Traductor

lunes, 29 de abril de 2013

Luchar vale la pena

¿Nunca has tenido esa sensación de tocar el cielo con tus propias manos? La de estar lo suficientemente seguro para comerte el mundo, con o sin ganas. La de correr dejando caer atrás la de metas ya alcanzadas, la de sueños ya conseguidos y la de deseos ya cumplidos. La misma sensación de sonreir por no encontrar motivos, o la de llorar por la misma cuestión anterior. Cuando presientes que está al caer una nueva etapa, que se aproxima lo bueno, y que ahora lo que toca es ser feliz. Pues yo también me he sentido así, capaz de demostrarle al mundo que si quieres... puedes. Que sin metas, no hay propósitos. Que sin propósitos, no hay ilusiones. Y que sin ilusiones, no existen razones por las que llegar a la meta.

Solo son esperanzas

Aquí estoy otra vez dándole vueltas a todo y intentando buscar el sentido a todo esto. Se que posiblemente este perdiendo el tiempo y que esto no va a ninguna parte pero sabes que, que ya me da igual prefiero intentarlo hasta el momento en que ya nada tenga sentido o que ya no pueda más porque me he hartado de decir que te voy a olvidar y a la mínima estar ahí, porque se que por mucho que quiera hacer como que no me importas, no puedo, a la mínima me vengo a bajo y porque siempre que hablo contigo es como el primer día, aunque haya pasado tiempo continuo teniendo esas mariposas en el estomago.Y porque no hay otra persona que me haya hecho sentir lo que me has hecho sentir tú, así que por mucho que me cueste voy ha estar ahí siempre que me necesites hasta que todo esto ya no tenga sentido.
Ahora se como están las cosas pero me agarro a esa esperanza que me queda que algún día me levantaré y todo será diferente, pero como bien he dicho solo son esperanzas...

Me voy...

Voy a perderme, voy a desaparecer del mundo de los llantos, voy a deshacerme de falsas sonrisas y aligerar mi mochila de amistades falsas, escalaré tan solo con mis manos una montaña con rocas afiladas, dolerá pero valdrá la pena.
Voy a esconderme de complejos, voy a mantener a la gente que no aprecia mi amistad bien lejos, y me dará igual que sepan lo que pierden o no, porque voy a perderme en su olvido para renacer en mi camino, reforzaré mi alma con cariño, seré el protagonista de mi propio destino, adoptaré voluntad ferrea, seguiré adelante una y otra vez pasé lo que pase, en mis ojos fuego, en mis actos mi propio brillo.
Voy a respirar hondo y pensar que vale la pena seguir, porque si hasta ahora esto ha sido lo que he llamado vida, lo único que queda, es mejorar, así que voy a perderme de mí, del pasado, retomaré el presente, fabricaré futuro.

jueves, 25 de abril de 2013

Pequeña angustia de cuento

Un ruido. El miedo y el silencio se apoderan de mi cuerpo y mente. La impotencia inunda mi habitación con el presentimiento de que en cualquier momento aquello llegaría... No se en que pensar. La mente en blanco y el corazón en la garganta. La adrenalina fluye por mis venas y el sudor comienza a brotar por mi piel. Gritos. Y la puerta de mi habitación cerrada.  La agustia no deja de presionar en mi mente. Todos los problemas aparecen para juntarse en uno solo: la desesperación. Las lágrimas caen, el corazón se acelera, mi piel se torna pálida. De repente, crece en el ambiente un silencio terrorífico. La tranquilidad del momento se convierte en un caos dentro de mí. Cuando por fin reúno el coraje para moverme, lentamente avanzo hacia la puerta; al girar la manilla, mis pies descalzos sienten algo líquido y tibio. Sangre. Sangre en el pasillo. No me atrevo a gritar, tomo aire. Mi corazón late tan fuerte que puedo oírlo. Levanto mi vista y avanzo. Mis piernas y brazos tiemblan, y en el momento en que entro a la sala, un escalofrío recorre mi espalda.  De un momento a otro, un dolor insoportable se hace presente en mi cuello; puedo sentir cómo el frío del acero atraviesa mi piel. Caigo de rodillas sobre la sangre. Los colores se mezclan, la vista se torna negra, el resto de mi cuerpo se derrumba, la respiración se corta, mis párpados se cierran, el corazón deja de latir. La vida se derrama, a través de mi garganta.

El privilegio de escribir

Que privilegiados somos aquellos que dedicamos tiempo a escribir. No sabeis el placer que os perdeis. Cuando escribes es como si viajases a otro lugar, a otro país, a otro planeta, a la mente de otras personas. Es tan inmensa la gran puerta que se abre cuando escribes, y realmente ni te enteras cuando el tiempo pasa volando, cuando eres tu el que vuela. Escribes con sinceridad, no le tienes miedo a nada, sueñas, lloras, salen sentimientos que realmente nunca has conocido de ti mismo, y lo mejor de todo, eres feliz cuando escribes.
No sé que sería de mi, de mi vida sin que un día no escriba ni me desahogue con eso. Sería un ser reprimido en el odio, o quizá en la tristeza. Sería otra persona que realmente ahora no quiero ser. Y eso es todo, es mucho lo que siento, pero dejo que el tiempo saque lo mejor de mi, porque si me pongo a escribir, puedo llegar al máximo de caracteres y quedarme corto, así que si eres un privilegiado más de la escritura, déjame tu pequeña sensación sentida al escribir.

Nuestra historia de amor (Final)

Empezó el instituto, y todo seguía igual de feliz. Fue acabar el primer trimestre, y todo cambió derrepente. Empezamos a discutir casi diariamente, y aunque lo arreglabamos, al día siguiente volviamos a discutir. Pasó un tiempo, y se fue estabilizando la cosa, pero ya no era lo mismo. Todas las discusiones habían dañado ese muro que habiamos construido. Nos faltó fuerza de voluntad, no haber abandonado como lo hicimos, y estoy seguro, que habría terminado arreglandose, pero no fuimos lo suficiente fuertes para seguir. Más tarde, todo terminó. Ha día de hoy, sigo teniendo el vacío que sentí cuando pasó aquello, y me cuesta seguir adelante. La confianza en mi mismo, la perdí prácticamente, todo se me hace más difícil de superar. Pero eso no es lo peor que me pasa, sino que, lo que más odio, es ir por la calle con una sonrisa en la cara, ver algo que me recuerda a ti, y que esa sonrisa me obligue a irme a un sitio solo, donde nadie me vea, para desahogar mi alma mientras dejo las lágrimas bajar por mis mejillas, hasta que ya no me quedan. También tengo que reconocer que en el 90% de las situaciones, estoy con la sonrisa artificial, esa que oculta mi tristeza, y que solo a la gente que le importo se da cuenta de como estoy en verdad. Desde hace un tiempo, noto una mejoría en lo que respecta a esto, pero se que sin ti, ya nada es, ni será lo mismo.

Esto empieza aquí: Nuestra historia de amor (Parte 1)

Nuestra historia de amor (Parte 2)

El siguiente viernes eran las cenas, y nuestro primer fin de semana de fiesta juntos. A pesar de tener algunos percances, fue una de las mejores noches de fiesta de mi vida, más que nada porque estaba junto a ti. A lo largo de la siguiente semana, estuvimos quedando todos los días, y no se me van a olvidar esos "entrenamientos" de 5 o 6 horas junto a Crithian en Laredo. Eran tardes felices, donde nos lo pasabamos muy bien, y nada ni nadie podía quitarnos la sonrisa de la cara. A lo largo del verano, tuvimos problemas, si, lo reconozco, pero salimos de todos ellos como si no hubiese pasado nada, porque nuestros sentimientos podían contra todo, nada conseguía superar el muro de sentimientos que habiamos creado. Fue un verano especial, por todas las cosas que pasaron, y que prefiero guardarlo para ti y para mi. Tampoco me puedo olvidar de las tardes en la U, de esos paseos por la playa, y de los baños, donde nos lo pasabamos como niños pequeños. El tiempo pasaba muy rápido, porque eramos felices, lo pasábamos muy bien, y nada ni nadie conseguía lo contrario. Tampoco me puedo olvidar de las tardes en nuestro sitio feliz, haciendonos fotos, de las cuales muchas, son las mejores que tengo, y de las que cada vez que veo, me acuerdo de los besos y los abrazos que nos dabamos, de las risas que nos echabamos, y de lo felices que eramos. Fue pasando el verano, y seguiamos igual de enamorados. Haciamos lo imposible el uno por el otro, y siempre intentabamos quedar.

Esto termina aquí: Nuestra historia de amor (Final)

Esto empieza aquí:  Nuestra historia de amor (Parte 1)

miércoles, 24 de abril de 2013

Los hombres también lloran

En esta sociedad se juzga a la gente por el exterior, por su ropa, su coche, su casa, su nivel de vida y por su físico. También se dice que los hombres no lloran, pero la verdad es que si lloramos, pero la mayoría llora en la soledad, sin embargo, otros lloramos en público, no tenemos miedo a que nos insulten, a que nos menosprecien, porque esas personas lo que no saben, es que llorar es una cosa que hay que hacer en la vida, es algo natural, y por mucho que lo evitemos, vamos a llorar alguna vez en la vida. A los que lloramos en público nos llaman cobardes, pero es todo lo contrario, el que llora en público, demuestra su valentía, su fuerza... Pero lo que más demuestra, es que no le importa el que dirán, y eso es algo muy importante en la vida.

Mis prácticas en la radio

Esta vez os voy a contar mi experiencia en la radio, a falta de unos pocos días de que se acaben las prácticas. Tengo que reconocer que empecé con muchos nervios, no conseguía tener la mano quieta, por más que lo intentaba, no conseguía mantenerme quieto ni un solo momento, se me trababa la lengua, y no conseguía soltarme casi. Se me recibió en la radio mejor de lo que me podía imaginar, me acogieron como si fuese uno más, y la verdad, este tiempo que e estado en la radio, me ha ayudado ha soltarme, a no ser tan vergonzoso, pero sobre todo, me ha enseñado ha ser responsable. Llegar pronto al trabajo, ser educado con la gente a que entrevisto, etc. Todo eso me ha ayudado un montón. Se está acabando la semana que me queda de prácticas, y me da pena, porque en la radio me lo paso bien, y en un futuro, me podría plantear el estudiar para ello, porque es bastante divertido, y se aprenden muchas cosas. Además de todo eso, también me han llevado a una rueda de prensa. Ha sido una gran experiencia, y me gustaría agradecer a todos los integrantes de Radio Santoña, a los oyentes y a la gente a la que e preguntado, entre otros muchos otros, el haberme soportado durante estas dos semanas. Muchas gracias a todos.

martes, 23 de abril de 2013

Grandeza de la infancia

Están jugando con las canicas, son pequeñas criaturas, muestras de la inocencia, la alegría pura, sin manipular.
Se ríen juntos, y se acaban de conocer, el proceso ha sido el de siempre. Se han visto, observan un parecido en la edad y en la estatura, y uno de ellos se acerca: ¿Quieres jugar conmigo? Y la respuesta es inmediata y claramente positiva. Al momento, comienzan a jugar, y se entienden perfectamente, hay una clara coordinación en sus movimientos.
Se hacen las preguntas de siempre: ¿Cómo te llamas?, ¿Cuántos años tienes?, ¿A qué cole vas?, ¿tienes hermanos? Son simples, directos, sinceros, sin darle más vueltas al asunto, y con un único objetivo: ganar a su contrincante a ese simple juego que tanto les divierte.
De pronto uno de ellos gana, el otro se enfurruña, y en el tiempo que se le pasa, el primero piensa otro plan para continuar juntos. Se le ocurre ir al tobogán y hacer carreras al bajar, su contrincante acepta y muestra una sonrisa pícara con la seguridad de ser capaz de ganarle. Así pasan la tarde, hasta que entran los adultos en acción, con sus reglas y complicaciones. “¡No hagas eso que te vas a hacer daño!” Y acto seguido un: “Hijo nos vamos, que tu padre está en casa esperando”. En cuanto escucha esas breves palabras su sonrisa desaparece, no quiere volver a casa, ya que esto conlleva perder al amigo que acaba de conocer y con el que tan bien congenia. Se queja, patalea, le suplica a su madre pero no lo consigue, y algo triste emprende el camino a su casa.

El valor de la vida

La vida es algo que no tiene precio, algo que por mucho que lo deseemos, nunca podremos para para vivir más, o para retroceder en el tiempo. Nos quejamos porque no tenemos una videoconsola, unas zapatillas de marca, porque no nos llevan a ningún lado... Malgastamos la vida con borracheras, haciendo el tonto haciendo tonterias, etc. Sin embargo, otros no pueden ver lo que llevan puesto, no pueden escuchar lo que se habla, otros no pueden ir solos a ningun lado... La vida es algo que hay que aprovechar, disfrutar y exprimir, pero sobre todo, hay que tener precaución, porque sino, llegará el momento en el que suframos algún problema, y nos demos cuenta de lo importante que es la vida.

Demostrar la amistad

Todos tenemos momentos mágicos en esos momentos donde solo existen susurros al oido, caricias por la espalda, abrazos sin final, besos apasionados... Sin embargo, todo tiene un fin, un adiós, un hasta siempre... Se que para muchos es una cursilada, o similar, pero es llegar la noche y todo se revive en mi mente, las lágrimas afloran, y la desesperación por no tenerte junto a mi me inunda. Momentos donde sientes que se te cae el mundo encima, donde sientes que nada ni nadie podrá ayudarte, y donde la única solución es el suicidio. Cuando estamos en esos momentos, es cuando nos damos cuenta de quienes son las personas que nos quieren, las que nos demuestran que vivir vale la pena, pero sobre todo, son las personas que seguramente te acompañen durante toda la vida, ayudandote cuando estés en malos momentos. Yo no tengo mucha gente de esos, es más posiblemente me sobren dedos de las manos. Se que con una mano no me da, pero contando con la segunda mano, me sobran dedos de la mano. Esas personas son las que de verdad van a luchar por ti, en las cuales debes confiar.

miércoles, 17 de abril de 2013

Ella me anima a seguir

Maldigo aquel día en el que me encariñé... Maldigo aquel día en el que empecé a ser dependiente, de sus abrazos, de ella.. Maldigo todo aquello que hace que tenga miedo a no ser todo lo que merece o a no hacerla sentir como la flor que es. Odio preocuparme por no ser el amigo que siempre soñó.
Sin embargo, cada vez que me abraza, me mira o simplemente sonríe se que merece la pena seguir adelante. Por eso juro que siempre estaré ahí y siempre intentaré sacarle una sonrisa en esos días malos. Prometo que la querré siempre y haré lo imposible por ella. Merecen la pena esos momentos a su lado, esa sensación de calidez y despreocupación que me hace sentir. Merece la pena seguir a delante solo por ella.

Enseña tu sonrisa al mundo

La felicidad es algo que no todos tienen. La felicidad se basa en los pequeños detalles que la vida te regala. Los pequeños detalles que hacen que el día se bañe con la luz del sol. Miras a tu alrededor pero solo encuentras caras tristes. ¿Qué pasa? ¿Ahora ya nadie es feliz? La gente necesita esos pequeños detalles para alegrar su camino. La gente necesita dibujar una sonrisa en sus labios y con colores vivos pintar el cuadro de su historia. La gente necesita dejar su huella en este mundo loco. La gente necesita la felicidad, por eso saca tu bonita sonrisa, y deja de sufrir por aquella persona que no hace más que causarte daño.

Nada me quita la sonrisa

Me encuentro como un preso en una habitación oscura, veo las salidas pero no logro alcanzar ninguna de ellas, no sé por donde caminar, torpe, sin fuerzas para levantar la cabeza y seguir adelante. No consigo comprender porque está pasando todo esto, siendo que yo solo quiero ser feliz. Entiendo que puedo continuar o supongo que es lo que debo hacer, sé que si no continuo será horrible, pésimo, lo pasaré mal y no tendré quien me apoye, pero si lo hago puede que lo pase mal o puede que consiga sacar fuerzas para seguir adelante y todavía más fuerte que antes. Siempre creí que las cosas hay que intentarlas, por mucho que cueste, hay que intentarlas porque a veces creemos que no tenemos fuerzas para seguir, pero de esa debilidad conseguimos sacar más fuerzas de las que creemos. Voy a seguir, vista al frente. No voy a dejar que pequeños obstáculos consigan borrar mi sonrisa. La sonrisa es solo un movimiento con los labios, pero siempre tienes que sonreír, porque a lo mejor tu sonrisa es la razón de alguien por la cual sonreír. No dejaré que nadie ni nada borre mi sonrisa.

¿Por qué no llorar?

No me atreveré a pedirte que no llores, porque alguna vez yo también lloré. Y al hacerlo entendí cosas que no hubiera entendido sin lágrimas en mis ojos. Que sí. Que llores si quieres.
Lo triste sería que jamás hubieras conocido esas lágrimas que descienden mejilla abajo en los momentos más felices de tu vida. Triste sería que te acomodaras en el llanto y lo convirtieses en tu único modo de vida. Pero no es triste que llores de tristeza, tan sólo estás lavando tus gestos de dolor, para que tarden mucho más en aparecer.
Si después de haber llorado, sales a la calle y no ves el cielo más limpio, más te valdría sacarte los ojos para no hacerlo nunca más.
Las lágrimas jamás tuvieron un propósito destructivo, sino regenerativo. Son las llamas de tu propio infierno, pero te convierte en el ave fénix que resurge tras su última llamarada. Derrite el dolor de una partida, calcina la maldad en tus enemigos. No consigue que nada importe, pero consigue que todo importe un poco menos.
Dicen que algunas personas no merecen las lágrimas que derramamos por ellos. Pero seamos francos, en primer lugar da igual si las merecen o no, no se las estamos brindando a ellos. Y en segundo lugar, querer llorar y no hacerlo, debería estar tan prohibido como querer reír y no poder. El mal que nos aflige por dentro se estanca, se enturbia, y corrompe nuestros pensamientos, haciendo que, a veces, las lágrimas que no derramamos, se conviertan en continuos ataques para todos los demás, así que, de tener que llorar, llora.
No eres más débil por hacerlo, eres más fuerte, porque estás limpiándote por dentro, y ahogando en el fondo de un mar de lágrimas, tus penas y derrotas.
Hay dos cosas que siempre habrás de tener en cuenta:
Quien te dice que no llores, alguna vez ha llorado. Y lo más importante, quien te dice que llores si lo necesitas, te dice también que rías, después, hasta olvidar el motivo de tu llanto.

martes, 16 de abril de 2013

Siempre me levanto

Y otra vez he vuelto a tropezar, y he vuelto a caer, pero ya no me da miedo tropezar, ni caerme, porque cuando te caes tienes dos opciones, quedarte en el suelo, o levantarte, y yo ya he elegido levantarme, porque por mucho que cueste, por difícil que parezca, siempre he podido levantarme. Así que ahora tengo que elegir entre tirar la toalla o seguir adelante y obviamente, elijo seguir adelante, porque no importan las veces que te hayas caído sino las veces que te hayas levantado.

No quiero perderte

No me puedo imaginar sin ti, no necesito más, si estás aquí. Nos tenemos tú y yo queda tanto por vivir, nos tenemos tú y yo tanto por soñar.
Muero si te pierdo, lo eres todo para mí. Muero si te pierdo ven, yo te puedo hacer feliz. Muero si te pierdo... muero si te pierdo. Hoy quédate.
Hoy mi corazón no tiene más preguntas, porque eres tú la voz que late fuerte en mí.
Ven, que yo te necesito, no me hace falta pensarlo es una vida por delante pero he decidido pasarla a tu lado; somos tú y yo en nuestra propia historia interminable, lo demás da igual escucha cuando el corazón te hable. Tengo la idea, tengo la esencia, tengo la forma de hacerlo distinto, tengo todo lo que quieras y más para hacerlo perfecto contigo, y no caer jamás, ¿qué tal si empezamos con un para siempre? Yo te regalo mi voz, mi vida y mi suerte con tal de tenerte. Porque solo pienso en ti de día y noche y lucho por mis ganas por callarme y conseguir que no se note, no sé donde acabaré pero tengo claro todo lo que quiero, contigo me sale tan fácil sentirlo y muero si te pierdo.
Somos dos y un mismo corazón no hay nada que se pueda interponer entre tú y yo, por eso, abrázame y prométeme que no va a terminar jamás.

Tu me marcaste...

Haré que mi amor no lo olvides, que mi nombre no salga jamás de tu mente, dicen que la distancia hace el olvido pero yo hare que tu corazón este siempre conmigo.
Si te dijera que me gustas te estaría mintiendo, si te dijera que me atraes también mentiría, te diría la verdad diciéndote que no puedo estar ni un minuto sin verte cada día.
Contigo aprendí amar, a sentir, a ver lo que era la realidad, a creer que todo es posible si se quiere de verdad, te miro y me doi cuenta que mis ojos se apagarían si yo no pudiera verte, también mis ojos me dicen que nunca en la vida quisieran perderte.
Se que tus besos ahora serán de otro hombre, se que tus caricias no serán las mismas que cuando estábamos juntos, ni tu mirada la misma por mucho que tu hallas decidido, porque solo fui yo el que con el corazón te di mi cariño.
No me dices de quedar como amigos y tener una relación de amistad, me dices que no quieres quedar mal y que seamos como cuando estábamos juntos, pero mi corazón pide más y eso no podría ser porque nunca en la vida a existido un sentimiento tan grande hacia una mujer... Te amo.
Cuando un sentimiento sigue en tu mente con el tiempo se suele curar, pero si un sentimiento sigue en tu corazón el difícil de olvidar a esa persona porque el, fue el primero en conocerla, sentir en tener esa ilusión y de ahí es donde nace el amor.
Ayer soñé contigo y no me quise despertar, fue un sueño bonito y de pura realidad. No me quise despertar nunca, aunque fuese solo un sueño me gustaría haber soñado todo lo que me queda de vida aunque no pudiese tocarte vida mía.

lunes, 15 de abril de 2013

¿Amor? Algo inexplicable

No sabría como decirlo, como expresar que es lo que se siente. No sabría que decir si me preguntasen: "¿Por qué?" "¿Por qué la sigues amando tanto?". Ahora, pensando aquí en mi pequeña habitación mientras intento descansar, me han venido a la mente ciertas cosas, una imagen, un sonido... Tu sonrisa mientras me hablabas, esa sonrisa, tu voz, esa voz... No hay nada comparable a sentir algo así, se siente algo tan profundo que no sabemos de donde nos sale, pero esta ahí y eso lo sabemos. Porque esta ahí, provocandonos a sentir escalofríos cuando la besabas, a sentir un cosquilleo por dentro cuando la veías llegar con su brillante sonrisa y una alegría tan enriquecedora y satisfactoria cuando la abrazabas, cuando os reíais juntos, cuando charlabais sin parar hasta quedarse dormidos, uno junto al otro... Si, he empezado a hablar en pasado porque esto que se siente también provoca dolor y lágrimas cuando piensas en todo lo que hiciste y en lo que habías podido hacer a su lado, y esque de la misma manera que eras la persona mas feliz del universo junto a esa persona, esto que sientes hace que te sientas el mas infeliz y fracasado.
Esto hay que sufrirlo para saber lo que se siente porque no se puede explicar. podrías decir que se llama amor, pero eso tan solo es una palabra, los sentimientos van por dentro y son mas intensos que cualquier palabra.

Algo falta

A veces, me miro en el reflejo del espejo y ya no veo aquel niño que antaño veía. Ahora sólo veo luz entre oscuridad, ganas con una mezcla de inseguridad, pero sobretodo, lo que destaca en esa imagen es la ausencia de otra.
¿Qué significa nunca más? Algo que jamás volverá a suceder o que jamás volverás a tener. Nadie se para a pensar el tiempo que le dedicamos a hallar la solución a la pérdida, a ese nunca, pero las agujas del reloj siguen con su tic-tac imparable, y no hacen aparecer un pasado, puesto que sólo les hará pasar a la siguiente hora un futuro.
La muerte, para algunos, posiblemente sea uno de los sustantivos que más arriba esté en la lista de peores palabras del mundo. El resto, relaciona el mito con ella desde diferentes ángulos. ¿Qué puedo decir de esto? La muerte ha significado para mí todo y nada. Sí, la vida era más sencilla sin ella, mas yo nunca la pedí cerca en ningún momento, pero ese instante se resume a un adiós. Aquí es cuando doy referencia al todo, cuando de repente alguien se larga, sin despedirse y con un absoluto silencio que te hiere hasta la médula y lloras, porque no puedes dejar de hacerlo ni dejar de repetirte: ya no está, nunca más.
Nada. Ese era el antes de que sucediese. ¿Somos inconscientes cuando no le damos importancia a alguien cuando está y tanta cuando este se va? Según Sócrates, la ignorancia es la única cosa que explica el mal.

miércoles, 10 de abril de 2013

Caí al vacío

Y me quedé mirando al infinito sin hallar una sola respuesta. Entonces decidí tirarme al vacío... Ya no había más que perder.... Una vez perdido todo, tan solo podía encontrar en el camino al abismo, una razón para poder volver a volar con las alas rotas. Y en medio de petalos de rosas fui cayendo cada vez más rápido hasta perderme en la nada y en el silencio, esperando aquella nueva ilusión que algún día iba ha llegar a borrar de mi mente, aquel recuerdo que me llevaba a la locura y me mantenía existiendo en medio del dolor. De pronto aquella tristeza se marchaba de mi vida, pero el cruel adiós grabado en mi mente se quedo, llenandome de dudas y de temor.

martes, 9 de abril de 2013

Volver atrás

Me gustaría volver atras en el tiempo para sentir de nuevo el embriagador perfume de tu cuerpo en cada poro de mi piel, ese amor que me regalaste sin avisarme de que era el más intenso y puro que jamás he conocido ni lo haré.

Volver a besarte lentamente parando el tiempo en cada uno de ellos, temblar notando tus dedos en mi espalda y quedarme sin aliento cuando tu cuerpo se funde con el mio, subiendo al cielo en cada caricia y muriendome de ansiedad por la siguiente, susurrandote palabras jamás inventadas al oido y que se perdían dentro de tu alma.

Me gustaría volver a atras para darte más de lo que te dí, porque todo lo que tú me entregaste, se quedó dentro de mi corazón como tesoro enterrado y lo que yo guardaba, que siempre reservé para alguien especial, se oxidó en un rincón porque me di cuenta tarde de que todo eso, llevaba tu nombre.

Volver a verla

Déjame dios mío,
Volver a verla.
Aceptare cualquier realidad,
Por cruel que me sea.
Cierto,
Tal vez ya no me espera,
Seguro se olvido de mí.

Déjame dios mío,
Volver a verla.
De lejos por lo menos,
Si es que no se puede de cerca.
Mis labios sellare, no le gritare;
Pero no llorar,
No hagas que te lo prometa.

Déjame dios mío,
Volver a verla.
No me importa,
Aunque su felicidad me duela.
Quizá soy un recuerdo,
Muerto y olvidado;
Enterrado sin una flor.
En un lugar de paso
Que no se ha vuelto a pisar ni por error.

Déjame Dios mío,
Volver a verla.
Una oportunidad más.
Para ver si ha logrado sus anhelos.
Aquello que no pensó tener jamás,
Y te daré gracias por ello.
Sin ocultar mi dolor,
Y alegría al mismo tiempo.

Déjame Dios mío,
Volver a verla.
Es lo único que quiero.
Si se me escapa un suspiro,
Que lo disuelva el viento
Si es mucho lo que pido,
Saca de mi pecho,
Este corazón que sigue latiendo.

Déjame Dios mío,
Volver a verla.
Aunque quiera correr a alcanzarla,
No lo hare.
Solo quiero ver si ríe o está enfadada.
La cara que una vez acaricie.

Déjame Dios mío,
Volver a verla.
Gorda o flaca,
Casada o soltera,
Cabellera corta o larga,
Elegante o descuidada.
Solo quiero ver si gano su guerra,
Ya que yo no pude ayudarle a ganar una batalla

Esconder "El problema"

Creamos problemas para esconder "el problema", absurdos somos, agregando penas para ahogar a la mas grande, machacamos la hierva mala tratando de hacer un buen vino de todo eso.
fantaseamos como hubiera sido, fantástica perfección que muere en la imaginación, hermosos oasis que por momentos endulzan los malos momentos...
Esa sonrisa que te queda impregnada en la memoria, su olor, definitivamente único, su piel y su sombra que vuelve en la noche oscura para abrazarme
La imagen de su camisa semi-abierta dejando al descubierto la perfección imperfecta, su cabello y su sonrisa.
Ese don de hacerme reír, ese abrazo extremadamente cálido...
Quien explica mi felicidad cuando la recuerdo, quien ve lo que veo yo en sus ojos, quien puede abrazarla con la fuerza con la que yo la abrazo, quien me quita las ganas de recorrer mil y un paisajes elogiándola...
Es solo amor que nos hace idiotas pero tiernos, nos vuelve tontos pero sin maldad, que vida mas alegre la que imagino por las noche, que sueño mas profundo el que tengo con ella
Y el mundo a ratos pasa a segundo plano.
Pero a veces el amor pierde, es entonces cuando la armonía desaparece el agua es turbia y la melodía se distorsiona.
Todo es oscuridad, nos sentimos traicionados y un tanto idiotas, dejamos de creer y exageramos los momentos, disfrutamos de la soledad que antes detestábamos, cantamos canciones tristes en busca de comprensión.
Dejamos de creer y a ratos perdemos las esperanzas, es así cuando:
Creamos problemas para esconder "el problema", absurdos somos, agregando penas para ahogar a la mas grande, machacamos la hierva mala tratando de hacer un buen vino de todo eso.
fantaseamos como hubiera sido, fantástica perfección que muere en la imaginación, hermosos oasis que por momentos endulzan los malos momentos...

domingo, 7 de abril de 2013

El miedo

Miedo.. El miedo es una simple reacción que nos permite estar alerta por si algo sale mal, pero no siempre sale mal. Igual sale bien, solo igual..
No se debe tener miedo porque seria pensar en lo que quizás pase. Es preocuparte de algo que aún no pasó. Como la propia palabra dice: "preocuparse es ocuparse antes".
Para mi el miedo no sirve de nada, pero como todos, lo tengo, es inevitable. No quiero pensar en ello, si lo hago me sumo en una sombra profunda de la que no puedo salir, una angustiosa situación por unos pensamientos que no salen de mi cabeza.
Paso sin dormir noches y noches, a veces duermo como mucho media hora. ¿Por qué? Porque no puedo parar de darle vueltas a las cosas, por miedo, por miedo a perder lo que más quiero, porque puede que algo salga mal .
Debemos pensar en el ahora, en el presente, no en el mañana ni en el ayer porque lo de ayer ya pasó, pero el mañana solo se puede decidir con las acciones del ahora. No digo que no pienses en el futuro, solo digo que no le tengas miedo.
Vive el presente y no tengas miedo, por lo menos inténtalo. Si lo consigues habrás conseguido lo que yo llevo intentando desde hace muchos años.

No te vayas...

Tengo miedo. No me gusta reconocerlo puesto que ahora se lleva la moda de ser perfecto. Me gustaria tener la seguridad de que tú seras algo que perdurara en el tiempo.. que no solo sera algo pasajero. No quiero perderte... solo de pensarlo me echo a llorar... no soporto la idea de tener otra derrota. Todos necesitamos sentirnos queridos , y tú para mí eres la persona ideal. Tengo miedo a que ya no podamos vernos, a que te vallas de mi lado, a que todo quede como un recuerdo. Y sí, tengo miedo a sentirme solo, a no tener como llenar el vacio que se queda dentro de uno cuando esa persona se aleja cada dia un poquito más. Pero lo que realmente me da mas miedo.. es a llorar solo en la soledad de una habitación, sin que a nadie le importe cuantas lagrimas derramo por esa persona.

Que me pasa...

Hoy es un día demasiado fuera de lo común en mi vida. Desperté con miedo, con angustias y una sensación muy fea en el pecho, sentía que me ahogaba, que no sabia lo que me sucedía.
Es raro, aun sigo sintiéndolo y cada vez que recuerdo lo que hace ya varios días vengo soñando se me eriza la piel. Tengo tanta impotencia. Impotencia por no saber lo que quiero, por ser indeciso y por no tener alguien con quien compartir esto que siento.
Hace ya varios años que realmente no derramo una lagrima por mi rostro, por mas necesidad que tenga de llorar no logro hacerlo. Es un sentimiento incierto que aun no logro resolver el causante, y no creo que pronto pueda hacerlo...

sábado, 6 de abril de 2013

Querida soledad...

Una noche triste, de lluvia, sentado frente al espejo de su habitación, hecho un mar de lágrimas, decepcionado, triste, enfurecido también, intentaba buscar algún consuelo. Por más que miraba a su alrededor, se dio cuenta que no había nada, que no había nadie. Bueno, sí. Había una sombra oscura, de penetrantes ojos, planeando sobre su cabeza e intentando agarrarle para ir asfixiándolo poco a poco. Esa sombra le resultaba familiar.
Era extraño, porque ¿cómo podía resultarle familiar algo tan desagradable? ¿Conocía ya de antes esa sensación? ¿Era posible que hubiera visto antes aquellos ojos llenos de frío? Pues claro, la soledad se reconoce en cuanto se ve. ¿O tal vez no? No entendía nada. Por más que lo intentaba, no lograba comprender como aquella malvada sombra estaba visitándole. Aunque la mirara millones de veces a los ojos, no encontraba un por qué. Pero también pensaba una cosa: si esa sombra le estaba visitando, era por algún motivo. Sin embargo, el sabía que tenía amigos de verdad y que no podía estar en compañía de la soledad. Pero, ¿qué es lo que realmente la había llevado hasta el? Si el tiene una vida llena de gente, y amigos y familia, ¿por qué estaba allí? Estaba confundido, porque no le veía sentido alguno a aquella soledad.
De repente, la sombra bajó y se puso delante de el. Le miró fijamente a los ojos. El vio los ojos más fríos y tristes que jamás había visto. Un escalofrío recorrió su cuerpo y entonces, como por arte de magia, miles de preguntas sin respuesta y miles de recuerdos inundaron su mente. ¿ Todo aquello era real? Pues claro, mucho más real que la vida que el creía tener. Y así empezó todo.
Otra imagen le vino a la cabeza. La de todas las veces que el estuvo al lado de quién le necesitó, de cuando los demás necesitaron su apoyo y lo tuvieron, de cuando estuvieron enfadados con el mundo y lo pagaron con el, de cuando quisieron el cielo y el les bajó las estrellas, de todas las historias escuchadas hasta la saciedad, de toda la confianza prestada, de todas las veces que hizo de hombro sobre el que llorar, de todas las veces que prestó el corazón para que otra persona siguiera viviendo y de todas las veces que le llamaron para llorar y el acudió sin pensarlo, sin importar la hora que fuera ni la distancia, siempre los atendió. Así, no pudo evitar pensar en todo lo que recibió a cambio. Promesas de amistad eterna, de amistad verdadera. ¿Pero promesas de verdad? No. Solo palabras vacías, sin significado. El intentó ser un amigo de verdad para todas esas personas, a veces lo consiguió y otras no, pero de que lo intentó, no le quedaron dudas.

viernes, 5 de abril de 2013

El camino de la vida

Nose por donde continuar este camino, avanzo y solo son dudas. Me planteo si debo pararme o continuar, pero lo que siempre elijo es continuar porque soy una persona fuerte y valiente. Le tengo miedo a muchas cosas pero me agarro al tren que lleva la vida y me enfrento a esos miedos.
Todavía no pensé nunca en el pararme y no se lo que me deparará el futuro si lo hago, solo se que a día de hoy prefiero vivir el presente, olvidar las cosas malas del pasado y esperar a que llegue el futuro para poder enfrentarme con la mayor fuerza y valentia que tenga.
Es verdad, admito que hay veces que pienso en rendirme y no luchar mas, motivos tengo para hacerlo pero no quiero porque se que si me doy por vencido mis pensamientos habrán ganado, y lo que yo quiero es que gane mi persona y mi fuerza, que no una simple mierda de pensamiento que diga : ¡Parate y deja de pasarlo mal! Eso siempre es lo que dice, pero no debemos olvidar que hay muchos momentos buenos, que pasa, ¿a caso esos ya se han olvidado?. No, esos momentos son los que debemos de tomar y continuar, que nos han regalado una sola vida y que como no la disfrutemos se nos va a ir y cuando nos demos cuenta es tarde. Asi que coje fuerzas y di "Yo sigo para adelante porque si llegue aqui ya nada me puede echar para atrás".

Algún día volverá

Y rebrotarán musgos aletargados con mi tenue palpitar, volveré a caminar por calles perdidas grabando sus baches en mis pies encallecidos que no hacen mas que caminar sobre un antiguo camino empolvado por el tiempo que se convirtió en ceniza.
Camino solitario que extrañamente recuerdo, pues es la condena de tu ausencia, vagaría eternamente solo con la seguridad que al final veré esos ojos sobre llanuras verdes cabalgando a lomos de hermosos caballos sobre tierras fértiles, en las que poder sembrar aquellas ilusiones que me querían arrebatar.

jueves, 4 de abril de 2013

Locura y cordura

Quitarme de tormentos, desdichas y amarguras;
mirar desde lejos como sigue en adelante
este mundo confuso, malvado ¡intolerante!
Ver cómo se colman las muchas sepulturas,
de malvadas almas y algunas almas puras.
Alegrarme de ver un corazón palpitante,
que se burla de su vecino arrogante;
o quizá escuchar las altas ternuras,
de la madre que corrige sin saber
que sus palabras hacen eco en las basuras.
Pero cuando mi razón vuelve a la cordura,
pienso que esta humana sepultura;
la que cargo ahora y mi alma siente,
no fue hecha para cobardes incipientes;
es el karma que cargamos los valientes.

Ella vale mucho

Ella, tan pequeña y tan grande a la vez. Es sincera, aunque a veces le cuesta decir sus verdades y sentimientos. También es algo bipolar. Tiene mala leche, y a veces actúa sin pensar, pero no hace las cosas con maldad. Siempre quiere hacer lo correcto, y eso le lleva a unas rayadas incomprensibles para el resto del mundo. ¿Ella? una cabezota, comete errores, y vuelve a tropezar con la misma piedra, como todas las personas de este planeta. Da los abrazos como a mí me gustan, dándote todo su cariño en ellos. En el amor es la más vergonzosa que puede existir, no se arrepiente de ello. Puede que un día la encuentres mal y ni siquiera ella lo sepa. Defiende a los suyos con uñas y dientes. Está loca como ninguna. No dudes en que con ella te vas a reir, porque hacer el payaso es su debilidad. Dice demasiadas tonterías, de esas que no puedes hacer otra cosa más que descojonarte. Sabe perfectamente cuando una persona está bien o mal. A veces puede parecer que todo le da igual, que nada la importa, pero no es así. Ella se preocupa a más no poder de la gente que quiere, y lo que más miedo le da es perderles. Siempre busca la felicidad, y a veces como todos, ve la vida como una mierda. Sabe muy bien dar consejos y más de temas amorosos, siempre está ahí para ayudarte. Es débil y a la vez fuerte. Muchas personas no saben apreciarla, pero ¿Sabéis que os digo? ¡QUE ELLOS SE LO PIERDEN! ¿Que está loca? Lo se, pero eso es lo que más me gusta de ella y por eso, hoy le dedico estas palabras. A veces puede parecerle que la ignoro que no me importa, pero es mi mejor amiga, y mi amiga seguira siendo por siempre.

miércoles, 3 de abril de 2013

Te necesito

Y hoy te amo más que nunca! Te amo como jamás había amado y como jamás volveré a amar, porque este sentimiento solo puede sentirse una vez con tal intensidad.
Te amo, a pesar de todo, los defectos, las virtudes, lo errores, las inseguridades, los problemas, TODO. Porque al final lo único que importa, lo único que cuenta es que lo hemos superado y que cada caída juntos nos ha hecho aún más fuertes y ha hecho aún más fuerte nuestro amor.
Te amo son condiciones, sin "peros", sin etiquetas... Te amo por lo que eres y lo que me has hecho llegar a ser.
Si, han pasado muchas cosas, pero cada momento a tu lado para mi es perfecto, para mi tú eres perfecta y quisiera poder detener el tiempo cuando me abrazas, cuando me besas, cuando me miras a los ojos...
Sin duda alguna eres persona que quiero ver a mi lado al despertar, quiero que seas la primera persona con la que hablo al levantarme y la última al dormir. Quiero que superemos las adversidades, que me mires a los ojos y me digas: "todo estará bien, amor". Sé que podemos con todo, por muy malo que sea, sé que nuestro amor puede empujar todos los problemas fuera.
Tu sonrisa, sin duda la más alegre y sincera que he visto. Tu mirada, la más profunda y clara. Tu voz, la única que acelera mis pensamientos y, al mismo tiempo, debilita mi capacidad de razonar. Tú, todo tú, el amor de mi vida.
Me gustaría poder explicarte todo lo que siento, pero ¿cómo explicar algo para lo que no existen palabras?, también quisiera borrar todo daño hecho, pero tenemos toda una vida para sanarnos mutuamente, para demostrarnos con besos, abrazos, sonrisas y momentos lo mucho que nos amamos y apreciamos.
Solo pido de ti el amor que me quieras dar. Sin duda no podría haber en la Tierra alguien más paciente, comprensiva, alegre, amistosa, lista, respetuosa, tierna como lo eres tú y soy la persona más afortunada al tenerte, al tener a una persona en la que puedo confiar plenamente, que me acompaña a cada momento y que me conoce casi del todo, al ser aceptado con todos mis defectos por la persona más especial para mi... Por esa razón te querré con mi vida hasta el último de mis días. Te amaré como si no hubiera mañana y estarás siempre en mi mente... Siempre. Tu me has enseñado a amar.

Te hecho de menos

En el silencio de esta noche lluviosa te llamo y grito, y en mi recuerdo te llego a amar, te doy mil besos, y vuelvo a empezar, grabando tu nombre en mi memoria, y tu sonrisa abierta me hace sonrojar, Me transporta a otro mundo donde tanta ternura duele, donde sangraría de buena gana y alegremente, despertando al alba con un corazón alado, dando gracias al cielo por un día más de amor.

Tu fuerza para luchar

Levántate, no crees que ya es hora de empezar tú día, tu maravilloso día. Vístete, come algo que no empache mucho, no tenemos tiempo, es hora de aprovechar el día. ¿Qué pasa? ¿No te llama? ¿Ha quedado con sus amigos? ¿O es que no piensa en ti? Déjate de tonterías, para de llorar, despierta y analiza tu vida. No vale la pena, el mundo es tuyo. El tiempo no va a esperarte por un capullo que no se digna ni a llamarte. Así que maquíllate y péinate para que nadie note que ayer saliste de fiesta, o, que coño, no te maquilles para que todo el mundo vea tus ojeras y lo bien que te lo pasaste. Coge tu long, no hay nada más bonito que sentir que estas sola en el mundo. Patina arriba y abajo, descubre lugares que nunca descubriste, grítale al mundo a ver si este tiene cojones a retarte. Llega al final de un camino y baila para sentirte aún más libre, para evadirte de la realidad, para no sufrir más por esta sociedad que no la entiende ni su padre, para ser feliz.... Baila como si no hubiera mañana, como si nadie te mirara, siente que estas sola, que eres libre, que nadie va a poder contigo y sobretodo sonríe, sonríe princesa, eres una luchadora.

martes, 2 de abril de 2013

No quiero, pero debo hacerlo

¿Cómo decirte Adiós?… Es difícil... No puedo... No Quiero...
Siento mi alma desmoronarse, como uno a uno van cediendo los segundos del tiempo mientras aguardo el momento en que te irás, deseo con toda el alma detenerte, pero no es justo, no debo, no puedo.
Yo te seguiré desde aquí... a lo lejos siempre seré tu sombra.
Creo que no podré soportar este gran dolor que mi corazón hoy siente porque tener que decirte "ADIÓS" es algo que no quiero ni deseo hacer. Se me acaban las fuerzas para seguir adelante y si te vas me costara seguir en este duro camino. Eres de lo más importante que ha habido en mí y te vas. No sé como haré si te vas de mi lado, no sé como soportar tu despedida… No sé como soportar como pasan los días y saber que ya no estás... No puedo... No…
Pero aunque te vayas nunca te olvidare, siempre estarás a mi lado… y sé que algún día nos volveremos a reencontrar en algún lugar. Te quise, Te Quiero y Te voy a querer por siempre. Te voy a hechar de menos y sé que te voy a necesitar junto a mí..
Solo pido que nunca me dejes en el olvido porque yo nunca te olvidare a ti, siempre estarás muy presente en mí y recordare todos esos momentos buenos junto a ti.
Como cuesta decirte Adiós… Pero sé que debo hacerlo… y me cuesta. No podre soportar la idea de que ya no vallas a estar cerca de mi... Pero tengo sensación de que desde que aparecí yo, todo te va a peor... Espero me puedas perdonar algún día. Adiós amiga.

Las despedidas

Las despedidas para mí son lo más duro que puedes hacer en esta vida, ya sea de la manera que sea. Desprenderte de una persona la cual quieres, decir adiós, aparcarla en el olvido, dejar de compartir tu vida con esa persona, no saber ni como esta. Es algo muy duro, casi insuperable e incapaz de poder remplazar ese hueco. Cada recuerdo que tengas junto a esa persona.
Dicen que lo que más duele es lo que va por dentro... y si en este caso las despedidas van por dentro, sigues sintiendo a la persona, sigues recordando cada momento, pensar en que te puede olvidar, todo eso va por dentro, dolor del más fuerte, del que te apaga como una vela.
También depende el tiempo, pero tampoco importa mucho... una persona puede darte una vida entera en unos meses, mientras que otras personas no pudieron ni en años, también hay personas cercanas de toda la vida que cuesta mas desprenderse de ellas y las inesperadas, las despedidas inesperadas en las que tienes que decir adiós cuando aun ni te lo crees.
Por eso disfruta y aprovecha el momento, no dejes pasar la oportunidad con las personas de tu alrededor, no des de lado nada, porque un día llegara la despedida, le diras adiós y te pesara si no aprovechas el tiempo, si no haces todo lo que querías haber hecho con esa persona.

lunes, 1 de abril de 2013

El tren de la vida

En la vida llega un punto en el cual haces un balance de esta, te fijas en
las cosas que te han ocurrido o en los pequeños detalles, en personas que pasaron por tu vida y ya no permanecen en ella, pero dejaron su huella, siendo imposible borrarla. En momentos que la marcaron y que te hicieron feliz en ese mismo instante, pero esa felicidad se fue y tu ya no has vuelto a sonreir por ningún motivo; Notas que tu vida no tiene
rumbo y que tú eres tan sólo un pasajero de ese tren que en cualquier momento puede descarrilar o llegar a su destino. Sabes que en ese tren tu no vas en clase VIP, sino que eres uno más, el cual nadie va a tener en cuenta. Ese viaje puede llevarte a un lugar increible en el que vuelvas a encontrarle sentido a éste viaje que es la vida, o no llegar nunca a tu
destino y permanecer siempre en ese lugar, mirando por la ventana como la vida pasa y con ella las personas van pasando con rápidez,bdesapareciendo a su vez. Y tú, solo, en ese vagón, con tus cascos y tú mejor sonrisa, observas con los ojos cubiertos de lágrimas que ya se
acerca tu destino, no has sabido disfrutar del viaje, desvías la mirada y observas que el vagón se encuentra vacio, nadie importante te ha acompañado en tu viaje, te sientes solo, pero tranquilo a la vez. Eso significa que nadie mereció estar en tu viaje, te hicieron daño y supiste decir que no a esas personas. Tienes claro que hiciste lo mejor y quisiste lo mejor, pero tu tren nunca se quiso parar, para poder disfrutar verdaderamente de este viaje que es la vida. Tú vida.

El sentido de la vida

Cuando se te hace difícil vivir, cuando todo es cuesta arriba, cuando pretendes tirar la toalla... Si, hay algo que te lo impide pero el cansancio apremia y el dolor se hace insoportable.
El rendirse es de cobardes, hay que luchar hasta el final...
¿Pero tiene sentido la lucha?
Pues a eso os responderé con algo tan sencillo como esto.
Pon tus manos al fuego y sabrás que su llama destruye y preserva la vida. No todo lo que te lastima es malo, ni lo que te complace es bueno. Del dolor se aprende, se hace fuerte el espíritu, y el carácter se forja.