Traductor

miércoles, 27 de febrero de 2013

Tenemos todo y nos quejamos

Lo tienes todo.
Un corazón, dos pulmones, dos ojos, dos piernas, dos brazos...
¿Y que es lo que haces?
Quejarte por esos pequeños baches o detalles que encuentras en la vida.
Párate tan solo un segundo y piensa. Piensa en toda esa gente que no vive como tú, que sueña con tener un techo bajo el que dormir, o esas dos piernas con las que poder bailar. Aquellos que sueñan con tener esos dos ojos que le permitan ver una simple puesta de sol, ver mundo, ver a sus propios hijos crecer... Aquellos que ni siquiera han oído el ruido de un trueno, de la lluvia, de las olas del mar, no han oído la risa de un niño, ni lo bonito que suena un "te quiero"...
Personas que sueñan con lo que nosotros no apreciamos, que han nacido sin la mínima posibilidad de elegir la vida que querían llevar.
Tú sin embargo eres dueño de tu destino, puedes decidir como quieres vivir, puedes escoger el color de la ropa que llevarás mañana, puedes vivir sin depender de una máquina que te dé oxigeno, puedes hacer tanto, que te olvidas de ello.
Debes tener claro quien eres, que quieres, que tienes. Si no es así, vuelve a leer este texto.