Traductor

viernes, 31 de mayo de 2013

Adiós soledad

Soledad mi fiel amiga de la oscuridad, te has ido lejos de mi y ahora creo que ya soy feliz. Ya no más tristeza en mi pensar. Ahora solo me imagino en lo que va a pasar. Toda esa depresión ya no está, esos días oscuros se han ido. Ahora solo pienso en estar contigo. Si antes me sentía solo, ahora me siento con el apoyo de todos. Si antes era negativo, ahora soy positivo. Pensaba en puro blanco y negro, y ahora solo pienso en verte de nuevo. Esos días oscuros ya han terminado, pues quiero dejarlos en el pasado. Antes pensaba que no me querías, y ahora piensas en mi todo el día. Ahora ya no quiero estar solo, quiero estar contigo y que me hagas feliz. Soledad... Mi gran amiga, estuviste conmigo en esos días que me sentía solo, sin nada en que pensar... Fuiste una gran compañera pero ahora, te tengo que decir adiós.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Al filo de la locura

Voy danzando al son de sombras y recuerdos que ya no volverán, he perdido el rumbo víctima de ilusiones que luego se tornaron lanzas traicioneras, dañando el corazón cuyo delito solo fue soñar.
Camino día a día por los límites de la locura, vagando entre demonios y remordimientos que atormentan mi mente, viviendo en un precipicio del que no puedo volver.
Experimento la ausencia de tus besos, el frío de la soledad que me castiga sin razón aparente, y todo en el límite de la locura, donde ya no siento el viento en mi piel, mis ojos no aprecian el más bello amanecer, ya no importa si no tengo el amor que tanto esperaba, amor que pensé llevaba tu nombre, y solo llevaba la traición marcada en el alma.
Camino en los límites de la desesperación, ya no importa si estoy bien o mal, o si continuo hundiéndome en la penumbra, enloquecí por dártelo todo, te fuiste por miedo dejándome sin nada, y a pesar de que ilumine mi abismo, sigo caminando por el límite de la locura, donde en cualquier momento quizás me salve, quizás me muera.
A veces distingo destellos de luz que dan esperanza pero son espejismos que se ríen de mi para seguir en mi límite de locura, en mi tortura personal, en el infierno en el que me sumieron esos momentos.

Cada vez más raro

Siempre me ha encantado dejarme llevar, observar como pasa el tiempo, fijarme en los pequeños detalles, en las sonrisas de la gente, en lo más insignificante... Pero últimamente voy tan deprisa, todo es tan distinto, tan incomodo. Cada día es una sensación distinta, un nuevo día y una nueva forma de vivirlo, y para mí, últimamente todos son iguales o incluso peores al anterior.
Pensareis que puedo cambiarlo pero esta vez no depende de mí, o tal vez sí... Me he cansado de ser lo que soy, o tal vez de la gente, de ver que haga lo que haga todo está mal, que nunca sea suficiente, que de todo y no espere nada a cambio, que nadie se de cuenta más allá de si mismo, del egocentrismo, las personas falsas, de las miradas de desprecio. Ya pagué mi precio, y este ya es demasiado alto, la vida no está para arrepentirse, y mucho menos para depender de nadie.

El destructor de todo

Somos indiferencia, el último atisbo de moral que nos queda, se perderá con la evolución de una sociedad cínica.
Sentimientos contradictorios abrazan el alma humana que sin poder defenderse, va destruyendose, así como cada pensamiento nos lleva a degenerar la inocencia de la infancia que se va perdiendo, mientras que la integridad de la moral se desvanece. Porque el ser humano es el destructor de sentimientos y agoniza.

Inutilidad de los sentimientos

¿Qué son los humanos? No son más que un saco de huesos con carne, comida para los gusanos, o cenizas en el fuego. Se mueren fácil, sangran, se ríen, lloran... ¿No os aburre un poco el tener tantos sentimientos? Yo me aburro. Gente llorando, gente feliz... Gente que se emborracha par olvidar al alguien... Como se nota que eres humano, incrédulo. Deberíais saber que haciendo eso, en vez de olvidarlos, los veréis más, y doble... Dicho esto, espero haberos dejado claro la inutilidad de la especie humana, y sino, esperar, porque esto no termina aquí... Hasta pronto.

martes, 28 de mayo de 2013

Idiotez de humanos

Hasta el corazón más puro se corrompe en manos de la ambición, el miedo, la envidia y el odio. Nadie está libre de culpa ni libre de la posibilidad de resultar herido por uno de esos sentimientos o incluso por todos ellos. Es lo que tiene ser humano... La impureza del corazón, su vulnerabilidad ante lo negativo y su resistencia ante lo positivo. Por eso los humanos son seres inútiles. Se corrompen como los políticos se dejan comprar, es asqueroso. 

Personalidad asesina

Una persona entra a su casa con las manos ensangrentadas. Se las mira y comienza a llorar. Corre al lavabo y con gran esfuerzo trata de deshacerse de la sangre que las cubre. Luego, se queda parado, da un giro hacia la derecha, su voz se transforma y expresa: - ¿porqué lo maté? No había necesidad de ello, la venganza no es buena para mi alma.
Inmediatamente, da un giro completo hacia la izquierda y con voz más aguda grita: ¡Matarlo es lo mejor que he hecho! ¡No podía darle otra oportunidad! Merecía morir antes de que me siga haciendo daño. Inmediatamente y frente al espejo, mirándose a los ojos, dice: ¿Quién de ustedes dos tiene la verdad? Ahora, yo iré a prisión a cumplir con esta condena, pero vendrán conmigo. Todos pagaremos por este asesinato.

lunes, 27 de mayo de 2013

Un corte equivocado

Oí un golpe dentro de mí y desperté de un sobresalto, me quede en la cama con los ojos abiertos buscando un punto de orientación, elegí una foto tuya, me quede mirándola y desde ese día supe que todo iba a cambiar. Me levante de la cama y vi como mi vida no tenia sentido, mi reflejo en el espejo era el de un extraño, con la cara pálida con ganas de morir. No paraba de pensar, de venirme pensamientos a la cabeza sin saber que hacer con ellos, sin saber como utilizarlos. Ese día no salí de casa, me quede pensando sobre que decisión tomar, me planteé una, era dura sí, pero la más fácil… Me dirigí hacia el cuarto de estudio abrí el cajón del escritorio, y saqué una hoja en blanco. Las manos me empezaron a templar, pero no me impidieron dirigirme al estante y coger un lápiz. Decidí sentarme, para pensar, para elegir las palabras adecuadas para aquella situación, aunque no hubiese palabras adecuadas para aquello, para aquella elección. Respiré profundo y me levante decidido. Por un momento pensé volver a sentarme, pero eso no iba a arreglar nada, sin embargo de esta otra manera… No… Tampoco iba a solucionar nada, pero al menos ya no tendría que pensar más.
Cuando estaba todo listo, miré de nuevo tu foto, con la que me había encontrado al despertarme, aquella a la que observo minutos, horas, días… Aquella la cual me hace daño cada vez que veo, cada vez que recuerdo todo lo que pasó, cómo nos pasó…
Sabía que ya no podría verte más, que no sentiría tu piel rozar la mía. Creía que ya nada más tendría sentido. No podría imaginar que unos días antes estuvieses junto a mí, que en un mísero minuto ocurriera todo. Yo sentí como tu respiración cada vez era más lenta, más dolorosa… Desde ese momento, supe que ya mi vida no tendría sentido.
Me dirigí hacia la cocina y dejé una nota en la nevera. Caminé hacia el balcón, y miré al horizonte, sentí la dulce brisa de la mañana, me sentí aliviado por un momento, como si aquello ya lo hubiese hecho alguna otra vez. Acaricié con mis manos los barrotes del balcón, luego con mis pies, con mis piernas, hasta terminar sentado en ellos. Miré hacia abajo y apreté con fuerza los barrotes que me sostenían del vacío. En ese último instante pensé en ti, en mi vida, en recuerdos que me vinieron al instante, en momentos vividos, buenos, malos… Solté… Me precipité, y me dije: iré donde tu vayas. Segundos antes del final de aterrizaje, cerré los ojos con fuerza, para no volverlos a abrir…
Tiempo después cuando ya llegué a mi destino, cuando llegué al lugar de donde no hay retorno, supe una cosa. Una cosa que e rompió el alma, algo que si tuviera ocasión, me hubiera tirado de nuevo por aquel balcón, pero ahora ya era imposible… Tú… Aquello… No acabó con tu dulce respiración, no te fuiste de mi lado en aquel momento, te hubiera tenido de nuevo, te hubiera abrazado si yo no…. En fin, ya no puedo volver atrás. Ya no puedo estar junto a tí. Elegí mal. Corté mi camino sin saber que tu aún seguías en él.

Ahora solo queda esperar...

Llueve,
desde que te fuiste,
mi cielo se tintó de gris,
una sustancia roja sale de mi interior,
me duele el corazon,
vuelve,
por favor…

Sigue lloviendo,
necesito oír tu voz,
tan suave y áspera a la vez,
tan elegante como callejera,
mi felicidad se derrite en tu interior,
el delirio cada vez está más cerca de mi corazón...

Está saliendo el sol,
tomo una medicación,
intentan pararme,
no lo conseguirán,
esto me ayuda a olvidar…

Oigo tu voz,
pues, en mi mente estás,
escucho tu respiracion,
guardada en mi corazón.

Desde el cielo te quiero contar,
mis ganas de vivir,
mis ansias de llorar,
ahora solo me queda esperar…

Un corto adiós

El hombre gira y mira a través de sus hombros. Mira y recuerda el pasar de su tiempo, se ve desangrado en nocturno sepelio, se ve cansado del imperfecto ir y venir de la vida. Vuelve a girar, mirando adelante da sus últimos pasos hacia ls cornisa, y cae.

Brazos de Morfeo

Fuego, lava de vida que fluye de mi, caliéntame con tu calidez. Envuelve mi cuerpo en la vida que traes, que robas al salir, hazte uno en mí. No temas, no te detengas, fluye en libertad llevándome al esperado lugar. Corazón relentizado cuya esencia desvanece, súmeme en sueño eterno, llévame a brazos de Morfeo eternamente y no permites que nadie... Nunca... Me despierte.

Algunos días...

Hay días en los que no entiendo que pasa… Sonrío, me río… Me dicen algo… Y de repente solo siento ganas de llorar. Sin sentido y sin razón. Me aguanto, hago como que río y hago reír a los demás. Pero intento retener las lágrimas. Les pongo un muro de sonrisas para que se queden dentro… Y en cuanto salgo, cuando ya no hay nadie que pueda ver mis rasgos, la gravedad hace el resto, el agua rompe el dique, las lágrimas caen, y yo me ahogo. Subo, camino y empiezo a correr. Pero, ¿Por qué lo hago? Me trago la tristeza y entro casa tranquilamente. Pido las cosas con la sonrisa más esplendida que saco. Digo buenos días a la gente que cruzo, que no puede evitar una sonrisa. Y nada mas entro en mi cuarto, vuelvo a estallar. Lloro y lloro, respiro, tengo ganas de gritar y no grito. Trago como siempre lo que tengo. Me había dicho que no estuviera triste. Y lo intento pero solo puedo llorar y ni siquiera sé porqué. Me pierdo una fiesta por esto. No sé ni lo que es. Sé que solo puedo joderle la tarde a con quien esté en este momento. Pero, ¿A quién le importa? Todo el mundo piensa en mí. Todos dicen eso. Todos dicen protegerme. Pero, ¿Quién quiere estar conmigo? Al fin y al cabo, solo tapo huecos. De los unos, de las otras. Solo sirvo para eso ¿No? Ahora entiendo. Entretengo, es gracioso estar conmigo, imagino…. Pero, ¿Si hay algo mejor que hacer? Pues nada hombre, a ello! “Vente, vente”. Pero si te da igual que vaya... “No, creo que voy a descansar”. Vale, solo eso. Me dice vale. Pues a la mierda. Pues me voy a joderme la tarde. Que vale que hayas podido entender que estoy cansado. ¿Qué coño estoy escribiendo? No sé ni porque escribo esta mierda. Ni pienso lo que digo. Solo lloro. Y la lágrima cae por mi mejilla como lo hace la gota de mi ventana. Todo el rato. Todo el tiempo. Y es que creo que es eso… Que yo lloro siempre, como esa gota que cae incesante… A veces más fuerte, a veces menos desde la esquina de la cornisa. Mi corazón llora cada día pero lo esconde. ¿Y yo me siento que? ¿Despreciado? ¿Subestimado? ¿ Insultado? ¿Utilizado? No te niego que me pasa, y a menudo. ¿Qué es eso de insultar para reír? Si, me río. Pero algo en mi interior sufre. Poco a poco destruyen toda mi fuerza. Pero yo se hacer parecer que siempre estoy, que siempre estaré entero. Nada podrá destruir al fuerte "yo" que todos ven. Sí, saben que puedo llorar. Pero piensan que nada me afecta. Y no lo hace… Creía. Pero no puedo decir eso. Lloro todavía. Aunque ahora menos. Y tecleo letra a letra sin pensar si quiera porque escribo. Las lágrimas todavía no se han secado del todo. Siento que tiran de mi piel… Y empiezo a pensar como todo el mundo se ha de estar divirtiendo en este momento. Y nadie estará pensando en mí. ¿Para qué hacerlo? Si el solo es… Eso. Bah, me vuelvo a mi mundo. Seguro que al final todos estarán pasándoselo mejor que nunca, todo el mundo estará encantado. Todo el mundo lo prefiere, y lo entiendo. Me alegro que todo el mundo esté así. Estarán sonriendo, riendo de todo y con todos. Y me alegro también de que sean felices. Pero hay algo que me duele, y es que yo también querría… Pero no se lo que querría. Por cierto. No he parado de llorar, otra lágrima acaba de recorrer mi mejilla...

¿Abandonar, o no?

Y ahora, cuando mi salud sufre un cambio, es cuando más necesito apoyo y comprensión, no reclamos. Necesito que me ayudéis y que estéis ahí, no que me gritéis. Me siento solo pese a estar rodeado de gente, y eso es lo peor que te puede pasar. Ya no disfruto con cosas que antes me apasionaban, es más, ya ni las hago. En la medida de lo posible y siempre respetando a la gente, intento ser algo antisocial porque sinceramente, no me apetece estar con gente que no me entiende, y prefiero la soledad... Y eso, duele. No tengo sueños ni ilusiones, vivo sumido en una culpa que me amarga día a día. Me cuesta mucho dormir, y una vez me duermo, me despierto muchas veces durante la noche, y me cuesta mucho levantarme, porque una vez encuentro el sueño fijo, no quiero volver a la realidad.  A veces, sin ton ni son, me entran ganas de llorar, y, la cosa más simple, hace que se me salten las lágrimas enseguida. No tengo nada en lo que creer, y a menudo vuelvo al pasado, buscando un poco de tortura...  No le encuentro sentido a nada, y la mayoría de veces ya ni lo intento. Estoy perdido en una niebla que me impide ver mi futuro, y me da todo miedo.  No sé cómo salir de este agujero negro, no sé qué hacer...Pero a pesar de no poder más, no puedo abandonar, hay algo que me lo impide...

sábado, 25 de mayo de 2013

Te necesito junto a mi

Antes estaba pensando en quitarme la vida, pero al final no lo e hecho. ¿por qué? Te preguntarás. Pues a sido por la sencilla razón de que no tenía ningún sentido, dejarte sufriendo cuando tu eres la persona a la que amo, la persona que me ha hecho feliz durante 10 meses, la que me a demostrado lo que es que te quieran de verdad, la persona por la que daría lo que fuese, la persona que más representa en mi vida, porque tu eres mi mundo. Se que no e sido la persona que mejor te a tratado, pero lo e hecho lo mejor que e podido, no e sido la que mejor te a besado, pero e intentado que cada beso mío fuese especial, se que no te e dado los mejores abrazos, pero e intentado que fuesen los más cálidos y los que te aportasen tranquilidad. Se que no e sido la mejor persona, pero al menos lo e intentado, se que e cometido errores, pero todos somos humanos. Todos nos merecemos una segunda oportunidad, una oportunidad en la que demostrar todas las correcciones de los errores anteriores, la oportunidad de volver a ser feliz, la oportunidad de poder volver a querer a la persona que amas... Siento que sin ti mi mundo se cae, ya que tu eres uno de los pocos soportes que me mantienen vivo. Los para siempre, no siempre son realidad, porque al morir, nadie sabe lo que pasará después, por eso me gustaría que me permitieses una segunda oportunidad para demostrarte lo que siento, y poder estar junto a ti, ya no para siempre, sino, por esta vida. No se cuándo leerás esto, pero en caso de ser tarde, quiero que sepas que te amo, mi "enana".

viernes, 24 de mayo de 2013

Ya a pasado un año...

Hoy es un día que no se sí le tendría que catalogar de bueno, o de malo. Una de las cosas que tengo clara, es que si que es especial. Hoy hace 1 año, 365 días, 8.760 horas, 525.600 minutos, 31.500.000 segundos, que te conocí. Tu, una persona muy especial, una persona a la que perdonaría cualquier cosa, una de las personas que más e querido, la persona por la que empecé con este Blog, por la que empecé en el grupo de música... Por la que e hecho muchas cosas, y de ninguna de ellas me arrepiento, porque en ese momento era feliz, estaba en el infinito. Nada podía con nosotros, éramos fuertes, podíamos con todo, lo teníamos todo el uno con el otro. El "Tu y Yo" le convertimos en un "Nosotros", y con ello superábamos todas las adversidades, baches, las malas lenguas... Podíamos con todo, éramos "invencibles"... Pero encontramos un obstáculo que no superamos... El nosotros se rompió, me hundí, no hacía más que caer, pero no tocaba fondo, y cuanto más caía, más me daba cuenta de todo lo que te quería. No sentía nada, era una persona fría, sin sentimientos, no sentía el dolor, cualquier noticia me parecía mínima al lado de esto... No encontraba la felicidad, todo eran lágrimas, depresión, dolor. No quería nada que no fueses tu, porque sólo contigo sabía que iba a ser feliz. Es a día de hoy, que todavía no e encontrado la felicidad, todavía caen mis lágrimas por mi cara cuando pienso en todo lo que pasamos, me hundo por las noches cuando estoy en la cama, porque echó de menos tus abrazos, tus besos, tus caricias... Es por esto que no se sí debería estar feliz o triste... Ojalá salga un día de la Nada, y pueda volver a ese infinito formado por ti, ya que tu representas todo mi mundo... Se que es una locura decir esto, pero... Te echo de menos con todo mi alma, y me gustaría que un día volvieses, aunque lo veo muy difícil... Y con esto, me despido durante unos días. Necesito despejarme, llorar todas las lágrimas que me quedan por llorar, y volver a recordar todo lo que juntos hicimos posible... Hasta pronto...

La sabiduría y el conocimiento

Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender. Donde quiera que estén las huellas del maestro, allí los oídos del que está pronto para recibir sus enseñanzas, se abren de par en par. Cuando el oído es capaz de oír, entonces vienen los labios que han de llenarlos con sabiduría. Más allá del Kosmos, del tiempo, del espacio, de todo cuanto se mueve y cambia, se encuentra la realidad substancial, la verdad fundamental.
La base de la vida, es Todo es mente; el universo es mental. Lo que constituye la verdad fundamental, la realidad substancial, está más allá de toda denominación, pero el sabio lo llama el Todo. El universo es una creación mental sostenida en la mente del Todo. El sabio a medias, reconociendo la irrealidad relativa del universo, se imagina que puede desafiar sus leyes, ése no es más que un tonto vano y presuntuoso, que se estrellará contra las rocas y será aplastado por los elementos, en razón de su locura. El verdadero sabio conociendo la naturaleza del universo, emplea la ley contra las leyes: Las superiores contra las inferiores, y por medio de la alquimia transmuta lo que no es deseable en lo valioso y de esta manera triunfa. La maestría consiste, no en sueños anormales, visiones o imágenes fantasmagóricas, sino en el sabio empleo de las fuerzas superiores contra las inferiores vibrando en los más elevados. La transmutación, es el arma del maestro, la sabiduría y el conocimiento van tan unidos como la cabeza con el cuello y este con el cuerpo, la sabiduría sola no sirve de nada sin el conocimiento, y el conocimiento no sirve de nada sin sabiduría.

jueves, 23 de mayo de 2013

Cuando miro al espejo

Impulsivo, esclavo de pasiones y alumno de la coherencia, en el sendero de la madurez y en el abismo de la vida. Egocéntrico, con un amor propio que se pierde en ocasiones, corriendo detrás de mujeres que despiertan mis sentidos y duermen mi inteligencia. Amante de la vida, de los besos, de los aromas de primavera y las lluvias de sonrisas. Defensor de la verdad y enemigo de la hipocresía, que más de una vez se ha posado en mi boca y más de dos clavado en mi espalda. Amigo de los que valen esta palabra, de los que demuestran haciendo y no gastando saliva. Predicador del silencio como maestro, a veces se aprende más escuchando el tiempo y debatiendo con la soledad. Enemigo de ese que no soy yo, que en ocasiones aparece para atormentar mi cabeza, con pensamientos intrascendentes pero molestos. Hijo de las palabras, que poco a poco dirigen mi vida, que la embellecen, que la iluminan cuando lloro tinta a través de latidos. Familiar, por encima de la riqueza y de la salud, ambas son aportadas por una familia. Tú me ves todos los días y sabes lo que soy y lo que deje de ser, conoces mis llantos y reflejas mis sonrisas, narras mi vida, mis recuerdos o lo que quedan de ellos.

Agobio en mi imaginación

Un día imaginé que era inmortal. Y empecé a pensar en cómo sería asistir a cambios como que los automóviles comenzaran a surcar los cielos, que los viajes interplanetarios empezaran a ser populares, en las vacaciones en Marte, las visitas al pequeño pero encantador Plutón, la colonización de galaxias cercanas, el contacto con otras posibles civilizaciones en el universo, la desaparición de especies y la aparición de otras nuevas, el acercamiento de la Tierra al Sol y el más que previsible sobrecalentamiento del planeta y la imposibilidad de la supervivencia de la vida en él, los abruptos cambios geográficos consecuencia de terribles cataclismos, la extinción de la raza humana, la contracción del Universo... y me agobié tanto que dejé de imaginar.

No encuentro respuesta

Desde que me dijistes que nada seria como antes, llevo preguntándome si algún dia podre llegar a querer a alguien como tu, pero no encuentro respuesta. Puede que dentro de 5 dias o quizás meses, esa pregunta se haya resuelto, pero de momento, no quiero ni tengo la fuerza de olvidarte... De olvidar las cosas que pasaron entre tu y yo, estoy cansado de sufrir... Solo quiero estar contigo, tocar tu cuerpo, besarte... No encuentro la forma de decirte que te necesito...

Regreso de la Nada

Como bien sabes, se dice que el universo en infinito, pero yo se que no. El universo en un cojunto de estrellas, planetas, sistemas solares, galaxias, etc. Durante un tiempo, pensé que lo que estaba viviendo, era como el universo, pero después de un tiempo y de muchos errores, encontré la Nada. Si, la Nada. Eso a lo que todos tenemos miedo de llegar, lo que hay después de la linea de la imaginación. Llegar a esa nada me a hecho ver lo que valía la pena y lo que no, pero ya no había vuelta atrás... Continué con mi camino, si se le puede llamar así. La cosa es que cuando ya lo di todo por perdido, cuando tenía asumido que me había perdido donde jamás me lograría encontrar ni yo mismo, volví a ver esas estrellas, planetas, galaxias, etc, que habia dejado atrás. Sin embargo, todavía no e conseguido volver de regreso, pues parece ser que cuanto más me acerco, más se aleja, sin embargo, no pierdo la esperanza de volver de regreso. La gente dirá que soy estupido, que estoy caminando hacia un simple espejismo, pero yo se que no. Lucharé por lo que quiero, y lo que quiero, es salir de la Nada, con el fin volver a ese universo lleno de materia.

Una ciencia hecha emoción

Lejos de todo el misterio, sólo hay una ciencia hecha emoción. Ésa que puede calcularse paso a paso pero que no puede controlarse, esa que como la propia chispa de un alma, prende la misma vida siguiendo su propia lógica perdurable en la inmensidad.
Entre los números no caben las gotas ni la sal, ni siquiera el vacío. Forman una cadena calculada, y sé que si en algún momento se detuviese tu álgebra moriría.
Descubrí las leyes de esa ciencia enterradas muy dentro de mí. Una de ellas es simple y tajante, si algún día descubría el placebo que me hiciese un aparente inmortal mi muerte sería el perderlo.
Otra me infundió algo de tensión, como cuando me inyectaban de pequeño. Si en algún momento regaba tu libro con más tildes de la cuenta, mis palabras serían exactas, idénticas, sin fuerza. Perdería entonces mi voz. Poco a poco. Al fin y al cabo, las palabras científicas y las palabras populares tienen la misma frecuencia emocional pero presentan diferentes colores. Ya no sé quizá como entender lo que mi pecho me cuenta, y reconozco que me pierdo en surrealismos enfermizos.
Desde los preámbulos aristotélicos, aprendo a dormir en mis sueños. Las Ideas platónicas han sido abstraídas en mi colada, mi casa se ha convertido en carro y mis brazos en alas. Y tú en mi calma.
Embrutecida ciencia, misteriosa imprecisión, palabra que ahora no encuentro y quizá nunca logre encontrar... Dejadme rezar cada noche para que me quede su mirada cada día, para que se quede conmigo cada vida, cada agonía, dejadla junto a mí.

miércoles, 22 de mayo de 2013

También tenemos sentimientos

Rompiendo con el protocolo del hombre fuerte e indestructible, contrariando a lo que me dicta la razón, estoy aquí diciendo entre estas lineas, lo mal herido que se siente un hombre cuando el amor se va, sé que no debería decir estos secretos de género, pero es bien cierto que cuando el amor se va, el hombre también llora y se refugia en su cueva, donde muy pocos se dejan ver hoy salgo de mi cueva para decirte que te extraño que no soy el mismo desde que no estas, si bien es cierto estoy destruido, pero al mismo tiempo no podría vivir sin ti. Y si me estoy emborrachando es por ti, y me despierto todas las noches pensando en que fallé, y que no hice para pasar por esto. y he llegado a una conclusión:
Te perdí porque me olvide de despertar con un beso en la mejilla me olvide de llamar a medio día para decirte lo mucho que te quiero yo pensé que tu amor era igual al mío frío y recatado olvide fechas importantes, olvide festejar que aun te amo, olvide que para dar amor primero hay que amarse uno primero , olvide conquistarte a diario con un detalle, olvide que yo también me he equivocado. Me preocupe por tonterías mientras el amor se iba a la basura, me ocupe por el futuro y no vi que mi presente se estaba desmoronando poco a poco, olvide que los problemas en pareja no se pueden resolver por separado; olvide lo afortunado que soy por que tus ojos me miraron a mí. Y si estoy aquí haciendo estas confesiones es porque no quiero que te unas a la lista de amores perdidos, si estoy aquí luchando por una sonrisa tuya, es porque siempre deje que muriera el amor y se alejara de mí y no quiero que pase eso contigo porque eres mi mejor motivo para seguir vivo. Es cierto, yo no juro casi nunca, porque muchas veces no lo cumplo, y eso lo agradezco porque un día jure que jamás me iba enamorar, y odio reconocer que me enamore de ti.

Todo tiene un límite

Dejé de entenderte. Me cansé de seguirte. Me cansé de intentar cruzar tu límite, chocando cada día contra el mismo muro. Murieron las ganas en cada palabra. Me cansé de los extremos, de la bipolaridad que te invade, y me sacaste de quicio. Me cansé de preocuparme, de inventar pequeños detalles que poco te importaban. Me cansé de no verte, de no poder saber como sonríes, cómo bajas la mirada o cómo sabe uno de tus abrazos. Cuando esperas, el tiempo corre tan lentamente que consume tu energía, dejándote tirado pensando en cada esquina. No puedo explicarte que pasa por mi cabeza, porque por mucho que lo intente no entiendo tus idas y venidas, el equilibrio contigo es imposible. Estaba dispuesto a ser fonambulista en tu cuerda floja, pero tu misma me empujaste al vacío. La indiferencia por tu parte me hace ver que no vale la pena. Ahora marco yo el límite, hasta aquí los días de desconcierto. Como siempre, espero tu "no respuesta".

Un nuevo mundo

Hay un mundo en cada persona... Hay un mundo en cada lágrima derramada... Hay un mundo en cada odio, en cada amor, en cada destello de silencio... Hay un mundo detrás de los miedos, de los sueños, de las ideas, de un secreto, de un prejuicio, y hasta en los contornos de una mentira... Hay un mundo que nos abraza, que nos acecha, que nos enamora, que nos pide monedas en la calle, que nos grita cosas en la esquina, detrás de cada palabra escrita, de cada letra errada, de cada "No", de cada "Adiós"... Hay mundo en una sonrisa y es donde observo y hago nido... No quiero banderas, no quiero satélites, no quiero irme, no quiero que se me acabe el oxígeno ni que la gravedad me lleve lejos de la curva que me da eternidad... Porque una galaxia no es lo que ven en la Nasa... Las galaxias orbitan a nuestro alrededor, a cada minuto, en cada rincón, en cada pestañeo, en cada "hola"... Desde que despertamos hasta el último respiro que nos da las buenas noches... Si un día llega el fin del mundo, no será algo externo... No lo creo... Sino que será el día en que cerremos los ojos a esos mundos que esperan por ser descubiertos.

Gracias por todo

Cada noche me duermo pensando en ti, en cada rasgo de tu perfección infinita, en cada beso que hizo historia, en cada lágrima que derrame por ti... Todos los pequeños detalles que hicieron de una mirada una caricia, de un abrazo un beso. Gracias por hacerme pasar los meses más intensos y bonitos de mi vida. Gracias por hacer que cada mañana pensara en ti y sonriese. Gracias por hace que todas las noches me acostase pensando en ti. Pero sobre todo, gracias por haber aparecido en mi vida.

Vive el presente

Desde el momento en que llamaste y diste la noticia todo cambió, nada volvió a ser lo mismo, y sé que es imposible volver atrás, pero al menos puedo soñar, ya que es gratis y es posible. Me gustaría que estuvieras aquí, echándome la bronca por lo que sea, daría lo que fuese por poder abrazarte y contestarte de la manera más odiosa que puedas imaginar, rectificaría cada chillido, me pensaría cada "ojalá no...", me alegraría el poder decirte te quiero, el poder abrazarte y sentirte otra vez, me encantaría estar contigo y aguantar cada bronca, pelea, situación, cada todo...Y es que ha cambiado tanto des de aquel martes que...nada es lo mismo, ojalá pudiera volver atrás, dónde te tenía cada día a mi lado, me decías cada día te quiero, me reñías cada día. Pero ahora, no hay nada que se pueda hacer, solamente esperar y esperar hasta que todo vuelva a la normalidad y a que pueda volver a decirte te quiero sin ningún tipo de angustia y sin ningún llanto. por eso digo.... Vive el presente, o te perderás cosas increíbles

Temor a crecer

Creces cuando, te das cuenta de que nada es para siempre, de que las palabras se las lleva el viento y de que sólo quedan los mejores y los peores recuerdos. Hay quienes tienen miedo a crecer, miedo a perder todo lo que han ido construyendo día a día, amistades, amores, etc., pero quieras o no, eso va a pasar, y quizás tengas que decepcionarte miles de veces para ver que nada es infinito y que no debes depender de nada ni de nadie, porque eso significa que algún día lo perderás todo. Y quizás, sigas buscando los restos de lo que antes era tuyo, pero las segundas partes nunca fueron mejor que las primeras.

El paso del tiempo

El paso del tiempo es un enemigo de la diversión, de las risas, de los buenos momentos, de los amigos, del amor, de la felicidad...
Con el paso del tiempo nos vamos olvidando de todas los momentos vividos que nos han hecho llorar, reir o incluso suspirar.
Con el paso del tiempo nos damos cuenta de que en realidad nos encontramos solos, que siempre hemos estado solos, que esas personas que se encontraban a nuestro lado han sido personajes pasajeros en nuestras cortas vidas.
El paso del tiempo va acompañado por la vejez, el olvido, la soledad... Y es el mismo paso del tiempo el que nos conduce a la muerte.

El principio de un final

Todo principio tiene un final, y todo final tiene un principio. Lo que hoy parece sólido e indestructible, mañana puede desvanecerse como se desvanece el sol en cada atardecer o como lo hace el agua entre las manos. Puedes pensar que lo tienes todo y no tener nada. Un amigo no siempre será un amigo, ni todo lo que brilla tendrá siempre valor. A veces la soledad es triste y desgarradora, pero en otras ocasiones el silencio al que acompaña puede ser tu mejor aliado, donde nace la soledad, aparece el silencio y si eres capaz de escucharlo tendrás un buen maestro. El tiempo oxida todo lo bueno, y aun siendo el propio tiempo el que nos permite disfrutar de lo bueno, es también él quien nos lo quita con su paso aterrador, frío, lento pero capaz. Nos acompaña la melancolía de todo lo bueno que pasó y nos tortura la inquietud de que pasará. Puede que no exista el mañana por mucho que el ayer se empeñe en empujarnos hacia él para olvidarnos de las caídas del pasado, puede que sólo exista un presente constante en el que disfrutar lo bueno y afrontar lo malo, puede que el mañana sea el fin y nuestro presente únicamente… El principio de un final.

La importancia de la música

Hoy, doy gracias a la música. A veces no le damos la importancia que se merece, ocupados en nuestra rutina diaria. Apenas somos conscientes de que oímos música cada día, en todo momento. Que es ella la que controla nuestro estado de ánimo. Que es ella la que deja huella en momentos determinados de nuestra vida. Que cada letra tiene un significado, que sentimos que nos pertenece. La tenemos en nuestra cabeza. Es la que nos inspira. La que nos alegra. La que está en todas las fiestas. La que nos identifica. La que nos entristece. La que nos hace llorar. La que escuchamos mirando al mar. La que sentimos en nuestro corazón y nos hace vibrar. Es ella la que domina nuestras vidas, y no nos damos ni cuenta.

martes, 21 de mayo de 2013

Te quiero amiga

Ella, Una de las pocas personas que mereces conocer porque sinceramente, es lo mejor. Hablar sobre la amistad, no es que sea muy fácil pero creo que con decir que es esa persona que ha estado, está y va a estar siempre, que si tienes algún problema va a estar ahí, que si la necesitas para algo, va a ser la primera en estar ahí o que si necesitas sonreir va a ser la primera en sacarte una sonrisa con cualquier movida o cualquier chorrada, o simplemente contandote lo primero que se le ocurra sabiendo que vas a sonreir. Eso se lo voy a agradecer siempre. Siempre me apoya, me da consejos y aunque haya veces que quiera matarla, es imposible enfadarse con ella porque enserio, es lo mejor. Es mi gran apoyo, Sin duda. En esos momentos difíciles ha estado a mi lado y me faltarían vidas para darle las gracias. Las personas así entran en tu vida sin que te des cuenta y sin que sepas cuanto tiempo van a estar contigo, pero no importa porque estoy seguro que siempre va a estar apoyandome, igual que yo a ella. Esos pequeños detalles, esas cosas que haces por mi, por muy pequeñas que sean, no se cómo agradecértelas. Siempre estas cuidando de mi de una forma u otra. Las personas como tú merecen quedarse en mi vida.
Gracias por todo lo que has hecho por mi. Si no hubieses estado, no se quehabría  hecho.

Estupidez humana

El hombre es tan estúpido que no se da cuenta que el dinero, por lo que lucha toda su vida no es mas que un papel. Somos tan estúpidos que vemos a las plantas como seres miserables y no se dan cuenta que de ellas depende nuestra existencia. Somos tan estúpidos que vemos al agua como algo abstracto y en cantidad, la desperdiciamos en grandes complejos termales y fuentes que "mejoran al turismo" y no nos damos cuenta que dependemos del agua para vivir. El hombre es tan estúpido que contamina la tierra de la cual sale el agua que bebemos donde crecen las plantas que nos dan oxigeno y nos proveen ese "papel" por el cual morimos, contamina el lugar donde habitamos y el lugar del cual dependemos para vivir. El hombre es tan estúpido que se siente mal por no estar a la moda en vez de estar feliz por estar vivo, es tan estúpido que cree en el amor material. El hombre es tan estúpido que fuma un cigarrillo sabiendo que va a morir, es estúpido cuando hacen una guerra por un territorio, que luego va a contaminar. El hombre es tan estúpido que sobrevive en ves de vivir, tan estúpidos que inventamos un medicamento para venderlo al mejor postor dejando morir al que no puede. Tan estúpido que sobrando la comida mueran de desnutrición, tan estúpidos que un jugador de fútbol gana 1000 veces mas que un bombero. Somos tan estúpidos que estudiamos para " ser alguien " y no para " hacer algo", tan estúpidos que el mas hijo de puta es el mas reconocido y mas respetado. Tan estúpidos que matamos por defender nuestras ideas, sin pensar si quiera que el de alado tiene derecho a pensar distinto. Tan estúpidos que el que no tiene no "es". Tan estúpidos que nos matamos entre nosotros... Y sabiendo todo esto, seguimos haciéndolo... ¿Alguna duda de lo estúpidos que somos?

Hombre de la Blogosfera

El hombre blog deambula por las calles, solitario. De día es un transeúnte más, un engranaje del sistema socioeconómico, que se resigna a ocupar un número en las estadísticas. Por la noche, refugiado en internet, el hombre blog se activa misteriosamente. Ya no es más un ente, es un superhéroe, un sobrehumano, el dedo de Dios que establece alianzas, crea Imperios y los deshace al amanecer.
El hombre blog está enfrascado en su miseria. Vive y deja vivir, es un revolucionario de escritorio, se alimenta de críticas y vaivenes sociales edulcorados. A pesar de su proliferación, está en vías de extinción: no sobreviven a su generación puesto que no se reproducen. Y así pasan los días en la Blogosfera.

No hables sin saber

Un ateo dictaba una conferencia ante un gran auditorio defendiendo la inexistencia de Dios. Después de haber finalizado su discurso, desafió a cualquiera que tuviese preguntas a que subiera a la plataforma. Un hombre que había sido bien conocido en la localidad por su adicción a las bebidas alcohólicas, pero que había encontrado recientemente liberación y esperanza en Cristo Jesús aceptó la invitación y sacando una naranja del bolsillo comenzó a pelarla lentamente. 
El conferencista le pidió que hiciera la pregunta; el hombre, continuó imperturbable pelando la naranja en silencio, al termino de lo cual, se la comió. Se volvió al conferencista y le preguntó : "¿Estaba dulce o amarga?". "No me pregunte tonterías", respondió el orador con señales evidentes de enojo; "¿Cómo puedo saber el gusto si no la he probado?". Y aquel hombre regenerado por el amor de Dios respondió entonces:  "¿Y cómo puede usted saber algo de Cristo, si nunca lo ha probado?" 

Llego el cambio

Sí, los recuerdos permanecen, pero el lastre emocional que suponen se desvanece, el pasado puede ser una carga pesada, muy pesada. Me ha costado llegar a este punto, han sido meses duros, en los que he visto el cielo oscuro, tapado por nubes de incertidumbre, de dolor… pero hoy el sol las deslumbró, adiós. Se acabó. He logrado que mi corazón vuelva a ser independiente de cualquier sonrisa, he conseguido perdonarme esos errores que golpeaban en mi cabeza, pasos equívocos que dejaron manchados mis zapatos, pero el camino los ha renovado. No permitiré que el pasado empañe mi futuro, trataré de mejorar lo que empeoré y de inventar lo que olvidé, de recuperar emociones que perdí por el camino. Ahora mi guía es el reloj, y no las fotos, mis expresiones son sonrisas y no lágrimas, los pronombres se centran en ese "yo", que perdí por el "tú". Y los recuerdos permanecerán, las personas cambiarán y el reloj no parará, pero es tan bonito lo que nos queda por vivir.

Aliviar mis sentimientos

Te sientas enfrente de una libreta, un ordenador, o en este caso, de un móvil, y todo porque deseas expresar tus sentimientos, porque tienes unas impresionantes ganas de llorar y necesitas sacarlo para fuera, pero no en forma de lágrimas. Entonces te das cuenta de que tienes millones de sentimientos, pero que los tienes tan desordenados que no eres capaz de ordenarlos para darle forma de texto, te vienen diferentes ideas a la cabeza, como lo mucho que la quieres, lo mucho que te quiere, esa amistad que pende de un hilo, los innumerables cambios que estás sufriendo, la soledad que cada día que pasa se hace más tangible y un millón de cosas más.
Hoy he decidido escribir como me siento cuando me paro a escribir un texto, porque ha sido lo único que he sido capaz de ordenar en mi cabeza, y porque necesitaba escribir, porque es la única manera de aliviar mis sentimientos.

lunes, 20 de mayo de 2013

Mi forma de ser libre

Aquí y ahora, sobre un triste papel en blanco doy forma a la mina de una lápiz que no sabe lo que tiene que contar. Está confundida, quiere pintarlo todo con los tonos más tristes que conoce y esconder su significado para que jamás lo encuentren. Dejé la mano libre, pues quería saber lo que tenía que contar, fue entonces cuando me dí cuenta de que estaba enamorado y de que odiaba a la única persona capaz de hacerme sonreír de verdad. Mi pluma había perdido la fe, las ganas de luchar y de seguir disfrazando recuerdos en cada palabra. La inspiración se había esfumado dejándome solo completamente, solo y al frente de la que sería una dura y larga batalla contra mi mismo. Tenía que entender que hasta que no dejase de luchar contra mi no podría volver a sonreír, pero ese afán que me caracterizaba no cesaría tan fácilmente. Se derramó sangre, lágrimas, se quemaron libros y fotografías, se rechazaron olores y tactos conocidos me negué a volver a verla, a hablarla… Pero continuaba haciéndome daño. Era absurdo, al menos esa fue la conclusión que saqué de todo cuanto escribía, absurdo sentirme culpable cuando era la víctima y estúpido por ser victima sin haberme dado cuenta. Ya no tenía el control sobre mi, el corazón latía sin que pudiera controlarlo, las lágrimas brotaban y ahí estaba mi intelecto, hablando conmigo todos los días, consolándome, pero no servía de nada… Un buen día mi vía de escape se reveló contra mi, la inspiración se tomo unas vacaciones y la tinta no volvió a tomar forma. Me bastaba con un lápiz para poder ser yo, para no tener que ocultarme siempre, para liberar todo lo que pensaba sin exponerlo ni exponerme pero de qué servía mostrarle a la nada mi forma de ser. De qué servía habitar un mundo vacío, conocer personas inertes y vivir de algo que no se ve, de que servía un órgano que actuaba por su cuenta y bombeaba sangre a su antojo, de qué servía una materia gris que lo hacía todo negro, que sacaba del fondo del baúl de los recuerdos aquellos que hacían daño, de qué, esa era la pregunta. Ya no hay respuestas, no hay verdades subjetivas ni objetivas, todo se reduce a la nada, al mal, a lo inerte, lo insignificante… Lo estúpido.

La intensidad del amor

Me hallaba en mi habitación, mirando la vida, observando las nubes y decidí rescatar el lienzo de mi memoria, para darle unas pinceladas de tono presente oscuro. Me percaté de que el color predominante antes, era el rosa, desatado, en su expresión más cercana a la felicidad, con trazos alargados. Sin embargo, hoy cambiaría ese rosa, por un gris más sosegado, más coherente, color piedra, duro, pintado con cabeza, sin que los latidos tomen partido en la imagen. Recuerdo vagamente una expresión que solía decir bajo los efectos de una droga llamada amor, me sentía eterno, veía alucinaciones, llegando incluso a entonar un siempre en tono serio. ¡Necio!. Tardé meses en recuperarme de aquella porquería, porque estaba metido hasta dentro, la persona que me lo vendía, decidió romper el negocio, y me dejo con una adicción peligrosa, taquicardias, sudores fríos, como fríos eran los latidos, capaces de congelar el riego de mi sangre, mudo se quedó mi órgano más efusivo, por no tener nada que gritar, por no tener a quien llorar, acostumbrado al carnaval, se tuvo que enfrentar a un funeral de emociones. Lágrimas que caían al vacío, que tenían su eco en el alma, donde calaban con más fuerza, creando sueños tormentosos. Comencé a marcar el calendario, color sangre, contando los segundos, minutos, respiraciones que pasaba sin inyectármelo en la sangre, todo parecía una pesadilla sin final. Me agarré al reloj, como única esperanza, metiéndole prisa al dolor o parándolo en cada mirada pérdida hacia el horizonte de tus recuerdos. Por suerte, de esto hace meses, hoy me hallo rehabilitado, pero cualquier olor a rosas me produce arcadas, se me atraganta el amor, precisamente por no encontrarlo, por no saber manejarlo, por no saber si me quitará más o me dará menos, por miedo a arriesgar, a saltar de nuevo a un vacío cuyo final puede estar a dos metros, o de aquí a la eternidad. En realidad, esto no se aleja de ningún juego de azar, pero por desgracia las pérdidas trascienden lo económico. Sólo se trata de encontrar a alguien que quiera ir hasta el final, a perderlo o a ganarlo todo, pero con coraje a lanzar un all in en el momento en el que las mariposas pasen a ser algo constante, tan cotidiano que ya no hagan cosquillas, que ya se sientan reales. Es tan curioso esto del amor, te tumba y te levanta, te da vida y te mata, es tan arriesgado, tan utópico encontrarlo en su estado más puro… no esperaba encontrarlo en el reflejo del vodka o bajo las luces de una discoteca, ni si quiera en callejones color esperanza, no, eso no es amor, puede encontrarse así, pero no huele igual. Aunque, en realidad, se esconde donde menos esperas, bajo tus zapatillas, tras el humo de un cigarro o en la calle más ruidosa de tu ciudad, el truco es no buscarlo, es vivir sabiendo que alguien vendrá a dilatarte las pupilas y a atarte el corazón. En el fondo, uno nunca deja de estar metido en esto, puedes ser feliz sin él, puedes respirar sin él, pero la intensidad que te da… eso no lo encuentras ni en la “mejor” de las drogas.

Motivo de lucha

Miras el móvil. Vuelves a mirarlo. Esperas. No hay nada. De repente, vibra. Tus pulsaciones se aceleran como cuando aceleras una moto de golpe, el famoso nudo escondido que a veces tanto odias sube hasta la garganta y los pelos se manifiestan poniéndose en punta. Ahí está: "Buenos días". Sonríes, sin dejar de leerlo, una y otra vez. Te das cuenta de lo mucho que pueden afectarte unas simples palabras como esas porque para ti son algo mas que simples palabras escritas. Alguien se ha acordado de ti y a malgastado esos pocos segundos en escribirte eso con una finalidad que tu desconoces pero que al fin y al cabo te alegra al instante. 
En ese momento tu mente empieza a viajar, a pensar, a soñar. ¿Y si...? ¿Y si...? Te das cuenta de lo mucho que te importa esa persona y decides una cosa: Luchar, luchar hasta ganar y poder decir que lo has logrado, que eres feliz.

Otra recaída

Me considero una persona especialmente fuerte mentalmente, por todas las cosas que he tenido que pasar. Nunca he tenido una vida fácil. Siempre he sido una persona muy curiosa, y cuando me decían que algo iba a hacerme daño, iba averiguar el porque. Debido en parte a eso, he pasado muchos momento malos. También soy una persona especialmente sentimental, todo me afecta el doble de lo que normalmente debería afectarme. Hace ya un tiempo que aprendí a "controlar" mis emociones, no dejaba que algo malo me afectara, le ponía remedio enseguida. Hoy siento que recaigo. Hacía muchos meses que no me sentía así de mal. Hoy no consigo quitarme este sentimiento. A veces no se si realmente soy feliz, o solo estoy intentando engañarme para creer que si lo soy.

Mi soledad

Cómo puedo ser capaz de llegar amar,
Cómo puedo ser capaz de valorar a los demás,
Ni me quiero ni me valoro,
Me hundo en una soledad que yo mismo creo.
Construyo gruesas paredes que nadie puede atravesar,
Y desde ahí veo a la gente pasar.
Cuando me decido a salir, me transformo en otro yo.
Y mi consciencia desde dentro de esas cuatro paredes vigila cada uno de mis actos.
Soy un títere sin guión,
Un actor sin película,
Una canción sin letra,
Y nadie se da cuenta.
En estas cuatro paredes se repiten las mismas palabras,
Desde Mentiroso a estúpido,
De imbécil a inútil,
Quiero romper estas dichosas paredes y gritarle al mundo,
Cuando me decido a salir abro la boca y me quedo mudo.
Sin palabras sin pensamientos...
Y camino sobre mis pasos y me vuelvo a mis cuatro paredes haciéndolas mas gruesas.

Ven conmigo soledad...

Soledad ven y acompáñame, quiero sentir tu presencia mientras de mis ojos salen lágrimas de dolor. Quédate conmigo hasta que pueda poner en orden mis ideas, o hasta que mi corazón logre olvidar. Escúchame tu por un momento, ya que a mi alrededor no haya más que dolor creado por mi. Por eso recurro a ti, sé que no me fallaras. Te confieso que: hoy no ha sido un día bueno, estoy en medio de una batalla, sin embargo no me quejo. Pero ya no lo aguanto. He decidido aislarme como siempre, encerrarme en mi mundo e implorarte que te quedes conmigo. Ya que eres la única que me entiende, la que no juzga ni pregunta, que hieres y ayudas a la vez. ¿Sabes? Quiero viajar, alejarme de todos. Tú me conoces y sabes a donde quiero ir, solo que esta vez quiero que tú seas mi única acompañante. Soledad, te invito a que me ayudes olvidar mis problemas en una hermosa montaña de Los Andes. Créeme que no hay mejor terapia para mi corazón que eso. Gracias una vez más por estar presente...

Una dura pesadilla

Personalmente, os recomiendo leer el texto escuchando Skyfall de Jocelyn Scofield.


Me encuentro en el bosque, perdido totalmente. La noche empieza a caer, y no encuentro nada que me ayude a ubicarme. Ando sin rumbo, cuando derrepente encuentro una casa. Está muy bien cuidada, y me resulta segura. Entro en ella, pero algo no va bien, nada más entrar en ella, un escalofrío me recorre todo el cuerpo. Las cosas se mueven, se oyen pasos por la casa. Salgo de ella, y ya es de noche, el tiempo había transcurrido muy rápido dentro de la casa, pero lo más extraño, fue que se había parado el tiempo, no había ningún movimiento, todo estaba en silencio. Me quedé bloqueado, mi mente no podía procesar toda esa información que se me había presentado de golpe. Derrepente, me percaté de que algo extraño se estaba acercando a mí. Salí corriendo sin rumbo, con el miedo dentro de mí, pero por más que corría, no podía dejarlo atrás. Cada vez lo tenía más cerca de mí, y cuanto más se acercaba, más me iba debilitando. Derrepente me caí agotado, no tenía ni fuerza para gritar. Cuando le tenía encima, su cara me atormentó. Sabía que iba a morir. Sabía que había llegado mi fin. Cerré los ojos para no ver mi fín. Derrepente sentí como el frío acero me atravesaba el pecho, a la vez que notaba como la sangre se escapaba de mi cuerpo a chorro, saliendo junto a ella mi alma...

Luchando contra todo

Se acerca el verano, y con el todos los recuerdos. Las tardes en la playa, las tardes en la pista de Skate, en nuestro sitio, las fotos juntos... Todos esos recuerdos vuelven a mí, me atormentan, em recuerdan lo solo que estoy, y la mierda de persona que debo de ser... Lo sé, me infravaloro mucho, pero si os encontraseis en mi situación, me atrevería a decir que habríais echado a correr u os habríais quitado la vida. Para aguantar todo lo que llevo yo a mi espalda, se necesita valor, fuerza para seguir adelante sin echarte ni un poco para atrás, luchar contra las adversidades con todo, sudando y llorando sangre, incluso arriesgando la vida. Todo esto me pasa porque se que vale la pena todo lo que estoy luchando, porque cuando deseas algo con todas tus ganas, nada ni nadie podrá contigo, porque irás con todo lo que puedas a defender lo que quieres.

No hay nada fácil

No se si e cometido un grave error, o si e actuado de forma correcta. Lo que si tengo claro, es que para mí, no a sido nada fácil tomar esta decisión, lo pasé muy mal cuando tu tomaste esa decisión, me dolió cunado siempre me decías que no, me dolió cunado me dijiste algo que hiciste pero más me dolió cuando me trataste como una mierda, cuando yo te traté de la mejor forma que podía. Me negabas muchas veces una única cosa que pedía, no se porque lo hiciste, pero algo te pasaba cuando me decías eso. No tengo nada más que decir, porque ya no se ni como estoy, porque jamás me legué a esperar esto de ti. Ahora que e tocado fondo, me doy cuenta de que mi destino es estar solo. Lo más seguro es que ocurra.

domingo, 19 de mayo de 2013

Las contradicciones de la vida

Durante nuestra vida, vamos generando de forma sólida una mentalidad, unas ideologías, tradiciones, creencias religiosas, etc. Todas ellas forman parte de la esencia de la vida, son parte de nuestro cerebro que nos genera un estilo de vida con el cual se creará una personalidad. Sin embargo, durante nuestra vida, debido a situaciones que nos ocurren, podemos llegar a contradecirnos a nosotros mismos, y a su vez, puede hacer que cambiemos una ideología, e incluso puede hacer que tengamos una vista diferente de la que teníamos anteriormente hacia algo. Cada mente es un mundo, un mundo con cientos. E incluso miles de anécdotas, golpes que nos da la vida, baches superados, gente que hemos conocido, y hemos dejado en el camino, e incluso gente que nos queda por conocer. La vida está llena de situaciones que nos van a contradecir en nuestros pensamientos. Jamás debemos cerrarnos en una idea, porque cuando menos lo esperemos, la vida nos contradirá.

Una vida sin amor

Contra el machismo

No me levantes la mano, deja de gritarme, deja de hacerme llorar día tras día. Hablas sin saber el daño que hacen tus palabras, no te das de cuenta de que de verdad duelen, de que luego queman por dentro y cada lágrima es una batalla conmigo misma, por tu culpa. Si luego te arrepientes me da igual ¿Cuántas veces acepté tus perdones y lo repetiste?
No voy a ser tonta más veces, y si se que en este momento no puedo hacer nada, me resignaré como si no fuese nadie, como si lo que yo dijese no importara nada, como si mi opinión no sirviese para nada, voy a aceptar la situación, voy a hacer como que tu ganas porque realmente yo se que la única persona que va perdiendo en esta pelea soy yo. Que tus gritos se me quedan grabados, y luego mi cabeza los repite "No vales para nada.", y me lo acabaré creyendo te felicito por ello.
Si lo que te crees es que vas a salir adelante hundiéndome a mi en la mierda, te confundes. Si yo me ahogo en la porquería, estoy segura de que luego vas a caer detrás mia. Que si yo sufro, por mínimo que sea tu vas a tener un dolor de cabeza y espero que ese dolor de cabeza te quede para siempre. Por que yo no soy nadie, yo tengo nombre y apellidos yo tengo sentimientos me valgo por mi misma y si, si valgo para algo, valgo para todo lo que quiera llegar a ser, pero si me dejas ser, si me dejas valer. Si tu me acorralas, por supuesto que voy a seguir rechazándote, por que si yo me merezco poco, tu te mereces menos. Si yo doy asco tu lo vas a dar más. Si yo me merezco que todo el mundo se ria de mi, para ti ¿Qué será? imaginate a miles de personas señalandote con el dedo , imaginate que lo sepan todo, que sean tu dolor de cabeza.
Si, esto lo e escrito poniéndome en su piel, que es como mejor se ven las cosas. Si, soy un tio, un tio que esta en contra de esos tios que son tan inútiles, que se dedican a pegar a las mujeres para sentirse algo, pero en verdad, no son más que desechos sociales, gente que no debería tener a nadie, estar sola, y así saber lo que es sufrir en soledad. Ya solo me queda deciros que a las mujeres no se les grita, no se les levanta la mano, y valen para todo y mucho más.

sábado, 18 de mayo de 2013

El valor de las mujeres

Detente un segundo

el capricho de amor

jueves, 16 de mayo de 2013

¡Querer es poder!

Que rápido pasa el tiempo… Demasiado rápido para algunos y demasiado lento para otros. Pero el tiempo pasa sin que podamos evitarlo. Un año más paso para mí, un año lleno de recuerdos, de alegrías y tristezas, de momentos compartidos y momentos de soledad, momentos de locuras y momentos de seguir las normas. En este año que queda atrás he llegado a estar en lo más alto y en lo más bajo, de todo estar bien a todo estar mal. Se que un año atrás donde conocí a muchas personas y un año donde muchas personas se quedaron atrás. Un año en el que me he dado cuenta de muchas cosas: de desconocidos que decían llamarse amigos, darme cuenta de quienes son mis verdaderos amigos, que la vida no es como la pintan, que no todo es color de rosa ni todo es negro, que en la vida se sufre y se es feliz. Y hay que saber valorar los momentos buenos. Que los momentos malos vienen solos, pero los buenos hay que buscarlos. Que cuando tienes un sueño tienes que luchar por el. Que para ganar tengo que arriesgar, y si arriesgo pero no gano, pues al menos lo habré intentado, pero si no lo hago ya me di por vencido antes de tiempo, ¿Quizás por miedo?, ¿Por no tener el valor? Si no arriesgas no ganas. Eso es luchar por tus sueños. Que cuando vea una injusticia, lucharé contra ello porque no debemos dejar que las injusticias nos tapen la poca luz que tenemos. Que la fuerza de voluntad lo es todo. Porque.... ¡Querer es poder!

Mis verdaderos amigos

Me enfrenté a la adversidad sin buenos resultados. Traté de impedir aquellos caminos que conducían a un profundo vacío, y si, alguna vez me equivoqué y llegué a tocar la oscuridad con un solo dedo en alguna ocasión, pero rectifiqué a tiempo y desde ese momento me vi rodeado de claridad, de muy buena compañía que muestran interés en mí. Si hoy existe algo que me haga sentirme orgulloso, es por estar con mis amigos, los verdaderos que son los que te ayudan a caminar, los que te hacen soñar y los que te hacen volar porque cuando estoy con ellos, me siento inmortal, me siento con la capacidad de superarlo todo. Todos los obstáculos los esquivo, y solo con tenerlos al lado. Soy intocable porque ellos son mi gran protección, mi cobijo para resguardarrme cuando llueve, rincón donde desahogarme, mis miedos derrotados, son todo esto y más, porque también gracias a ellos vivo, y por cada uno de ellos, yo moriría. Si hay algo por lo que debería pedir perdón, es por estar con ellos, pero al fin y al cabo son mis amigos y con ellos lo tengo todo. Para que quiero más si ya lo tengo todo. teniéndoles a ellos. Gracias por todo.

martes, 14 de mayo de 2013

Calma en mi espíritu

Pues si, ha llegado el momento de saltar, de que el sonido de mi caida, libere mi espíritu roto por los crueles achaques de este injusto destino mio que ha sido escrito por un cabrón que disfruta viéndome así. Vamos, cada vez creo mas todos tenemos un destino, y que ese destino se cumplirá por mucho que lo evites. Después de una fría época estival plagada por las tormentas y lluvias surgidas en mis ojos desteñidos; antaño coloreados, amigables, cálidos y risueños. Todo eso se quedó en un pañuelo con el que quité el maquillaje de la vida llamado felicidad. Mi corazón está roto, corrompido continuamente asqueado por mi irónica vida, llena de bonanza. No se porque no deserta en su misión de latir día a día, parece que disfruta viendo mi cruel abatatimiento ente la oscuridad de mi alma, poco dislumbrada cada día menos. Y por suerte hoy ya es el último día, me levanté alegre, recibí la burla diara contento porque no habría más, al llegar a mi casa me asomé por la ventana, miré por última vez através de ella, y me apresuré a ir a la parada a por el autobús. Fui a generar las últimas sonrisas que mis ojos verían, y seguido cogería el transporte que me llevaría donde todo el mundo teme ir. Ya en el lugar al que soliamos llamar el "Sitio feliz", que es donde todo acabó, me limité a sentarme y disfrutar un rato del bello paisaje. Después de secarme las lágrimas, llegó el momento al que jamás habría querido llegar. Me decidí a flotar como un pájaro, tener la sensación de estar flotando. Una sensación inexplicable la que sentía mientras me iba acercando a las rocas que pondrían punto y final a esta historia... La última muestra de valentía de un cobarde que ha abandonado todo por no ser capaz de afrontar lo que se le a venido encima, es lo que hace que se cometan estos actos. No me despido de nadie porque me habeis ayudado a que mi vida me fuera mejor, hicisteis lo posible para evitar que mi vida se autodestruyera, y yo en cambio, os lo pago así... La rendición sin condición, a traido calma a este espíritu atormentado.

Pararse a observar

Llegada estas alturas de mi vida, me detengo y me doy la vuelta. Observo detenidamente, y me doy cuenta de toda la gente que e dejado atrás, recuerdos, baches que he superado. Entonces, llego a la conclusión de que esto no ha hecho más que empezar. También puedo apreciar que tengo recuerdos de momentos felices, recuerdos alegres, e incluso actos de auténtica valentía. Vuelvo a rotar sobre mi posición, sin embargo, me siento mejor, pero aún sigo teniendo esa cuerda atada a mí, desde la cual me siguen todas las preocupaciones, problemas de la gente que me importa, mis propios problemas, y de frente me ralentiza un fuerte viento llamado estrés, y no es solo eso, sino que, hay veces que comienzan a caer gotas que me ralentizan aún más, a la vez que me enfrían, y eso recibe el nombre de soledad. Se que nada de esto me hará retroceder porque yo forjé mi camino, decidí ir por el camino difícil, y en el cual tendré un final de camino fácil, en vez de al revés. Yo os animo a seguir adelante, porque todo esfuerzo conlleva una recompensa, y esa recompensa tarde o temprano llegará.

El final de una lucha

Luchar por algo que sabes que está perdido, no dejar de ello por un sentimiento, una razón, una esperanza... Pero, ¿Para qué? ¿Para no ganar la batalla? ¿Por qué no quieres perder algo? ¿Por qué no tienes esperanza? Son muchas preguntas a las cuales no encontramos respuesta por más que las buscamos. Muchos dicen que es porque no pasamos página, que todavía no lo hemos asumido, que somos débiles, etc. Pero como casi todo, llega un momento donde nada nos ayuda, donde no vemos sentido alguno a seguir luchando... Otras veces se puede deber a que por algún motivo, lo que hace que estés en esa lucha, hace que tus ganas de luchar disminuyan, cosas que hacen y/o dicen, y te hacen ver que poco a poco se van olvidando de ti. Somos humanos, por lo tanto, cometemos errores, pero porque se haya perdonado una primera vez, no significa que haya otra segunda oportunidad, porque no todo el mundo sabe perdonar.

lunes, 13 de mayo de 2013

Significado de amor

El amor es algo que se siente, se da, se valora, se desea, y más que nada lo expresamos, pero ¿Para qué sentir amor, si casi siempre se sufre? Nosotros buscamos el amor, pero el amor es sufrimiento, el amor es importante para nuestra vida, pero a veces está para hacernos sufrir y lastimarnos, llorar y lamentarnos por no saber que hacer con esa angustia que sentimos en lo más profundo del corazón, ójala fuera tan fácil y menos doloroso enamorarse, pero quien más ama, es quien más sufre, por eso siempre la relación tiene que ser de dos, el amor siempre tienen que demostrarlo las dos personas, porque si no... No es una relación, el amor en estos tiempos se demuestra casándote por Facebook, Twitter, teniendo sexo, pero no es así.. El amor va mucho más allá de eso, va en el alma, en el corazón, en la mente, en todo el cuerpo, hay miles de formas de demostrarlo pero siempre tiene que ser verdadero, tiene que ser puro, el amor va más allá de la distancia, el amor está en todos lados, aunque no lo busquemos siempre lo encontramos, y siempre nos llega, tarde o temprano para aquellas personas que dicen "No sirvo para el amor" no es así. El amor puede venir de la persona que menos esperas, así que levanta la cabeza y busca que siempre esta ahi.

Mi lucha entre cabeza y corazón

Tengo tantas sonrisas, palabras y momentos que compartir, miradas y deseos que declarar y lugares a los que visitar junto a ti, que me faltarían días de mi vida para realizar todo lo que quiero.
Un "Buenos dias, princesa" y unas "Buenas noches", amaneceres y puestas de sol,viajes de ida y de vuelta, un beso en París y 1000 en Madrid, masajes y pellizcos, sonrisas y lágrimas, noches de películas y estrenos, patinaje sobre hielo y tardes de verano,discusiones y reconciliaciones. 
Sería universitaria de tu cuerpo y tendría un Máster de tus lunares y un Doctorado de tu sonrisa y todo con matricula de honor. 
El problema es que, no podemos dedicar nuestra vida a lo que queremos y utilizamos la razón, y hacemos lo que debemos.

¿Estaré loco?

Siento como el tiempo resbala entre mis dedos. Siento como la mecha del día a día cada vez se consume más y más rápido.
A veces creo que elegí rechazar una realidad más profunda para poder quedarme atrapado en esta pequeña jaula que se mantiene viva por la monotonía y la ingenuidad.
Esta jaula, que siempre ha sido mi protección está acabando con mi vida. Terminará enloqueciendome, si no lo ha hecho ya.
Necesito escapar de esto, irme lejos y olvidar.
Nubes de tormenta se hacen con mi alma. El vacío crece en mí y no puedo evitarlo. ¿Qué sentido tiene la vida cuando siempre se busca algo y nunca se encuentra nada?

domingo, 12 de mayo de 2013

La realidad de la vida

Todos sabemos cual es la realidad que ciñe a este nuestro mundo, la actualidad que existe en esta era, en verdad se acerca a lo que nosotros mismo hemos llegado a denominar "despreciable", y si las cosas están así debemos saber que es por culpa de todos y cada uno de nosotros. El mundo que nos rodea es imperfecto, por lo que no existe principio alguno que pueda llegar a explicarlo. Está claro que la vida no es nada fácil y eso es algo que todos sabemos pero... Las mejores cosas son aquellas que más cuestan conseguir, y para conseguir algo se debe pagar un precio semejante a este, eso es lo que yo llamo intercambio equivalente, nadie puede conseguir aquello que desea sin pagar su precio correspondiente, cualquiera que pague con esfuerzo acaba obteniendo algo a cambio. Con esto, quiero decir que todas las tristezas y pesares que nos otorga esta vida, la cual vivimos con la cabeza en alto y sin echarnos atrás, es el precio a pagar por la felicidad y la alegría que obtendremos a cambio. Desde el momento en que nacemos, un camino se crea, y ese camino está conectado directamente a nuestro corazón, lo único que hemos de hacer es seguir a nuestro corazón, a nuestros sentimientos y así finalmente, un día podremos decir con la cabeza en alto: Esta fue mi vida, no me arrepiento de nada en absoluto, viví como quise y cree infinidad de vínculos con todo tipo de personas, por eso, no me arrepiento de nada. Por muy duro que resulte el camino, nunca os rindáis ni cedáis a la oscuridad, vuestro corazón brillará con el poder de la luz, y ahuyentará a las sombras que os acechan.

Mirar al frente

"Cuando era pequeño..." ¿Cuantas veces has dicho o pensado eso? ¿Decenas, centenas de veces verdad? Es ahí cuando reflexionas en lo que pensabas entonces, en lo que piensas ahora y en como pudo cambiar tanto la historia de una misma persona. Hoy me he hecho esa misma pregunta. Lo he dicho demasiadas veces y en ningún momento había pensado como lo hago ahora. 
Verás. Cuando era pequeño, como todo el mundo, tenia mis pequeños sueños como que ser de mayor, donde iba a vivir y con quien. Soñaba con surcar los cielos en un gran pájaro de hierro, en llegar a la casa más bonita de la tierra frente a una playa paradisíaca y estar con aquella niña que me gustaba desde siempre. Fue el destino el que quiso que no pueda sobrevolar las nubes como quería, que me alejase de aquella niña y ver realmente lo difícil que es tener una casa así. 
¿Debería estar decepcionado como mucha gente? Yo creo que no porque en el fondo también se que lo veíamos muy lejos y no nos preocupábamos de si no se cumplía, tampoco teníamos problemas verdaderamente importantes, pero entonces eran importantes. Cuando creces algo más le das vueltas a otras cosas más relevantes realmente, pero con los ojos puestos en que algún día existirá, por ejemplo, una hipoteca. 
Lo que quiero decir con esto es que no cambiamos realmente. Siempre vamos a estar preocupados por algo, siempre tendremos de poco a mucho estrés, pero si en algún momento piensas: "cuando era pequeño.." para decir que antes estabas mejor porque vivías más despreocupado párate a razonar que entonces si que te preocupabas. Siendo así ¿No cres que el día de mañana dirás que a día de hoy todo era mejor? 
Si consigo que lo veas como lo veo yo ahora mismo te darás cuenta de que si solo vemos atrás nunca nos daremos cuenta de lo que realmente tenemos. De que siempre habrá momentos peores y tiempos mejores, pero la felicidad y la tranquilidad radica en el momento y no la podemos dejar escapar. Vive el día y aprovecha cada época, cada oportunidad y si te arrepientes de algo que sea de tus errores y no de no haberlo intentado con todas tus fuerzas. Si fracasas que sea porque lo diste todo. 
Desde mi ignorancia, juventud e inexperiencia en la vida creo que es un pensamiento que todos deberiamos tener de vez en cuando. Si no llegará un momento en el que miraremos atrás y nos arrepentiremos.

Estar enamorado duele

¿Has estado alguna vez enamorado? Es horrible, ¿verdad?, te hace tan vulnerable. Abre tu pecho y abre tu corazón y significa que alguien puede meterse dentro de ti y echarte a perder. Construyes todas esas defensas, te fabricas toda una armadura para que nada te pueda hacer daño, y entonces una persona estúpida, que no es diferente de cualquier otra persona estúpida, entra como si tal cosa en tu estúpida vida… Les das un trozo de ti. Ellos no lo pidieron. Hicieron algo estúpido un día, como besarte o sonreírte, y entonces tu vida deja de ser tuya. El amor toma rehenes. Se mete dentro de ti. Se alimenta de ti y te deja llorando en la oscuridad, una frase tan simple como “quizá deberíamos ser sólo amigos” se convierte en un trozo de cristal introduciéndose en tu corazón. Duele. No sólo en la imaginación. No sólo en la mente. Es un dolor en el alma, un verdadero dolor.

Algún día...

Algún día es lo que me repito siempre.. Algún día seré capaz de contarte todo lo que siento por ti, de contarte lo que siento con solo mirarte, aunque dudo que no lo hayas notado ya, pero es que no puedo evitarlo, esa manera tuya de enfadarte conmigo, esa manera me encanta. Como toda tú. Eres la única que sabe como animarme y hacer que me alegre con cualquier tontería. Porque compartir contigo mi día, mis 6 horas diarias junto a ti, es lo mejor que me ha podido pasar. Y es que, ¿Cómo es posible que alguien a quien ni conocía se haya vuelto tan indispensable para mi? Si en Septiembre me hubieran dicho que acabaría loco por ti, no lo hubiera creído, pero aquí estoy... Suspirando porque me digas algo que me lleve a decírtelo todo de una vez. Aunque soy realista, sé que nunca pasará nada, soy mayor que tú y eso hace mella queramos o no. Pero eso no impide que te diga te odio cuando me haces enfadar mientras que escondo una sonrisa de "te mataría a besos", cuando te hago cosquillas y rozo tu piel, estoy rozando la perfección, siento que puedo volar y me imagino rozándote en mis noches. Y a veces me gusta imaginar que tú también sientes algo, que tu también tienes la misma reacción que yo a todos nuestros actos, te encanta buscarme y que te preste atención, y aunque a veces sea un borde siempre termine dandote abrazos y para sentirme seguro de que no estás mal. Cuando tengo un problema vienes a mi sin que te lo pida, de esa forma tan desinteresada que haces todo... Para mi eres perfecta, tus ojos marrones, en los que me perdería mirándolos por una eternidad, tu piel blanca, la que recorrería por cada poro sin dejar un hueco, tus pecas, a las que envidio por estar siempre pegadas a ti, tu sonrisa, esa sonrisa de medio lado que me copiaste y que me vuelve loco, tus labios, esos que mordería hasta que sangraran.. Tú entera, tú, porque te quiero, porque estoy irremediablemente enamorado de ti. Algún día te lo diré, y sé que será perfecto, pero no tengo el valor de decírtelo por miedo a perderte.

Mi mundo y mi vida

Caminar sin mirar atrás, sin pensar en el pasado ni en un futuro lejano, solo andar por andar hasta donde tus pies te quieran llevar. Y respirar aire fresco,puro, sin prisas, sin miedos, solo tú y el viento. Solo tú y el mar.
¿Para qué preocuparse? ¿Para qué tener sentimientos? Si luego todo acabará en el mismo lugar, si luego todo acaba y nada más. Si vamos a hacer algo que sea hacernos feliz. ¡Hoy quiero hacerme feliz! Hoy quiero vivir sin darme cuenta. Que se calle mi conciencia y que hable mi corazón, que cuando este sueño desvanezca no me quede nada por decir ni por sentir.
Será ahí cuando mis pesadillas cesen, cuando mis angustias se vayan y se dejen de ocultar tras el muro que las separa de mis ojos, de mis lagrimas. Sera ahí cuando ya no importará el donde, ni el porque solo el quien. Y... ¿Quién? Yo, solo yo y mi mundo, solo yo y mi vida.

Ójala...

Nunca entendí el sentimiento de pérdida... O más bien, puede que jamás haya logrado digerirlo. El tiempo no cura nada, eso es una farsa. El tiempo sólo pasa, nada más. Al principio, te haces la fuerte y no lloras, inculcándote que las personas vuelven, que todo volverá a ser lo que entonces; Eso no va a pasar. ¿Eres tú o es el resto? Quién sabe. Ojalá pudiera cambiar el destino de las personas... De vez en cuando y, sobre todo, ojalá pudiera secar las lágrimas del corazón de estas. Pero al final sólo eres una niña, que está creciendo y que está intentando buscarse, para no fallar. Ojalá no te hubieses ido de mi mundo. Y tú... Ojalá te atara algo aquí. Y tú... Ojalá las cosas te hubiesen ido mejor... Y tú, ojalá no tengas que irte... Pero si te vas, quiero esa sonrisa.

viernes, 3 de mayo de 2013

Una nueva vida

Podrás decirme que no, pero yo se que si. Podrás decir que no lo haga, pero lo haré. Podrás decir que no me quieres perder, pero lo acabarás haciendo. Podrñas decirme que eso no es verdad, pero yo se que si lo es.
Estoy comenzando una nueva vida, solo con acompañamiento de unos pocos amigos, pero con eso me basta. Se que posiblemente tu ya hayas empezado una vida nueva, posiblemente ya tengas una relacion estable, y estoy seguro que estás más feliz sin mi. Todo puede cambiar, ¿recuerdas?. Yo empecé de nuevo una vida, me olvidé de casi todo, y solo dejé a la gente que me demostró que era importante. Es deprimente darse cuenta de que con una mano me basta para contarlos. La verdad, no me importa, porque se que esas personas me quieres, y están en los momentos buenos y en los malos. No se si serás consciente de esto que estás leyendo, porque se que lo estás leyendo. Jamás te olvides de esa frase que me dijiste una vez, "Todo puede cambiar", porque nunca se sabe lo que el destino nos deparará, y puede que desaparezca de la noche a la mañana, para no volver nunca, convirtiendome así en un recuerdo de lo que alguna vez fuimos.

El "¿Por qué?" de las cosas

Todo viene de golpe. Cuando peor estás, más cosas malas ocuren. Pero tiene un "¿Por qué?". Cuanto más negativo lo vemos, todo nos parece que es malo. Estamos tan ciegos por todo lo que nos ocurre, que no nos damos cuenta de todas las cosas buenas que nos pasan. Podemos encontrarnos con gente que nos intenta animar, sin embargo, no podemos verlo porque estamos "ciegos" debido a que el velo con el que nos hemos tapado la cara, no nos deja ver más allá de las desgracias, de los momentos malos. No podemos ver todo lo que nos ocurre, y através de ese velo, y lo que hay detrás, son las cosas buenas que pasan, las que nos pueden animar a seguir adelante. Sin embargo, hay gente que puede apartar ese velo. ¿Por qué? Pues es tan fácil con observar detalladamente un instante. Esas  personas son las que de verdad van a estar ahí, a las que le importas, las que posiblemente por ti darían  cualquier cosa. Llegará el día en que ellos estén en tu lugar, y por lo tanto, tú serás una de esas personas que pueden atravesar ese velo que le cubre la cara, y demostrarle que para ti, esa persona también es importante.