Traductor

miércoles, 20 de marzo de 2013

Sonrie y se feliz

Es la vida un camino incierto lleno de baches y golpes por cada caída. Una sucesión de tropezones y desequilibrios diarios. Es un sendero estrecho en medio del bosque donde las silvas te rozan y los mosquitos te sorben la sangre para debilitarte y evitar así que continúes.
Es la vida un camino difícil de recorrer pero llevadero si tienes una mano que te agarra cuando tropiezas y te ayude a levantarte tras cada caída. Es un sendero donde no solo cabe uno y donde no todo tiene que ser tan malo.
La visión de un mismo trayecto puede ser completamente diferente si sabes con quien ir. Todos necesitamos apoyarnos en alguien y todos tenemos la capacidad de ayudar a quien lo necesita. Muchas veces nos dedicamos a sonreir al salir de casa y a morir por dentro cuando estamos a solas con nuestros pensamientos. No lo hagas, estoy seguro de que hay una persona dispuesta a escucharte y a abrazarte si no tienes nada que decir. Estoy seguro de que eres fuerte para luchar contra todo pero también de que no existe un superman invencible que pueda con todo.
Sonríe, pero hazlo porque tengas ganas y no por compromiso. Grita, no por dolor sino porque te sientas libre. Llora, no por tristeza sino por alegría. Siente. Siente todo lo bueno que te ofrece la vida y no te detengas nunca porque de verdad que merece la pena. 

Y ahora...
Sonrie y se feliz.