Traductor

viernes, 29 de marzo de 2013

Tener la suerte de nuestro lado

Supongo que todos hemos tenido nuestras malas rachas negativas en la que hemos pensado "No sirvo de nada porque no me ocurre nada bueno". Pero ¿Sabeis que? La suerte aparece o desaparece por nosotros mismos. Nosotros podemos controlarla. Todo depende de nuestro optimismo u optimismo. Asi que,aqui teneis 4 consejos para que seais mas felices:

1- Aprende nuevas experiencias y cambia tu rutina. Asi te sorprenderas.
2- Cuando tengas que decidir que hacer, deja tu mente en blanco. Escuchate y actua con cabeza.
3- Convencete de que tu futuro sera bueno. Realiza objetivos realistas. Si fallas, no te des por vencido. Busca otra forma de hacerlo.
4- Si pasa algo malo,piensa que hay gente que lo están pasando peor y luchan. Te darás cuenta de que no es tan malo. Piensa que por muy mal que lo pases, ese sufrimiento acabará y serás feliz. Aprende de tus errores y piensa en como resolver los problemas.
Porque nada ni nadie te impide ser feliz. Confía en ti mismo, piensa en positivo y ahi estara la suerte para estar siempre a tu lado.

El adiós de la infancia

El viento mece las cometas, las acaricia con dulces soplos, elevándolas con sutilidad, exaltando sus vivos colores, irisados. El viento agita las cometas, las golpea vilmente, zarandeándolas con violencia, rompiendo el hilo que las conecta con la realidad, borrando los colores…
Deshojando primaveras llegué a la dualidad de la vida, al bien y al mal, a lo que fuimos y, hoy, ya no somos. Vislumbré el miedo en las pupilas de un niño, cuando la inocencia se va oscureciendo y disipando. Me puse a atravesar los tétricos pasillos de la vida, escuchando a mis demonios, palpitando en la oscuridad más intensa, sudores fríos, gritos ahogados… llegando hasta ese niño que somos todos. Cuánto ocultamos en nuestro más intrínseco existir, cuántas imágenes borraríamos, cuántas guerras detendríamos, cuántas cometas recuperaríamos…
El ser humano muta hasta ser algo parecido a un monstruo, hasta heredar las más miserables acepciones de la palabra maldad. Somos tan devastadores como un huracán, somos como ese invierno gélido que paraliza el pulso.
El niño se muestra aterrado, sentado en una esquina, esperando un rayo de luz para escapar de aquel agujero infinito. Lloran las emociones, bailan los silbidos cerca de su oído. Sólo anhela volver a volar su cometa, reunirse con ella en ese cielo tan azul como la melancolía de un tiempo que fue y que no es. Risas crueles que antaño fueron carcajadas, almohadas protectoras que hoy devoran las noches…
Y se detiene ese niño, escondido tras la sombra de su presente, bajo una cara rasgada por las caricias del mismo viento que mecía sus cometas, con la mirada perdida en ese cielo, esperando algo que no volverá… el hilo se rompió, el niño se marchó.

jueves, 28 de marzo de 2013

La vida

Soñando con ella,
aunque no estuviera dormida,
se simplifica mi herida,
renacería el amor,
olvidaría el temor,
y viviría la vida.

Por muchos años estuve en guerra,
por mi propia partida,
y sin haber nadie que me detenga,
solo me causé más heridas;
provoque confusión,
muchas guerras de palabras,
lo que te dice la intuición,
es lo que nunca te falla.

Sin embargo faltaron caídas,
faltó encontrarme una flor,
me faltó por mucho el calor,
de la verdad que quemaba,
y que a gritos me hablaba,
que me lloraba por paz,
la verdad que frente a mis ojos estaba,
"llora menos y vive más".

Momento de cambiar

Es hora de cambiar, de dejar atrás los miedos, las dudas, la vergüenza. Es hora de plantarle cara al destino, de ser la persona que quieres ser, de enfrentarte a todos esos problemas que pensabas que se arreglarían con el tiempo.
Es hora de aceptarte tal y como eres, de aprender a apreciar a aquellos que siempre están ahí para ti; de pasar de la gente que critica por diversión, de las burlas, de las risas...
Es hora de levantarse con el pie derecho, de enfrentar el día con una sonrisa, de mirarse al espejo y sentirse orgulloso de lo que ves, de no amargarse por chorradas. Ahora es cuando toca ser feliz.

Solo un día

Por un día te compro los miedos y los dejo guardados en un cajón, por unas horas déjame llenar ese vacio de amor y ternura, adornados con una pasión nacida del alma y no del cuerpo, por unos instantes vuela con el tacto de las caricias y el sabor de los labios que conectan besos eternos.
Por unos instantes olvida como gira el mundo y centrate en nuestra mirada, por unas horas actuemos como si solo existieramos tú y yo, por un día juguemos a que el amor es como lo imaginemos los dos.

Las fases del dolor

Es dificil olvidar a las personas de la noche a la mañana, cuando una persona a la que creias importante a la que pensabas que jamas se distanciaria de ti, por una tonteria, un dia lo hace, te pones a pensar el porque te ha dejado tirada cuando lo erais todo, cuando no podias vivir el uno sin el otro, cuando teniais que estar hablando dia y noche porque si no os faltaba algo, y de repente un dia por rumores,vtonterias dejais de hablar y ya sea por el orgullo o por los motivos que sean no volveis a hablar. Entonces entras es un estado depresivo que constara de cuatro pasos, el primero de dolor y desesperacion al saber que ya no puedes contar con la persona la cual te ha ayudado en todo momento y has pasado uno de los mejores momentos de tu vida, la siguiente fase es aceptar que esa persona no esta ahi contigo en los peores y en los mejores momentos, la tercera fase es adaptarse y saber vivir con ello, y la ultima es darle tiempo al tiempo porque dicen que un clavo saca otro clavo

Difícil, casi imposible

Imposible luchar contra lo que está escrito, imposible luchar contra el destino, imposible sonreirle a la vida si tienes el corazón partido en trozos, imposible hacer que todo vuelva a ser como era, resignarse, acabar un capitulo de mi vida de una maldita vez, por una parte deseo con todas mías ganas cerrarlo, pero por otro... por otro sería cerrar una parte de mi vida que recuerdo cada día.
Habrá que forjar un nuevo mañana, sentirse bien, luchar y ante todo sonreír, porque es lo que necesito de una puñetera vez, que alguien o algo me haga sacar una puta sonrisa, y no todo sea pesimismo y negatividad, odio admitirlo, pero si, se ha convertido en una necesidad...
Después de tanta decepción después de ver lo que jamas creí que vería y después de leer algo que parte hasta el alma mas pálida de toda la Tierra, pero hay que seguir, a día de hoy muy difícil, pero espero que no imposible...

Nueva oportunidad diaria

Cada despertar de la mañana es una nueva oportunidad que te da la vida para vivir, para reír, para soñar, para cantar y para hacer del día lo que tu mente se proponga. Nada está escrito, nada está previsto y este día, así como todos los días están hechos para ti, para hacer cambiar cada momento de tu existencia, tanto para rectificar como para hacerlo bien de nuevo y poder lograr los propósitos que tanto deseas.
Lo que deseo en este preciso momento no va a cambiar, y pase lo que pase mi esencia seguirá siempre ahí.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Dolorosa continuación

Te puedes encontrar con varias personas en la vida, que se destinguiran en tres tipos; las que te apoyen hasta el final y tanto en las buenas como en las malas van a estar ahi dando lo mejor de ellas tan solo para ti, otras personas seran las tipicas que no te importen ni que las importes ni que merezcan la pena ni darlas tan solo un segundo, y las siguientes son esas increibles persona que entrar un dia cualquiera en tu vida y sin querer te vas dando cuenta de que sea hecho imprescindible en tu vida, que sin querer las vas cojiendo cariño y que ya es tarde para volver atrás... Si has leido bien, YA ES TARDE PARA VOLVER ATRAS, no puedes pasar un minuto sin esa persona se ha convertido en practicamente lo mejor que tienes y como se vaya de tu vida ya nada va a ser lo mismo, pero desgraciadamente estas personas como un buen dia entraron en tu vida cualquier dia pueden salir sin ninguna explicacion y todo lo que has vivido con esa persona se ha convertido en nada, y bien, ¿Qué puedes hacer para superar esto? NADA, intentar continuar con tu vida, por mucho que te duela ya no esta, vuestros caminos se han separado y solo queda un doloroso recuerdo y muchas ilusiones de que un dia vuelva.

Me cuesta asumirlo

Sé que no siempre hago lo correcto en el momento. Puede que después me arrepienta. Tal vez no sepa ni la mitad de lo que creo saber. Pero puedo asegurar que todo lo que hago intento que sea desde dentro, desde lo más profundo de mi. Desde lo que siento.
Seguramente en este tiempo haya fallado a muchos, haya hecho sonreír a otros pocos pero escasas veces he sido yo. Y no sé porque. No lo sé. Intento aparentar que todo está bien, que nada ha cambiado. Que sigues esperándome. Todo para evitar ver que no es así. Que ya no quieres saber nada de mi. Y lo entiendo. Puedo entenderlo. Pero no me pidas que lo acepte, porque sinceramente, ahora, no puedo hacerlo. No soy capaz de hacerme la idea de que la historia ha acabado, de que ésto, ha desaparecido.
Me aterra darme cuenta que no serás tú quien me abrace, quien me consuele cuando lo necesite, quien estará ahí. No puedo. No quiero.. Aún no.
Puede que hoy se acabe el mundo y mi esperanza se vaya fundiendo lentamente, que yo ya no distinga los sentimientos de la cruda realidad, que no sepa asumir todo ésto, y mientras sigo aquí sin poder olvidar cada sensación, cada palabra porque cada paso que doy no tiene vuelta atrás, y no puedo olvidar, no puedo olvidarte, me cuesta, me asusta, me duele. Es difícil confesar que nada de esto me ha cambiado, que no queda ningún motivo para decir que una historia no tiene final, cuando la nuestra... ya se ha extinguido.

martes, 26 de marzo de 2013

La historia de mi alma

Cuando caes en la desesperación de tu vida, es muy difícil salir de ella, quizá, incluso no puedas, yo también estaba dentro de esta desesperación y, pensaba que nunca saldría de ella. Recuerdo que en una ocasión tenía la impresión de que podría salvarme y que podría salir de aquel pozo negro, sin embargo, era mentirá, yo no podía salir, al menos solo, por desgracia no tenía a nadie que me cediera su ayuda, lo único que podía hacer era esperar, esperar y esperar a que la desesperación llegase a su fin. Finalmente el día en el que estaba decidido a morir llegó, pensaba que podría hacerlo fácilmente gracias a la falta de sentimientos que la desesperación había generado, pero no, mientras me dirigía hacia el pequeño y triste edificio en el que había decidido soltar mi último aliento, sólo podía desear que alguien me detubiese, porque yo, sabia que si llegaba a la azotea, no tendría camino de retorno y de seguro que moriría. Supongo que al final yo también era humano y por consiguiente tenía los miedos que todos tienen. El miedo a la muerte, a la soledad y por lo tanto el miedo a morir solo, por desgracia nadie me detuvo, "supongo que al final no le importo a nadie", repliqué mientras las lágrimas me resbalaban por la cara, después de secarme, me dirigí hacia el edificio, había ascensor, pero, supongo que quería unos últimos minutos de ejercicio, cuando llegué a la azotea, decidido a morir, me acerqué lentamente al borde de la azotea, como era de suponer, era un lugar deprimente y triste, como yo y mi vida, supongo que por eso lo elegí al ver que no tenía marcha atrás, hice una pequeña sonrisa, uno de esos que no gusta a la gente, y repliqué con un tono de ironía "he elegido un buen lugar para morir". Finalmente, me subí a un pequeño escalón que había, y contemplé el bonito paisaje urbano y rural, una mezcla de ciudad y pueblo, cuando ya estaba calmado y dispuesto a saltar, de pronto una persona me llamó " ......., ....... ", gritaba con desesperación, no paraba de repetirme que fuese con ella, le respondí a todas las llamadas diciendo mientras sonreía "no te preocupes, gracias a ti, moriré feliz", en aquellos momentos pensé que ya podía morir, alguien se preocupaba por mí y decididamente, le dije adiós mientras saltaba, todo cambia cuando en un momento de estupidez miré hacia arriba era ella, que lloraba mientras me gritaba, en aquellas milésimas de segundo que caía, mi vida cambió, mi mentalidad cambió, todo cambió en mí, pero , ya era demasiado tarde, ya estaba cayendo, y no había marcha atrás, continué cayendo abajo lloraba, aquellos según me hacían eternos, por primera vez, tenía ganas de vivir, quería conocer aquella persona que estaba llorando por mí, sin embargo, no podía, todo se había acabado para mí, recuerdo que cuando choqué contra el suelo sentí un dolor horrible, aunque no duró ni una milésima de segundo, fue un momento horrible, fue como si todo el sufrimiento que había oído en mi corta pero triste vida se multiplicas por mil, la muerte era tan aterradora como creía. Pero por suerte, no morí, o al menos es lo que creía antes.
No pasaron más de diez segundos, que me levanté, estaba extrañado, y quizás un poco asustado, pero a la vez estaba feliz porque podría pedirle disculpas a la persona de la azotea, de repente, como si no me hubiera pasado nada, como si no me hubiera muerto, me levanté, y corrí hacia el pequeño y triste edificio,

Un recuerdo que olvidar

Me convertí en recuerdo, fui arrastrado por la lluvia hacia el fondo de un abismo del que jamás sería capaz de escapar. Me obligué a mi mismo a ser pasado con la esperanza de no conducir su camino hacia el río de lágrimas que llevaba mi nombre, intenté curar heridas de las que yo era responsable y al final abandoné.
Mi único regalo era verla sonreír, y ahora bajo la lluvia y el frío, en este mes sin luz, me pregunto si hice lo correcto, si fui egoísta al forzar mi olvido y al abandonar mi puesto en la batalla perdida de su nombre. Dejé su verde sin luz, y mi luz sin su sonrisa. Dejé su nombre en mi recuerdo, y el mio en el olvido... lo dejé todo, todo por intentar que su luz fuera la más grande de todas; no conseguí nada más que lluvia en sus ojos y tristeza en sus palabras. Ruinas capaces de contar una historia intensa de batallas, de sentimientos, de mundos destruidos y almas sin camino. Lo dejé todo y volvería a hacerlo, porque yo no soy más, que algo que merece la pena ser olvidado.

lunes, 25 de marzo de 2013

Todos cometemos errores

Todos somos personas y cometemos errores, a veces no aceptamos esos errores a la primera; quizás lo hagamos por orgullo o simplemente porque la idea de que nos hayamos podido equivocar nos produce un miedo increíble. Aunque tarde o temprano nos damos cuenta del mal que hicimos y normalmente lo aceptamos, y volvemos con la cabeza baja esperando que nos perdonen a pesar de que a veces la vuelta sea recibida con una guerra en la que tengamos que sacar una gran bandera blanca y dejarnos derrotar por el enemigo, ese que alguna vez fue tu aliado. Y esperas que vean la bandera desde lejos, y no utilicen todas sus armas contra ti. Porque estas verdaderamente arrepentido, aunque si por ti fuera dejarías que te molieran a palos. Ya no puedes con tu sufrimiento, sientes que has defraudado a todos tus hombres y que los perdiste por el camino. Aún puedes escuchar el llanto de alguno de ellos, pero es cosa de tu cabeza, ellos ya no están. Se perdieron, mejor dicho los perdiste, aunque quizás no sea tarde para poder recuperarlos, mientras sigan luchando es porque la guerra les importa.
La decepción y el sufrimiento aún son mayor si cuando llegas con una gran bandera blanca hondeando en el aire y vas en busca del enemigo te encuentras con que abandono la batalla y jamás volveré a usar sus armas en tu contra, porque lo ve un gasto tonto.
Ahora bien tengamos empatía, y pongámonos en el lugar de nuestro enemigo. Ha tenido que aguantar la lucha, y nosotros éramos el ejército fuerte. Éramos un Hitler contra indefensos judíos. Y él ha estado día tras día esperando una carta anunciando que nos rendíamos, que esta guerra había sido empezada por nosotros sin pies ni cabeza. Hasta que un día se canso de esperarla. Y saco todas sus armas y se cambiaron los papeles, de repente nosotros éramos los débiles. No teníamos argumentos sólidos por los cuales empezamos la lucha, y sin ellos no se pueden ganar batallas.

No tenerte aquí

Es el vació que siento ahora mismo y seguiré sintiendo aunque pase el tiempo, es la forma en la que te extraño y simplemente el no poder tener tus labios cerca de los míos, es no poder expresarte todo lo que siento y todo lo que mi corazon guarda en silencio, son las horas, minutos, segundos que paso llorando imaginando si seguiras quiriendome o tal vez todo esto pueda contigo, son todos aquellos recuerdos que vuelven a mi mente una y otra vez uno tras otro, es la manera en que me enamoraste lo que ahora me ha echo tan fragil y vulnerable hacia ti, es simplemente el no poder mirarte a los ojos y comerte a besos lo que me hace mas daño junto con la maldita soledad que me embarga hoy aqui en esta habitación...

domingo, 24 de marzo de 2013

El curar del tiempo

Me dijeron que el tiempo lo cura todo, que no hay dolor sin olvido, al igual que no hay olvido sin dolor, empeñándonos en limitarnos dejar pasar eso, el tiempo, los segundos de nuestra vida, y aun que muchas veces pueda evitarse, siento una ligera sensación de esclavitud, de no poder actuar, y ver como es el tiempo el que va cerrando las heridas.
Siento una cierta nostalgia, supongo que eso es lo que conlleva el olvido, olvido.... que gran jodida palabra, tener que olvidar, tener que borrar de tu mente cosas, que hasta hace poco era la razón por la que sonreías y levantabas cabeza, y es que el olvido, te hace prisionero, prisionero del dolor, prisionero de tu mente, prisionero de tu corazón.
Encadenado con unas cadenas materialmente inexistentes, no pesan, no se oxidan, no suenan, no causan nada. Cadenas del tiempo, aquellas que están en el interior de cada ser que quiere olvidar.
Si es cierto, que esas cadenas son menos tenantes y aprietan mucho menos y hasta puede, que un día, el ser humano pueda librarse de ellas sin dolor, dolor... porque siempre tiene que estar tan presente?
Soy un vagabundo sediento de libertad, soy un capitán relegado de su cargo, soy alguien que quiere sonreír, alguien que quiere ser feliz, felicidad, que gran palabra.

Un rayo de esperanza

Y hoy me pregunto a mi mismo, qué era lo que supuse yo para hoy día, que desde el ayer decía que iba a ser mi futuro.
Hoy apago la tele, y le doy fin a un nuevo capítulo de mi vida que no ha pasado ser más que un recuerdo.
Ahora sólo me queda caminar, ¿sólo? ¡qué mas dará! A mi madre le he hecho caso, y e puesto el positivismo en modo ''ON''.
Te preguntarás: ''¿De qué estás hablando?'' Estoy hablando de etapas de tu vida, de anécdotas que con un poco de filosofía tengo que decir adiós.
Con un simple meneo de manos, me despido de algo que meses atrás dije que no, que nada acabaría... No me arrepiento y con una sonrisa lo he hecho diciendo adiós.
Con una pizca de orgullo simplemente no he dejado que por encima mío pases. Ni voy ni iré, mucho menos de rodillas a decirte ¡por favor ven, no te vayas! Qué va no soy de esos, mucho menos tuyo, mucho mas que yo mismo.
Ahora desde el sofá manejo el mando de mi vida, cambio de canal por así decirlo, manejo mi vida a mi manera, sin necesidad de controles, dispuesto a olvidar, pero solo a olvidarte a tí, no a tus recuerdos, ni mucho menos. Fuiste una etapa, saqué una anécdota, y te dije nuevamente adiós.
"Semper Fortis", Siempre fuerte. "Sum Fortis", Soy fuerte.
Ahora la anécdota:
En esta vida todo cambia, todo pasa, todo acaba, no creas en los ''para siempre'' son sutiles mentiras que incrédulo y ciego crees.
Hay que ser fuerte y demostrar que nada acabará contigo, sonriendo es la mejor forma de hacerlo.
Mi madre dice que si te rodeas de cosas positivas, que si crees en ti mismo, todo en la vida se hace más fácil, además de que te rodeas de cosas positivas, haces fuerza en tu mente y se abren nuevos caminos en tu vida.
Toma las riendas de tu vida, es hora de actuar, apaga la tele, cierra la puerta, vístete con tu sonrisa y sal a cumplir tus sueños.

viernes, 22 de marzo de 2013

¿Qué son las madres?

Mamá es esa señora que lleva siempre en el bolso un pañuelo con mis mocos, un paquete de toallitas, un chupete, un botellín con zumo y un pañal de emergencia. Mamá es ese cohete tan rápido que va por casa disparado y que está en todas partes al mismo tiempo. Mamá es esa malabarista que pone lavadoras con el abrigo puesto mientras le abre la puerta al perro con la otra, sosteniendo el correo con la barbilla y todo eso mientras me aparta del cubo de basura con el pie. Mamá es esa maga que puede hacer desaparecer mis lágrimas con un beso. Mamá es esa campeona de atletismo capaz de llegar en décimas de segundo de 0 a 100 para evitar que caiga por las escaleras. Mamá es esa heroína que siempre vence mis pesadillas con una caricia. Mamá es esa señora con el pelo de dos colores, que dice que en cuanto tenga otro ratito libre, sólo otro, irá la peluquería a retocarse las raíces. Mamá es ese cuenta cuentos que lee e inventa las historias más divertidas sólo para mí. Mamá es esa chef capaz de hacerme una cena riquísima con dos tonterías que quedaban en la nevera porque no tuvo tiempo de hacer la compra. Mamá es ese médico que sabe con sólo mirarme si tengo fiebre, cuánta, y lo que tiene que hacer. Mamá es esa economista capaz de ponerse la misma ropa semana tras semana para que yo vaya bien guapo siempre. Mamá es esa payasa que hace que me parta de risa con solo mover la cara. ¿La ves? Es aquella, la más guapa, la que sonríe…
¡Te amo, mamá!

jueves, 21 de marzo de 2013

El poder de la subjetividad

Es el momento de aprovechar al máximo el poder de la subjetividad. Todo lo que ocurre a nuestro alrededor tiene causas y consecuencias y, quizá, cuando nos planteamos un hecho, dejamos al lado este magnífico poder que tenemos los humanos. Parto del convencimiento de que nada es negro o blanco, que no existe el siempre ni el nunca, sino que depende del ánimo con que afrontemos los acontecimientos. ¿Algo más subjetivo que el ánimo?
Parece que nos guste sufrir y elegir la proporción del color negro en vez del blanco. Nosotros mandamos en nuestros pensamientos, los creamos. Muchas veces decimos “me encantaría pero…” y eso no nos hace bien. Hay que arriesgar, de todo se sale antes o después, mejor o peor, y siempre hay un interruptor esperando para ser accionado y vuelva la luz para aquel que creía que se apagaría para siempre. Pensemos más en lo positivo de lo que nos ocurre, aprovechemos la subjetividad. Hay pocos elementos en la vida de cada uno que sean objetivos, la mayoría son subjetivos. Hay mucho campo abierto si hacemos que un haz de luz provenga del enriquecimiento de lo positivo, no ves que lo negativo son solo barreras destruibles con pensamientos positivos.
Se puede avanzar tanto en tantos campos si unimos la subjetividad y el positivismo, que si no lo hacemos es por miedo a ser felices.

Luchar por algo

Hoy comprendí definitivamente que si quiero lograrlo tendré que luchar.
Tendré que pelear entre la tormenta para salir vencedor, tendré que superarme a mi mismo día a día.
Deberé superar todos mis obstáculos mentales, tendré que aprender a controlar mi propia mente, para poder estar a mi 200 por cien.
No es una forma de intentar ser mejor que los demás, es mi todo, es demostrar que realmente valgo, que tanto tiempo invertido tiene por fin su recompensa.
Es la simple felicidad de saber que he sido un luchador y que lo he conseguido, con todo mi sacrificio y dolor, pero he llegado a la meta, he llegado a mi meta.
No abandonéis por muy duras que sean las circunstancias, luchar por vuestros objetivos, por superaros a vosotros mismos, exprimiros al máximo, no hay secreto alguno.. No dejéis escapar vuestros sueños.

Ánimo

Sí, puede parecer inútil verme luchar por algo que según los demás no va a pasar, pero lo que digan ellos me da exactamente igual, porque a mi me enseñaron a luchar por lo que quiero, ¿Y a ti? Así que, déja de escuchar y hacer caso de lo que te dicen los demás y por una vez, sólo hazte caso a ti, que al fin y al cabo, eres la unica persona que puede hacerte felíz. ÁNIMO!

Existe la felicidad

Renunciar no siempre es tan malo como parece. Puedes ser feliz sin ir detras de nadie. Deja que el Sol brille sobre tu piel, que el viento te peine el pelo y que los ojos se te cierren por todo ese resplandor que te ilumina. Porque si, es totalmente posible ser feliz, solo tienes que quererlo. La vida te da las alas, pero es decision tuya volar. Puede que todo cambie, que las cosas pierdan su color habitual, pero ¿quien dijo que el gris sea un mal color? La vida solo se vive una vez.... Aprovechala.

Un caer incesante

Nada ha cambiado más que mi propia felicidad, los gusanos aun comen a los muertos y el sol aun quema a la débil hierba. Estoy ebrio en dolor, tristeza y por supuesto muerte, las memorias se posan en mi mente y atormentan mi insignificante existencia, en la penumbra he olvidado mi sombra, sin ella el hedor a muerte se intensifica y llena mis pulmones, me he perdido en la nada, en un laberinto recto con un solo camino, tendido en el piso con las palabras en el cuello, ahogado, afligido.
Caigo y golpeo el suelo de un precipicio sin fondo, los gusanos se posan en mis ojos y devoran lentamente mis parpados, las lágrimas no aparecen ni tampoco los gritos de suplicio o bien sean de dolor, mi cuerpo yace en la nada con temor a romper en dos el fino y delicado silencio, si bien ella me viera penando de esta manera no atendería a mis suplicas y menos al llanto, me siento solo y vacío, como si ya mis entrañas hubieran sido extraídas por la mujer de negro, trato de levantar mi cuerpo pero este se flaquea en la nada y caigo. De repente, otro cuerpo golpea el abismo mientras yo levanto la mirada, encuentro sus ojos que ha muerto de inmediato y me siento culpable al saber que pude haber evitado su partida, grito con desesperación y caigo de nuevo en el vacío dentro del vacío, cierro los ojos y la muerte aparece después de ya haber muerto, he terminado siendo la presa de mi presa, me duele profundamente el no sentir dolor.

La envidia contra el amor

Todos hemos sufrido mal de amores, pero a veces es muy doloroso. Sentir que has perdido a alguien por culpa de una persona que solo queria joder, una persona caprichosa, que está acostumbrado a conseguirlo todo, y si no lo consigue, hace todo lo posible para joder. Yo lo e sufrido, muy recientemente. Esas personas se merecen la soledad, incluso la muerte. Sinceramente, esas personas son las que no tienen vida propia. Son tan indeseables, que se divierten jodiendo la vida de los demás. Son desechos de la sociedad, personas que se merecen la soledad toda su vida, pero son tantos, que no se puede contra ellos. Yo personalmente, ya e sufrido mucho, y abandono este sufrimiento...

El suicidio de las hojas

No me acerco. El árbol inspira un prana casi otoñal y tiembla. En el misterio de la vida, las existencias vegetales aprendieron a callar. De los originales gemidos, en fecundaciones bacanales, cedieron al silencio su propósito de perpetuar el sueño de Darwin. Junto a mis pies las hojas se deslizan solitarias y el viento las empuja hacia los laterales del prado. Cueros con las venas secas, resecos vaivenes en los atardeceres de luz.
Ese rojo intenso de los arces americanos, es muerte. Con la ingenuidad del coleccionista de hojas, trato de guardar una hermosa hoja dentro de un libro. Roja y variando sus tonalidades, como si marcara los tiempos de un suicidio asistido.
Cierro los ojos y recuerdo su despertar. ¡Con qué delirio los castaños de indias brotaron palmeros, extensos, vigorosos! Sequedad de un verano que ha olvidado recoger sus cadáveres para ofrecerlos al sol. Aquel olor a hojas quemadas en el patio de la escuela. Atrás, tan atrás que olvido, como condición humana. Humaredas que vertían las cenizas sagradas sobre un Ganges tan inmenso, como el planeta. Dos pasos más adelante, los perros olisquean el suelo, apartan las hojas y se revuelcan en el pavimiento humano que los ha dignificado. Yo dejo de existir con cada pulso incontrolado de ese suicidio otoñal, que me llama para formar parte de una efímera historia.

miércoles, 20 de marzo de 2013

La ruleta de la locura

Que se yo... podría haberte desconocido como se desconocen las almas en la multitud de una huelga, podríamos haber seguido de largo y jamás encontrarnos en el limbo de andares perdidos, pero el destino bonachón cuál ruleta de los locos, nos acomodó en su tablero de ajedrez para vaya a saber que experimento...
Su nombre era paz, mi nombre era vago... discutíamos por si tus manos eran pequeñas, o yo las tenia grandes... planteábamos el futuro como ese tío que nos trae regalos para navidad, que la suma de "1 y 1" siempre nos daba como resultado "4" porque todos traemos un ángel que nadie cuenta... jamás fantaseábamos sobre tener hijos, proyectos personales, pecados pasados, o de la misma inutilidad de seguir hablando...
Era fuego en los besos y un témpano en los susurros. Nos incomodaba expresar los mismos discursos cursis que tenían las parejas de otros bancos de plaza, pero los respetábamos, quizás porque en lo submarino de nuestros deseos queríamos ser igual a ellos.
Que se yo... no nos arrepentimos por cambiar nuestras poesías por unas pulseras que nunca lucimos en público... y teníamos la extraña sensación de constantes temblores de la tierra, por eso nos abrazábamos... hasta que la replica viniera a despertarnos...

Y te das cuenta...

Y cuando te quitas la máscara te das cuenta, de todo....De los errores que cometes. Errores que se van acumulando poco a poco, pero que al final son una gran carga. De todas las veces que te has equivocado, y de todas las veces que no has sido perdonado. De los fallos que tienes con otras personas, que si los tienen los contigo te molestan. De las veces que te has metido con alguien, pero si se meten contigo, no te hace tanta gracia. Del odio que tienen las personas, el cual, no se puede calcular, porque siempre hay más odio escondido detrás de una máscara, que el que realmente se muestra. De los amigos que son de verdad, y de los que no; de los que lo darían todo por ti si hiciera falta y de los que no. De las oportunidades que has tenido y has malgastado. De las tonterías que has llegado a hacer. Te das cuenta de todo. Y tienes que decir las cosas como realmente las ves, aunque puedan dañar a alguien, porque lo único que consigues con las mentiras y la falsedad, es dañarte a ti mismo y a los demás, y aumentar el odio que hay detrás de la máscara.....

El te quiero verdadero

El "te quiero verdadero" es difícil de encontrar, difícil de decir y difícil de que te lo digan, pero sobre todo es difícil sentirlo. Muchas veces piensas que lo dices en serio, que quieres a esa persona de verdad, pero no es así, solo le tienes cariño, pero no la quieres. Querer a una persona es mucho mas que eso, querer a alguien es poner sus necesidades por delante de las tuyas propias, estar dispuesto a dar la vida por esa persona, pensar que su sonrisa será lo último que veas.
Mucha gente me dice que estoy loco, que no puedo querer de verdad a alguien con tan solo diecisiete años, que soy demasiado joven, que no se nada de la vida, pero la gente no tiene ni puta idea de lo que siento cuando la veo aparecer, de la necesidad que tengo de que sonría, de que daría cualquier cosa por un segundo más a su lado. También dicen que las relaciones a estas edades no funcionan, que no tenemos las ideas claras y que queremos conocer más mundo. Pero yo no, yo quiero que sea ella, mi mejor amiga, mi primer amor, mi novia, quiero que sea ella la que me vea cada mañana al despertar por el resto de mis días.
Cuando vi sus ojos inundados en lágrimas porque yo estaba triste, me di cuenta de que era la adecuada, de que nadie nunca había estado dispuesto a derramar una solo lágrima por mi, y ahí estaba ella, medio llorando porque me quería ver feliz.
Y no se ni siquiera expresar esto con palabras, así que cuando la digo "te quiero", la sonrío y la digo todo esto y millones de cosas mas sin necesidad de ninguna palabra, cuando la digo "te quiero", se lo digo de verdad, no es el típico, "te quiero", es un "TE QUIERO", con todas sus letras, con miles de suspiros y miles de sentimientos dentro de esas dos palabras.

El amor y la muerte

Siempre he pensado que el amor y la muerte tienen algo extraño en común; para ambos, las rosas son el regalo perfecto. ¿Quien diría que ambos tuviesen tal similitud? Si bien el amor así como te hace nacer de nuevo, te asesina con su más cruel frialdad, y lo peor es que después de hallarle, pasarán los días, pero el pasado no pasará jamás, seguirá latente, y te darás cuenta de que el corazón no es más que un espejo que refleja lo que sentimos y se rompe con el golpe más leve y no nos quedará más consuelo, que recordar aquellos besos húmedos que dimos, tomando el alcohol más seco.

Sonrie y se feliz

Es la vida un camino incierto lleno de baches y golpes por cada caída. Una sucesión de tropezones y desequilibrios diarios. Es un sendero estrecho en medio del bosque donde las silvas te rozan y los mosquitos te sorben la sangre para debilitarte y evitar así que continúes.
Es la vida un camino difícil de recorrer pero llevadero si tienes una mano que te agarra cuando tropiezas y te ayude a levantarte tras cada caída. Es un sendero donde no solo cabe uno y donde no todo tiene que ser tan malo.
La visión de un mismo trayecto puede ser completamente diferente si sabes con quien ir. Todos necesitamos apoyarnos en alguien y todos tenemos la capacidad de ayudar a quien lo necesita. Muchas veces nos dedicamos a sonreir al salir de casa y a morir por dentro cuando estamos a solas con nuestros pensamientos. No lo hagas, estoy seguro de que hay una persona dispuesta a escucharte y a abrazarte si no tienes nada que decir. Estoy seguro de que eres fuerte para luchar contra todo pero también de que no existe un superman invencible que pueda con todo.
Sonríe, pero hazlo porque tengas ganas y no por compromiso. Grita, no por dolor sino porque te sientas libre. Llora, no por tristeza sino por alegría. Siente. Siente todo lo bueno que te ofrece la vida y no te detengas nunca porque de verdad que merece la pena. 

Y ahora...
Sonrie y se feliz.

Seguir adelante

La vida, una continua serie de desgracias, situaciones donde por mucho que lo intentas, no ves la luz al final del tunel. Todos sabemos que se puede salir de ellas y asi llegar al final del tunel, donde te esperan tiempos mejores, y yo os animo a ello, a que encontreis esa luz, el final de ese oscuro tunel, porque todos sabemos que la hay. Yo perdí toda esperanza de encontrarla, y por lo tanto, creo que voy a abandonar, dejar toda busqueda, olvidarme de vivir, abandonar todas las espectativas se seguir, y darme por vencido. Se que hay gente que no quiere que abandone, que siga para adelnte, pero me es muy dificil. Aun sigo intentadolo un poco por lo menos, y creo que lo conseguiré, pero la verdad, no estoy seguro de que lo consiga. Mucho leeran esto y se compadeceran de mi, otros se reiran, pero lo que se es que voy a seguir intentandolo por una persona.

martes, 19 de marzo de 2013

El escritor...

...Continuó escribiendo hasta que nadie más leyó sus escritos; cuando todos pasaron de la mesa de su estudio a la gaveta en el sótano. Aún así siguió escribiendo.
Cierto día por la mañana, dejó el bolígrafo sobre la hoja en blanco y salió al balcón que daba hacia un hermoso campo lleno de flores silvestres. Él dijo:
-Muchas son las veces que he descrito la belleza de este campo, lo que me hace sentir y lo que he vivido entre sus flores... -suspira y se pregunta- ¿Por qué seguir escribiendo? Ya nadie quiere saber de las rosas y los amores de este paraje, aún hermoso, pero sin nadie que lo acompañe. Mis historias y poemas viven en mi mente, ya nadie las reclama, nadie las necesita, nadie las disfruta... son como las ultimas gotas de un manantial que se comparan con el mar de cosas que día a día escriben en las nuevas generaciones. ¿Por qué seguir escribiendo?
El escritor entró a su estudio, guardó las hojas de papel y subió a su recamara. Se recostó en su cama, besó a su esposa, que aún dormía, y después de abrazarla, falleció. Su fallecimiento no fue debido nada más a que escribir sobre aquel paraje era lo que le daba vida.

Ellas, los amores de la vida

Nach - Ellas (con Ismael Serrano)

Mi corazón grita

En mi interior mi corazón brilla inténsamente con los colores de la desesperación, dolor, frustración y soledad. Mi corazón grita a los cuatro vientos por ser escuchado y abrazado cálidamente. Grita por que tiempo atrás estuvo rodeado de corazones que le quisieron, y que ahora, lo olvidaron...
¿Acaso nunca existí? Entonces que es todo este vacío que siento, ¿Ese vacío que dejaron aquellos a quienes alguna vez llame amigos? ¿Qué es lo que soy en realidad? ¿Sólo un espacio mas?
Mi corazón se desespera, grita y llora sin consuelo... Queriendo regresar a aquella época en que era abrazado por tantos, y al mismo tiempo, deseando ser abrazado tan inténsamente por un solo corazón.
El vacío que se creo, duele, como un agujero que desea consumir todo a su paso, un agujero que provoca un dolor tan agudo que apenas es soportable. Este vacío, me llevará a la loca soledad...

Todo en contra

Hay dias en los que te levantas sabiendo que algo va a ir mal, que ese dia va a ser un desastre y que el mundo va a estar en tu contra como si una fuerza superior se quisiese vengar de ti. Caminas solo por la calle pensando en tus preocupaciones mas intimas y privadas, ajeno al peligro que en las tinieblas acecha.
De repente sucede. Ahí está el reto al que tanto miedo le tenia.
-¡Soy fuerte! -Pensé- ¡No hay nada que pueda conmigo ni nadie que me consiga derribar!
Me equivocaba... Hay cosas que nunca se llegan a superar, hay palabras que duelen como si de un puñal impregnado de veneno se tratara. Te sientes fuerte cuando se alinean los planetas, pero en la mayoria de los casos simplemente te hundes en un profundo y oscuro avismo esperando que algun dia la vida te lleve por el buen camino y te haga sonrreir de nuevo. Yo, hace tiempo que no lo hago con sinceridad.
En efecto, hoy ha sido un mal dia.

El aprendizaje en nuestra vida

De pequeño, te enseñan a comer, te enseñan a eructar, te enseñan a andar, a hablar, a cantar, a escribir, a beber, a ir en bicicleta, a utilizar un ordenador, a programar la televisión… Pero no nos enseñan a sonreír, ni a ver las cosas con positividad, ni a luchar por todo lo que uno quiere conseguir ya que sin esfuerzo nada es posible. Esto no viene en un manual de instrucciones, simplemente es la misma vida que nos da de comer, de beber y nos hace disfrutar quien a veces, nos enseña a que detrás de cada hazaña hay un trabajo detrás para conseguirla… Nada de lo que se haga será fácil, todo depende de la dificultad que nosotros le añadamos, a veces aun con miles de cristales incrustados en nuestro cuerpo se puede ver la positividad de la vida, a veces no es necesario un dolor físico, a veces el peor de los dolores es aquel que no se ve, aquel que no sangra, aquel que cambia la sangre por lagrimas… De pequeño me enseñaron a que las personas con las cosas claras son las que triunfan en la vida, aquellas que no necesitan de nadie para subsistir, aquellas con un bagaje personal importante, aquellas que sin pedirlo, están ahí para sacarte una sonrisa, aquellas que saben cómo hacerte sonreír aunque sea con tan solo un juego de móvil. Me enseñaron que no sería fácil, que tendría que luchar por cada cosa que quisiese en la vida, y que en muchos casos no conseguiría, me dijeron también, que me arrimara a la gente con ese bagaje personal tan grande, aquellas que me facilitaran la vida. Te doy las gracias por ser en tan poco tiempo una de esas personas.

Cambio de vida

A veces debería mantener la boca cerrada. No me lo digas. Lo sé. Hablo demasiado. Confío demasiado en las personas y al final... Se vuelven contra mi. Estoy en un momento de mi vida en el que recuerdo mis 13... Que recuerdos... Como lo dábamos todo por la amistad, ¿Verdad? Ahora me doy cuenta de las diferentes caras que tiene la gente... Y que hagas lo que hagas siempre se volverán en tu contra. Porque, al final, cuando das todo por una persona sin recibir nada a cambio y dejas de hacerlo, la mala persona eres tú, siendo que debería ser lo justo. Mal momento... Simplemente tengo ganas de encontrar a un "amigo de verdad" de esos que mucha gente no saben si existen, aunque yo por suerte, se que tengo, aunque aun así... Quiero cambiar mi mundo.

domingo, 17 de marzo de 2013

Leer a una madre

Cuando una madre escribe, no importa lo que escriba, pero, cuando lees los sentimientos de una madre, es como verla a los ojos, sus sentimientos quedan plasmados claramente, palpables, casi intactos, si tiene errores ortográficos ya eso no importa. Leer a una madre es leer, la palabra amor en todos sus sentidos, la palabra dolor causado por los hijos, la conjugación infinita de la tristeza, el verbo mejor explicado sobre la momentánea felicidad, la soledad de los años, la espera de un mejor mundo, la unión de todo un universo, leer a una madre es lo más maravilloso que se puede hacer. Sentir su tristeza, compararla con la tuya, y asombrarte de que eres feliz, enterarte de su pérdida y darte cuenta de que eres fuerte. Ver sus esperanzas aun intactas y reírte de tus ganas de quedarte sin hacer nada, Leer a una madre te hace reír, llorar, pensar, analizar, te inspira ternura, amor, paz... Es inexplicable la sensación. Te sientes triste, pero no duele, sientes paz, pero no ries, no sabes lo que sientes en realidad, sólo sabes que en tu vida jamás leiste, en tan pocas palabras, con errores o sin ellos, la expresión mas pura de sentimientos, hasta que con su texto te topas. Sus sentimientos encuentras, y te percatas de tantas cosas... Pero lo que mejor puedes entender, es que leer una madre es un honor.

viernes, 15 de marzo de 2013

Nuestra historia de amor (Parte 1)

Todo comenzo una tarde de verano. Una tarde donde yo jamás pensé que iba a encontrarte. Yo solo tenía en mente pasar una buena tarde con amigos, pero llegaste tu, con esos ojos marrones, ese oscuro cabella, y esa piel morena. Jamás había visto cosa más bella. Nos presentaron, y tropezó delante mio, pensé que se caía, pero no fue así. La tarde transcurrió como otra cualquiera, pero sin poder dejar de mirarte. Pasaron lsa horas y  tu seguías ahí. Llegó el momento en que te tenías que ir, por lo que nos despedimos. No pasaron ni 5 minutos, y me fui con alex, el cual es como mi hermano. Esperando al autobús me sentía diferente, sentía que había perdido una gran oportunidad, sin embargo tenía tu número de teléfono, y un mensaje escrito, el cual no me atrevía a enviar. Cuando alex vió que tenía en mensaje escrito, me vio la cara, y que el número al que iba el mensaje no era conocido, leyó el mensaje, y me dijo que para enviar eso había que tener mucho valor, por lo que le di a enviar. ¿Cuál era el mensaje que yo esperaba? Un "lo siento tengo novio", o un "no me gustas", pero no fue así. Derrepente sonó mi teléfono, más concretamente un sms, y mi sorpresa fue que no era lo que yo pensaba, sino lo que pensaba alex, me dijiste que te había gustado. Desde ese momento, vi como la suerte empezaba a venir hacia mi. Estuve 3 días con los nervios a flor de piel. Llegó el lunes, el día que más esperaba, el día donde volvería a verte. Fue una de las mejores tardes de mi vida, y en la que me presentaste a tus amigos, que ahora son amigos mios algunos. Al día siguiente volví a verte, pero ese día volví a nacer. Volviendo para casa después de verte, me atropelló un coche. Nose porque ni como, pero no me hice nada. La primera persona de mi entorno que supo que me atropellaron, fuiste tu. Lo supiste antes incluso que mis padres. Nose que angel de la  guarda tengo, pero le tienen que estar pagando bien, porque madre mía de que cosas me está salvando.

Esto continúa aquí: Nuestra historia de amor (Parte 2)

jueves, 14 de marzo de 2013

Pequeño contratiempo...

Hola a todos, se que algunos solo leereis esta entrada, y otros llevais un tiempo siguiendo mi blog, lo cual os agradezco de corazón, pero tengo una mala noticia, y es que me e fastidiado la mano, por lo que no podré casi actualizar el blog. No obstante, en cuanto recupere toda movilidad en unos días o en unas semanas, actualizaré el blog como los primeros dias. Perdón por este contratiempo, y gracias por leer el blog.
Saludos a todos.

Realidad de un sueño

Ya que estas leyendo esto, te digo que no pienses solo donde te pongan una pared, piensa a través de ella, de sus escombros, de sus nieblas… siempre encontrarás algo; hallar un lugar lo más próximo a tus ojos, a tus sentidos. Como te darás cuenta no necesitas ser un Einstein, un Newton, un Bécquer, tu solo te puedes imaginar columpiándote sobre la luna, abrazando al sol y viendo las olas del mar rozándote mientras sueñas.
¿Y porque soñamos? Si me lo preguntas a mí no llegaremos a ningún sitio, y a ti mismo tampoco, solo sabemos que en esas 8 horas podemos llorar, reír… Podemos…, y esto es lo más importante, imaginar un mundo mejor, porque da igual que estés hasta el cuello, que seas un magnate, todos hemos pasado miedo después de una pesadilla, todos nos hemos levantado con una sonrisa, todos hemos sentido la pasión de sentir algo que a sabiendas que nunca ocurrirá, tenemos la capacidad de hacerlo ese algo, ¿recuerdan estar enamorados? o cuando venían los reyes, o simplemente cuando esperabas impaciente al día siguiente por algún hecho que sabrías que iba a ocurrir con certeza y las horas pasaban más lentas, dicen… dicen que los sueños es un simple trámite para descansar nuestra mente, dicen que los sueños no son nada más, pero que sería de nosotros sin ellos, es nuestro aliciente, y si crees que esto ya lo sabes, te reitero que mañana antes de acostarte, pienses en lo que quieres de verdad, el amor de esa chica, esa entrevista, esa competición, ese instante, imagínatelo bien en tus sueños, visualízalo mil veces, millones, llora, ríe, ama, odia, quiere, besa, abraza y levántate pensando que lo vas a conseguir, porque ya no te da miedo, vas a conseguirlo, nadie te va parar, si soñamos cosas que no han ocurrido, ¿porque no va a poder pasar en realidad?. Hazlo, cree en ti mismo.

miércoles, 13 de marzo de 2013

De la vida aprendemos...

Con el tiempo, aprendí que las cosas nunca son como las esperas. Que cuando más te ilusionas, peor lo pasarás. Que hay miradas que matan y miradas que piden a gritos un "bésame". Que cuando sientes que tu mundo se derrumba aparece algo que lo endulza, y viceversa. Que no confíes en la persona que te diga un "te quiero" rápido, puede mentir. Que los sentimientos más profundos y bonitos tardan en aparecer. Que no porque lo veas todo perfecto no pueda haber algo imperfecto. Que aun que alguien te hable no quiere decir que te quiera. Que aun que te quiera no quiere decir que no quiera a otros. Que los besos siempre terminan. Que si no sientes nada, no puedes fingirlo. Que por mucho que luches por alguien no quiere decir que lo vayas a tener. Que las personas pueden llegar a hacer mucho daño, y también a alegrarte la vida. Que la vida pasa, y cada día que no sonrías en un día perdido. Que los sueños nunca se cumplen. Que no hay personas perfectas. Que vivimos en un mundo imperfecto lleno de seres imperfectos, que reímos, aveces lloramos y creemos en cosas tan absurdas como los "para siempre". Que hay "para siempre" que solo quieren decir "para un rato". Que hay "nunca te dejaré de querer" que quieren decir "mañana te olvido". Que nunca sabes que pasará mañana, dentro de un mes o un año. No sabes donde estarás. Y el problema es que vivimos soñando en que llegará el día en que el amor de nuestra vida llame a la puerta. Pero lo que no sabemos es que cuando eso ocurra, estaremos tan dañados que pensaremos que volverá a ocurrir y le dejaremos escapar.

martes, 12 de marzo de 2013

Verdad o mentira

¿Verdad? ¿Mentira? ¿Qué es la Verdad? ¿Qué es la Mentira?. Algunas personas llaman verdad a echos ocurridos, a sentimientos que se sienten en el corazón, a las lagrimas que recorren las mejillas, a sonrisas con cachetes rojos, a las miradas tristes, felices, dolorosas.. etc. Varias personas llaman mentira a cosas y o echos inventados o alterados de lo que en realidad ocurrió, se lo llama a inventos que dañan a las personas, a sentimientos falsos, a personas falsas, sin corazón. O simplemente a personas que intentan hacer sentir mejor a otra diciéndole algo que no es la realidad, solo para que este feliz; pero lo que no saben estas personas es a aprender a que estas simples mentiras, se hacen grandes a cada día, mes o año que transcurren sin decir la realidad de los echos o sentimientos por lo cual fueron dichas. En mi opinión la verdad es la forma más sincera de decir todo, es más prefiero una lágrima de dolor sincero a una sonrisa echa por una mentira. Sé que cuesta en algunas ocasiones decir la realidad por miedo a lastimar, a dañar, a que la otra persona te crea un monstruo, pero después de decir la verdad te sentirás libre de culpa, libre de saber que fuiste sincero diciendo la verdad, y por mucho que la gente diga que no, tarde o temprano recibirás el perdón de esa persona por haberle dicho la verdad en todo momento.

¿Mentir o no mentir?

Que será preferible... ¿Una mentira que te haga sentir bien, o una verdad que destruya el alma? La sinceridad ante todo, eso es lo que decia un viejo amigo, ahora muerto por engañar... irónico ¿no? O tal vez merecido. Ciertamente una mentira puede salvar una vida, pero las mentiras siempre se descubren rápido. Hay personas que incitan la mentira como lo es una madre, una novia, una esposa, si de todo te regañan, y todo te prohiben, pues mientes... ¿Será justificación? ¿Es aceptable esa razón? Yo diría que no, porque lo único que consigues haciendo eso, es dañar a la persona que mientes, y rescrebajando el cristal de confianza que existe. Yo elijo la verdad, y una buena comunicación, ya que solo eso, te ayudará a mejorar en todos los aspectos.

domingo, 10 de marzo de 2013

Abrazas el aire "hermano"

La miras, la escuchas, la admiras, te enamoras. Te enamoras, te admira, te escucha y tú la odias. La odias por ser tan tú. Te odias por no saber cómo odiarla. Te odias sin más y odias odiar. Odias estos puntos suspensivos… ¿Qué ocurre si ya no queda ningún punto y final? ¿Y si los gastaste todos? Te mueves flotando en una nube, agarrándote con fuerza, arañando su espalda. Te mueves, y flotas, y ríes, y odias. Cuentas las buenas noches que le das, los bostezos que se transforman en suspiros. Despiertas y a veces no está, a veces se ha ido. A veces te besa; a veces te ignora. Ya no sabes si es el café o tu orgullo el que sabe tan amargo, si son dulces los caramelos o sus labios, si sus “te quiero” siguen siendo ácidos, si se sigue peinando así el pelo, si ya no hay inviernos largos. Si a él le besa igual. La miras, la escuchas, la admiras, te enamoras aún más. La muerdes, la insultas, la coges, la besas, la necesitas. Es tuya. Es tuya y de nadie más, te dices. Es tuya y no te la van a volver a quitar. Se va. La echas de menos, la echas de más, la echas en falta y te hace falta. Te faltan sus buenas noches, sus “déjame en paz”, su mal humor por la mañana, sus gritos en la cama, su sonrisa cuando te enfadas, su puta manía de quererte.Y si todo esto no ha servido para nada, si la herida no cicatriza, si los sueños se quedan en pesadillas y sus piernas en ojalás; entonces seguirás siendo tú: con tu nada, con tu herida, tus pesadillas y tus ojalás. Con tus ojeras y una copa en la mano, esquivando las estrellas, abrazando el aire. Y aquí me tienes, abrazando el aire.

P.D: Esta va para ti, mi "hermano", y quiero que sepas que siempre me tendrás ahí, en los buenos, y en los malos momentos.

sábado, 9 de marzo de 2013

La libertad

La libertad, eso que muy poco gente conoce, pero que muchos creen tener. Yo una vez fui libre, es una sensación parecida a la de volar de un pájaro, una sensación con la que no ves ningún límite, con la que nada puede contigo... Muchos presumen de haberla tenido, pero no es así. La sociedad asemeja la libertad con el estar solteros, pero eso no es más que una patraña, ya que puedes estar soltero, pero no tener a nadie con quien salir a disfrutar la calle y "ser libre". La amistad es uno de los apoyos que te llevan a conocer la libertad, aparte de las relaciones. La verdad, esta no es una descripción de que es la libertad ni mucho menos, ya que la libertad, al igual que la felicidad , es algo imposible de explicar. Lo que quiero expresaros con esto es que la libertad se presenta muy pocas veces en la vida, y es algo que, si sabes que hacer, se puede disfrutar mucho. Yo una vez conseguí ser libre, y espero con gran ansia el poder volver a serlo, porque es algo que jamás nadie podrá explicar.

Solo quiero...

Quiero ser ese con el que sueñas todos los días, el que deseas tener a tu lado, el que comparte tu otro lado de la cama, el que duerme apoyado en tu pecho cada noche. Quiero ser la primera sonrisa que veas al despertarte, quiero darte ese primer beso todas las mañanas. Quiero ser el que comparta contigo tus mejores momentos, y el hombro en el que te apoyes en los peores. Quiero que todos los te quiero que salgan de tu boca, sean para mí. Quiero pasar cada navidad a tu lado, quiero celebrar cada fin de año juntos y comenzar cada año mejor. Quiero ser el chico que con sentimiento te de una rosa por cada San Valentín. Quiero recorrerme el mundo contigo. Quiero pasar veranos inolvidables a tu lado. Quiero seguir enviandote esas cartas y textos, aunque sea por WhatsApp. Quiero poder besarte, acariciarte cada vez que quiera. No quiero echarte de menos nunca. Porque quiero pasar el resto de mi vida a tu lado.

A pesar de todo

Pase lo que pase. Las veces que tropieces o las veces que te quieran hundir. Las veces que te decepcionen, o la gente que se marche de tu vida. Al fin y al cabo lo que pase tendrá que pasar. De las veces que tropieces aprenderás, y en las veces que te quieran hundir demuéstrales que no hay nadie que te pueda borrar la sonrisa de tu cara. No te arrepientas de haber confiado en alguien que te decepciono, ni de haber creído que esa persona era diferente. A los que se marchen de tu vida ábreles las puertas tu misma. Se tu mismo quien se de cuenta de que no merecen formar parte de ella. Y que nunca es tarde para darte cuenta de quien sobra y quien merece quedarse

viernes, 8 de marzo de 2013

Eres mis palabras

Tengo mil y un razones para hablar de ti, tengo mil anécdotas, historias y momentos acerca de ti, acerca de mí... Acerca de nosotros. Quiero poder contarle al mundo lo que hemos pasado, lo que hemos vivido... Quiero gritar y decir que eres la primera persona que he llegado a conocer, incluso partes que ni tú misma conocías de ti, conozco cada detalle de ti, cuando estás enfadada y no quieres mostrárselo a nadie, aun cuando estás triste, te conozco tanto que sé que sonrisa llevas puesta en el día, si es tu sonrisa de alegría o si es la de tristeza y decepción...
Quiero poder hablar de ti con todos, con mis amigos, con mi familia incluso con los desconocidos que están dispuestos a escuchar una historia, realmente quiero hacerlo... Pero por cosas que nos pasan o por nuestro mal juego en esta vida no puedo, no puedo hablar de ti, no puedo contarle a nadie cuanto te conozco, , pero aún puedo sonreír porque sé que las cosas que haces las haces de corazón, y llegará el día, en que todo el mundo sepa quién es la princesa que se a adueñado de mi corazón. Hay mucha gente envidiosa, que como no tiene vida propia, o no encuentra a nadie que te quiera como yo, se mete para malmeter, y que no sigamos para adelante, pero tu y yo sabemos que nada ni nadie va a poder con lo que sentimos mutuamente, porque aunque tengamos nuestras discusiones, siempre acabamos solucionando nuestras discrepancias, y amandonos como la primera vez. Me gustaría dejar una cosa clara, y es que solo te amo a ti, y que si pudiese volver atrás, te volvería a elegir, porque solo tu me has echo sentir lo que es amor verdadero.

El poder de la música

Hoy, doy gracias a la música. A veces no le damos la importancia que se merece, ocupados en nuestros quehaceres diarios. Apenas somos conscientes de que oímos música cada día, en todo momento. Que es ella la que controla nuestro estado de ánimo. Que es ella la que deja huella en momentos determinados de nuestra vida. Que cada letra tiene un significado, que sentimos que nos pertenece. La tenemos en nuestra cabeza. Es la que nos inspira. La que nos alegra. La que está en todas las fiestas. La que nos identifica. La que nos entristece. La que nos hace llorar. La que escuchamos mirando al mar. La que sentimos en nuestro corazón y nos hace vibrar. Es ella la que domina nuestras vidas, y no nos damos ni cuenta.

Te quiero mi "enana"

No te negaré que hay veces en las que me vuelve ese miedo. Pero ahora es un miedo a la pérdida, miedo a que todas las cosas que me digas sean una simple mentira, miedo a que mañana ya no estés a mi lado. Puede que ahora ya me importes lo suficiente como para decirte que no quiero perderte, que no se como ni porque me haces feliz. Puede que a veces tenga miedo de que todo acabe mal, e incluso que no tenga ganas de intentarlo porque pienso que me volveré a hacer daño, otra vez. Pero luego, pienso en las tremendas ganas que tengo de verte, de que me abraces por la espalda y me susurres un "te quiero", de que me beses, de que al cogerte de la mano piense que todo puede ser posible, que no me importaría ir al fin del mundo con la condición de no soltar tu mano. Que me encantaría pasar un día entero escuchando tu voz, o un simple minuto más escuchando tu risa muy cerca de mi oido. Pienso que cuando me hagas rabiar, yo me pondré de morros, y harás que siga sonriendo igual y con que tu vengas, me abraces y me beses. Que me encanta cuando haces que todo lo malo del día se vaya con un simple "no pasa nada, vida", que aun me cuesta entender como puedes hacer que no tenga sueño, que no tenga hambre, que no tenga ganas de hacer nada, que solo tenga ganas de hablar contigo. Aun no consigo entender como, muriéndome de sueño, solo al hablar contigo haces que me despierte, cosa que ni dos cafés y un té pueden hacer. Que aun no consigo entender como narices te he cogido tanto cariño en tan poco tiempo. Que aun no consigo entender porque quiero verme contigo dentro de 20 años. Que aun no consigo entender porque te estoy empezando a querer tanto. Que aun no consigo entender porque eres la única persona que me hace tan feliz. Solo puedo decir una cosa: ME MUERO DE GANAS POR ESTAR A TU LADO.

martes, 5 de marzo de 2013

Mi vida sin ti...

Mi vida ahora mismo es como una ciudad después de un tsunami; una auténtica catástrofe. Todo vienes de golpe, ayer perdí a la persona que me aportaba la felicidad que tengo desde que la conozco, pero con ella se ha llevadoo mi corazón, mi felicidad, mis sueños, las ilusiones y todas mis ganas de vivir. Solo me queda la locura, pero... ¿De qué me sirve? ¿Para qué la quiero si no tengo felicidad? Se que por algo es. También se que han sido nueve meses inolvidables y que espero que en un futuro pueda revivirlos junto a ella. Ella nme devolvió la luz a mi vida, le dio sentido a mis días, y ahora la e perdido. Toda la sangre bombeada por verla, se está escapando de mi cuerpo día a día, debilitándome, quitándome las ganas que me quedan de vivir, y demostrandome que te necesito conmigo para que mi corazón lata. Tengo grandes apoyos que me intentan ayudar a salir del pozo en el que me encuentro, sin agua, sin comida... Este motivo no me deja animarme, veo como me hundo poco a poco, y no encuentro solución a mi desgracia, ni siquiera veo la luz al final del tunel, sino que cada vez lo voe más oscuro. Ese cielo reluciente que eras t, se a ido dejando paso a unos negros nubarrones que me lanzan granizos que me atraviesan para impactar en mi corazón, mientras la soledad me envuelve con su frío velo. Ese velo que poco a poco me va matando, y contra lo que no encuentro remedio.

lunes, 4 de marzo de 2013

Dejarlo escapar..

Pero hay cosas.. A las que no te acostumbras ni con todo el tiempo del mundo, no te acostumbras ni al hueco del otro lado de la cama, nunca te acostumbraras a no ver su sonrisa, o a dejar de pedir dos copas en un bar,o a comprar dos entradas para un concierto, a no notar su olor, ni sus besos. Ni a que se te reviente el alma cada vez que te mires a el espejo.
Y te das cuenta que eres el gilipollas mas grande del mundo, por haber dejado escapar al amor de tu vida.

Que será de mi...

Había encontrado lo que buscaba, sin esperarlo. Lo tenía delante de mis ojos, y yo ni siquiera lo veía. Llego a mi vida, y me di cuenta en el primer instante que era lo que yo quería. Al principio me sentía confuso, quizás porque no estaba seguro. Ya dudaba de todo y de todos.
Pensaba que ya no podía equivocarme más, y tampoco arriesgarme más...
Pero algo me dijo que por ella, si valía la pena arriesgarse. Pensé que si lo sentí, significo algo. Y ya que algo peor no podía llegar. Me deje llevar...
Y no me arrepiento ni un segundo de la decisión que tome aquel día.
He pasado diez meses increíbles. Cada momento a su lado ha sido único. Jamás pensé que cuando me había rendido, aparecería de repente.
Me hizo ver tantas cosas... Me abrió los ojos. Me hizo darme cuenta de que nadie vale lo suficiente como para hacerte creer que lo verdadero no existe. Sin duda valió la pena cometer todos aquellos errores, la vida me puso delante a una persona maravillosa.
Ahora, que quizás este sea el final. Realmente siento un dolor que ni siquiera puedo llegar a explicar. Un arrepentimiento. De que mis dudas, mis inseguridades, mi pasado, mis errores... No me dejaron entregarme como había querido hacerlo. Ahora siento que podría haber hecho mil cosas que no hice. Cada día al levantarme, me pregunto que sera de mi ahora. Después de tanto tiempo, me siento solo. Te necesito.
Mi felicidad se fue.
Se que hubieron mil obstáculos, que los dos cometimos errores. Pero eso no fue lo suficiente importante para separarnos. Pero sin darnos cuenta poco a poco nos hicimos daño. Con todas mis fuerzas seguía adelante yo solo. Sentía que a veces te ibas, otras en cambio no tenía la menor duda de que siempre te quedarías. A pesar de todo, nunca he tenido el valor suficiente para decir hasta aquí. He tenido miedo de perderte, y aún lo sigo teniendo.
Sabía que juntos en estos últimos meses he estado sufriendo... Pero sabía que sin ti también iba a sufrir. Lloro mil veces al día. El mundo día a día se me cae encima. Se han caído los esquemas de mi vida, ahora que todo era perfecto.
Ahora todos mis días son como esos días grises que no nos gustaban. Me levanto y me acuesto pensando en ti. No puedo llegar a hacerme la idea, de que ya no estarás. No tengo valor, para olvidarte. Nada es igual desde que ya no estas...
Lo tenía todo cuando estabas aquí. Nuestros sueños juntos, tus besos, tu calor... Ahora que te has ido no me queda nada.

No puedo rendirme

¿Para qué engañarme? ¿Para que decirte que si te vas lo superare?
Claro que lo haré, algún día lo habré superado. Pero no quiero superarlo nunca. Quiero quererte cada minuto. Quiero amarte y que me ames como hasta ahora, incluso más. No quiero empezar de cero, no quiero olvidar lo de atrás. Me quedaré lo bueno, y dejaré lo malo del pasado. No puedo decirte que si es lo mejor para los dos que nuestros caminos se separen, lo asumiré. Porque no es cierto, me hundiré. No se quién, ni como, ni cuando saldré a flote. Pero prefiero no hundirme. No puedo permitir rendirme, no puedo dejar de intentarlo. No puedo dejar de quererte. No puedo ver como te vas, y no darme la vuelta y correr detrás de ti y recuperarte de nuevo.
No quiero echarte de menos, quiero que estés aquí.

domingo, 3 de marzo de 2013

Tan deseada eternidad

Eternidad. Qué palabra más extraña. Desde siempre, los humanos han temido la idea de la muerte, por lo que, constantemente, han creado mil métodos para permanecer “por los siglos de los siglos”. En el ámbito artístico, de varias maneras, se ha tratado de inmortalizar a las personas por medio de poemas, dibujos, esculturas y otras formas de manifestación artística. Pero no solo los humanos desean ser inmortalizados. También los acontecimientos, triunfos, sentimientos y momentos buenos o malos. Inconscientemente, intentamos transmitir a otros aquello que vemos y que, difícilmente, lo vean los hijos de nuestros hijos. Sin embargo, lo irónico de esta situación es que, la mayoría de las veces, esas “eternizaciones” se deterioran con el tiempo o, aún peor, caen en el olvido. Cuando algo se olvida, es como si nunca hubiese existido. Por lo tanto, se podría decir que el objetivo del artista no se realizó. ¿Es entonces el momento de lamentar el no poder alcanzar la inmortalidad? ¿Para qué seguir dibujando, escribiendo o realizando arte si, después de un tiempo, no perdurará? Existen muchas obras que datan de más de cinco mil años, pero existirán miles que se perdieron con el transcurso de los siglos. Batallas no narradas, héroes olvidados, sueños sin ser realizados, deseos incumplidos… ¿El destino? ¿Son las generaciones posteriores las que determinarán lo que vale la pena inmortalizar? No podemos saber a ciencia cierta si nuestro arte perdurará. Ante esa intriga, seguiremos creando arte hasta que se destruyan las ilusiones, las metas a seguir o, incluso, hasta que se apaguen nuestras vidas.

Si tu amas...

Hay quien dice que el amor va de grandes cosas. De princesas rescatando a príncipes de las garras de un dragón (¿o era al revés?), de amantes secretos recurriendo a las sombras, de enamorados que vencen el tiempo y la distancia. De cosas trascendentes. Pero hay otros que creen que el amor va de cosas pequeñas. De esa sonrisa, ese gesto inesperado o esa conversación absurda que de pronto lo cambia todo y te hace verle de otra manera. De actos sin importancia. También están los que piensan que un beso dice más que mil palabras, que puede cambiarte la vida. Hay quienes sueñan con un beso bajo la lluvia, pero ¿para qué?... Cuando no sabes a dónde vas, cualquier camino puede servir. Dan miedo los cruces de camino. Da miedo partir. Da miedo volver. Las preguntas, las respuestas dan miedo. Si no sabes hacia donde vas, lo mejor es dejarte llevar, como flotando en el viento... Cuando en tu corazón se abra,  llena de vida, la flor perfumada del amor, recuerda que alguien la plantó un día dentro de ti. Cuando tu corazón se ilumine con el suave colorido de la puesta del sol, recuerda que alguien amaneció contigo. Cuando el fuego de la pasión queme tu corazón, consumiendo todas tus fibras en la inmolación del placer, recuerda que alguien encendió esa llama. Cuando tu corazón esté bordado de sueños dorados, tejidos con hilos de luz de luna, recuerda que alguien coloreó tu mundo interior. Cuando la noche te encuentre con el corazón partido y angustiado por las amarguras recogidas en el día, recuerda que hay alguien esperándote con el pañuelo en la mano. Cuando el insomnio te haga dar vueltas desesperadamente en la cama, recuerda que alguien puede sembrar sueños de paz en tu mente. Cuando la soledad te oprima y tu grito no encuentre eco, recuerda que allá, del otro lado, alguien ama tu compañía y entiende tu clamor. Cuando tus secretos no quepan más dentro de ti, amenazando romper los diques de tu alma, recuerda que existe alguien dispuesto a recogerlos y guardarlos con el cariño y la dignidad que tú esperas. Cuando en tu corazón habite el azul del cielo, la calidez del sol, el gorjeo de los pájaros, el perfume de las flores, la nostalgia del atardecer, el encanto de las mañanas, la serenidad de los lagos y la sonrisa de la ventura, recuerda que alguien ha tocado tu corazón con la varita milagrosa del amor.
¡Tú, que amas y vives en el contradictorio mundo del arco iris y de la oscuridad, de la calma y de la agitación, de la paz y de la inestabilidad, sabe que existe alguien más que habita en tu planeta!
En las horas felices, comparte con ella tus sonrisas, en las horas de soledad, ve, levántate y búscala dondequiera que esté.
¡No mires el reloj! ¿Qué importan las horas? La vida es tan corta, no hay tiempo que perder!
Tú que amas, si tienes el coraje y la sencillez de hacerlo así, abre tus labios y canta el milagro del amor, porque sólo el "amor" aproxima a las personas y hacen que hablen el mismo lenguaje...

No espero de ti la perfección,
porque te respeto tal como eres,
y no pretendo que no falles nunca,
porque eres, como yo, un ser humano.

No quiero saber todos tus secretos,
sé que eres una persona aparte.

Ni que cubras todas mis necesidades;
porque comprendo que tienes esperanzas y sueños propios.

No pongo en duda tu fuerza,
porque sé lo lejos que has llegado,
pero tampoco espero que tú lleves toda la carga,
pues yo estoy aquí para llevarla contigo.

No pido que conozcas todas las respuestas:
sé que habrá veces que tendrás tantas dudas como yo.

Levantarse despues de caerse

Hay momentos, en nuestras vidas, en los cuales perdemos todo. Puede que sea la quiebra de nuestra empresa, el empleo de muchos años, puede ser un divorcio, puede ser un cambio en la economía, puede ser una guerra, puede ser un crimen, puede ser una muerte.
Por más brillante y rica que sea una persona, se encontrará en el fondo del pozo en algún momento de su vida, pero el ideal, es que tales momentos sean puntuales y raros. Y lo serán, si nos preparamos para salir de ellos, antes de que sucedan. No tengas miedo de esos momentos, pues van a ocurrir de cualquier forma. Son esa parte de la existencia sobre la cual no tenemos control. Por eso es mejor desde ya, tener en mente un pensamiento que nos va a ayudar mucho: “La ventaja, de estar en el fondo del pozo, es que cualquier movimiento nos lleva hacia arriba.”
Esos momentos pueden causarnos pánico y recelo sobre el futuro. Desafortunadamente, la mayoría de las personas hemos sido enseñadas a sufrir por el dolor del fracaso, pero no sobre cómo usar lo aprendido de esos fracasos para construir los nuevos caminos con dirección a la victoria; aprendemos sobre las lágrimas de la amargura, pero no sobre cómo usar esas lágrimas para volvernos mejores personas, día tras día; nos dijeron sobre la soledad de la pérdida, sin jamás acordarse de la importancia de que, cuando estemos solos, nos detengamos para reflexionar sobre lo que debemos cambiar, para que las pérdidas no se repitan.
Verdaderamente, escuelas, facultades y gran parte de nuestra sociedad nos enseñan que el fracaso, la pérdida y la falla son cosas horribles, lo que muchas veces es cierto, pero casi nunca nos enseñan lo que tenemos que hacer para salir del fondo del pozo.
Por más dolor que sientas, todo eso por lo cual estás pasando es una dolorosa percepción. Una evaluación de la realidad con base en el desastre. Tu dolor es muy real, pero es necesario comprender que el dolor necesita ser contenido, para que podamos pensar y actuar, para colocar nuestra vida en el carril nuevamente. Por eso, cuando estés caído en el fondo del pozo, descansa un poco y mira a tu alrededor. Duerme, si es preciso. Llora, si es preciso. Pero, después de algún tiempo, sal de allí. No verás nada; por algunos momentos, estará oscuro y te sentirás perdido. Eso es natural. Pero, vamos a buscar lo que también es natural: es natural que tú, habiendo tropezado con uno de los puntos bajos de tu vida, solamente necesites hacer un movimiento y ya estarás más próximo de la salida.
No te preocupes en olvidar el dolor, pues él es parte de ti. Son las cicatrices las que te vuelven una persona más completa, más rica internamente, más viva. Puede ser que tardes y que tengas que “resbalar” mucho, pero echarle la culpa a una persona o situación (aunque sean culpables) no va a sacarte a ti, o a tus sueños, del fondo del pozo. Solamente la acción puede generar resultados.
Acuérdate de que la ventaja de estar en el fondo del pozo, es que cualquier movimiento nos lleva hacia arriba. Busca la salida, levántate y recomienza el camino. Mientras más pronto, mejor.

sábado, 2 de marzo de 2013

Por ti renací

Habría mucho que escribir, pero entonces faltaría espacio para tan sólo un papel. La única razón por la cual no me di por vencido fuiste tú, de las cenizas me levante para luchar tu corazón.
La única fuente que me mantuvo con vida fue todo el cariño y amor que siento por ti, y ahora al recobrar mi memoria me doy cuenta que no hubo espacio para el olvido, que aún en el hades estabas cobijando mi alma en tus hombros.
Cuando mi suerte comenzó a empeorar y el fuego de la desesperación me consumía mis esperanzas, sólo el pensar en ti me mantuvo con vida, fuiste tú quien me animaba cuando estuve deprimido porque siempre te has encargado de animarme como un ángel cuando golpeo el suelo, que dulce sería sentir tus brazos alrededor de mi rostro cuando la desolación me embargo, me animaste como un ángel cuando no tuve éxito y ahora que la esperanza de volver a verte crece no me perdonaré si te dejará ir...
Cuando estuve perdido por el camino y no pude ni siquiera enfrentar otro día hundido en esté rincón de amargura, y si perdí mi fe, amabilidad y la generosidad... ¿ Sujetarías mi mano y dirías que entiendes mi dolor?. Ha sido un camino muy largo, empezaste como una simple amiga y te transformaste en la mujer que más quiero y es esto lo que yo sé, eres quien me ha ayudado todo este tiempo a llevar carga porque siempre te has encargado de animarme como un ángel cuando golpeo el suelo.
El águila vuela al cielo con el propósito de rasgar su piel al punto de rejuvenecerse, es de esa manera
como en base a experiencias el ser humano puede renacer de las cenizas que lo rodean.