Traductor

domingo, 24 de febrero de 2013

Carta a un amigo

-Querido amigo:
En esta carta quisiera darte las gracias por todas las cosas que has hecho por mi. Desde que nos conocemos, me diste la oportunidad de confiar en ti, una oportunidad que yo aproveché. Se que hemos tenido muchas discusiones, muchos enfrentamientos, pero todos se habían resuelto al día siguiente, aunque hubo uno que no, esa discusión que nos mantenía alejados, una discusión de la que desconocemos el motivo. Durante todo ese tiempo, yo sentí que me faltaba algo, sentía un vacío en mi corazón, que no conseguía llenar con nada ni nadie. Fue un tiempo donde cuando me ocurría algo no se lo decía a nadie, lo guardaba para mis adentros, los cuales me iban matando poco a poco, sin yo tener conciencia de ello. A día de hoy, eres como mi hermano, uno de los motivos por el cual todavía sigo aquí, luchando contra todos los obstaculos que se me ponen por delante, porque se que si yo no consigo llegar arriba para superarles, me tenderás la mano para subirme, y yo se que haría lo mismo. Podrá sonar raro en esta sociedad incrédula, en la que todo se juzga, pero a mi  me da igual eso, y tengo que decirte que te quiero. Desde que llegué nuevo, tu has estado apoyanodome, ayudandome, demostrándome que eres alguien especial, alguien que jamás olvidaré, y uno de los pocos verdaderos amigos que tengo. Se que leerás esto, y quiero que sepas, que allí donde te encuentres, por muy lejos que sea, no me olvidaré de ti, y aunque te encuentrés en la otra punta del mundo, estaré apoyandote y demostrandote que tu eres una de las personas más importantes que hay en mi vida.

Un saludo, y recuerda que yo siempre estaré ahí.