nadie lo sabe, y ese es el problema, no saber absolutamente nada. Querer arreglar algo, que ni tan sólo tiene un principio fijo. ¿Tanto cuesta ser feliz? Mi vida es cada vez más gris, el horizonte lo veo muy oscuro, pero, supongo que como todo, se trata de seguir, de continuar, de buscar esa felicidad que no exsiste y nos tiene a todos absortos en este mundo.