Traductor

lunes, 27 de junio de 2016

Rayo de esperanza

Y hoy después de mucho tiempo puedo decir que he vuelto a tocar la felicidad. He vuelto a sentir esa alegría que había perdido, y no, no ha sido por ninguna persona en concreto, sino porque la suerte hoy a estado de mi lado durante todo el día. Desde por la mañana hasta ahora. A sido un día que me ha dado alguna esperanza de que puedo llegar a salir de donde estoy estancado, porque la cara de felicidad que tenía mientras hacía de "chófer", hacía mucho tiempo que no la tenía. Porque he estado dos horas haciendo lo que deseaba desde pequeño. Y no con eso, por la tarde he podido disfrutar de una tarde haciendo lo que me gusta y dando una vuelta con la mejor compañía que uno puede tener. El día de hoy a sido posiblemente el mejor que he tenido desde hace 3 meses, y el que me ha dejado ver un poco que puedo salir de donde estoy. Os aseguro, que esta noche me iré a dormir con una sonrisa que añoraba, y que seguramente, haya sido la mejor sonrisa que haya podido ver mi familia desde que el mundo se me viniese arriba hace 3 meses.


jueves, 23 de junio de 2016

Estancarse en el pasado

Hay momentos en la vida donde tienes que decir basta. Hay que poner punto y final a las cosas, pasar página, incluso si es necesario, cambiar de libro. No puedes cerrarte en banda porque al final acabas destruido y sin ganas de luchar... A veces hay que buscar el lado positivo a las cosas, aunque no lo encuentres, porque siempre le hay. Si se terminó fue porque esa historia estaba completa. Ya tenía sus momentos buenos, los malos, los dificiles, los inolvidables... No podemos estancarnos en el pasado por bonito que fuese. Hay que seguir adelante, luchar para lograr tus metas, porque la vida se basa en eso, en caerte y levantarte, y nunca debes dejar de hacerlo, porque al estar arriba es cuando aprecias las cosas y ves que no vale la pena quedarse en el suelo, que hay que luchar para estar arriba y poder apreciar esos momentos, y que nada ni nadie te quite la sonrisa, porque la sonrisa es lo mejor que tenemos. Una sonrisa puede signficar mil cosas, desde odio hasta amor... Nunca niegues ayuda estando abajo, porque los que te ayudan estando abajo son los de verdad, los que nunca te van a dejar caer, y si no pueden evitarlo, buscarán la forma de levantarte cuanto antes... Se que soy el menos indicado para decirlo, puesto que estoy estancado y veo difícil seguir adelante, pero no cometas el mismo error que yo. Nunca dejes de luchar, porque al final de tu vida podrás mirar al pasado y sentirte orgulloso de haber llegado hasta ahí.

miércoles, 1 de junio de 2016

Falsas ilusiones

A veces nos ilusionamos mucho en unos pocos meses. De hecho, cuando te ilusionas demasiado, acabas sufriendo. Muchas veces cuando algo termina, pasado un tiempo, nos planteamos intentar algo con alguien nuevo, pero hay otras veces que por más que pasa el tiempo, no puedes. Hay algo que te lo impide, ya sean los pensamientos, las fotos.... Pero hay otras veces que no puedes por la sencilla razón de que ya no queda en ti nada que te animaba a ello. Esa última persona que te lo hizo sentir se lo llevó juntos a las mejores sonrisas, y por más que lo buscas, ya no encuentras esa sensación, esas ganas... La verdad es que muchos dicen que lo mejor es estar solo, pero quien no echa de menos un abrazo, un beso con sentimiento, una noche de manta y palomitas, un paseo... La verdad es que a veces se pierden las ganas de seguir. Solo quieres abandonar y acabar de golpe, pero sabes que no puedes hacerlo, porque donde acabaría tu sufrimiento, empezaría el de otras personas... 

jueves, 12 de mayo de 2016

Retorno constante

Y como es costumbre, vuelven los miedos y las ralladas, los días grises y las noches con el amor en luto...  Pensé que no me vería en esta situación de nuevo, pero la vida da mil vueltas, y es muy posible que te caigas en alguna de ella, y ahí va la hostia. Hay gente que para curar las herida bebe, otros se van una temporada para desconectar, otros buscan algo con lo que estar entretenido, y luego estamos los que nos gusta aislarnos del mundo y escribir aquello que nos atormenta para liberarnos un poco. Dicen que hacemos mal, que necesitamos conocer gente, que tenemos que salir, pero no podemos porque no hay motivos por los cuales salir de fiesta, ni tampoco existe interés por conocer gente, porque sabes que por dentro estás como Pompeya enterrada por el Vesubio... Pero es en las noches o en los días grises cuando más ganas tenemos de aislarnos, y no, saliendo no se pasan los males, porque a pesar de ser un sentimiento, es algo que no es fácil, y eso lo sabe todo aquel que en algún momento ha estado enamorado. Pero lo peor no es eso, lo peor es que eso vuelve de repente y te consume por dentro. Puedes pasar de estar genial a de repente hundirte y no encontrar motivo ni solución por lo que animarte... No voy a decir que enamorarse es una mierda, ni que cuando lo pases mal te jures que no te volverás a enamorar, porque es inevitable, pero lo que sí puedo decir es que hay que tener cuidado de quien te enamoras, porque puede pasar de hacerte sentir la persona más afortunada del mundo, a hacerte sentir una mierda que no pinta nada en el mundo y que no hace más que molestar...

martes, 10 de mayo de 2016

Dolor

Y pasado el tiempo sigue doliendo... No duele como el primer día, pero duele. Duele recordar cómo estabas de feliz gracias a esa persona... Duele recordar que te devolvió todo lo que habías perdido por el dolor... Pero más duele darte cuenta que todo eso se lo ha llevado, pero no sólo se ha llevado eso, sino que se ha llevado otro trozo de corazón, y poco a poco ya no va quedando nada de él... Duele saber que esa persona no va a estar contigo, pero para qué engañarnos... Saber que se marcha lejos y no la vas a volver a ver te mata.... Si, al fin y al cabo, quieres que sea feliz aunque no sea contigo, pero siempre quedaba la esperanza de poder quedar algún día, y de repente se va... Sientes como parte de ti se marcha lejos y no vas a volver a recuperarlo... La verdad que esa sensación te come por dentro, y por más que intentas asumirlo rápido, resulta imposible. Asumir eso lleva bastante tiempo, muchas lágrimas y muchos "¿Por qué se terminó así?". Al fin y al cabo, esto son cosas que pasan en la vida y te hacen fuerte, pero te hacen fuerte porque poco a poco se van llevando todo de ti, y al final no quedará casi nada que te afecte... Me hubiese gustado que todo hubiese sido diferente, pero como de costumbre, la vida y el amor no son mis amigos, y casi siempre se juntan para joderme... Toca seguir para delante, con dolor... Pero hay que seguir...

lunes, 2 de mayo de 2016

Luchar por lo que quieres

Las palabra se las lleva el viento, y no vale con escribirlo en la arena, porque en algún momento subirá la marea y lo borrará. Tantas promesas incumplidas, tantos planes tirados a la basura... La verdad es que en tan poco tiempo a pasado tanto, y no recibir ni un simple signo de echar de menos duele. Te pasas el día esperando ese "Hola, te echo de menos", pero nunca llega. Van pasando los días y vas perdiendo toda la esperanza. Todo se va haciendo más oscuro y por más que intentas no perder la batalla por seguir adelante, sientes que tu solo no puedes, sientes que la otra parte solo quiere tirarlo por la borda... El tiempo tiene las respuestas de todo, pero para que vamos a mentirnos, si no luchas por lo que quieres no lo logras, e incluso se darán muchos casos donde ni por esas lo logres, y todo aquel que dice "Si de verdad lo quieres, déjalo ir, porque volverá", no tiene ni puta idea, porque mientras tu lo dejas ir, otra persona puede cogerlo. Pero bueno, la vida ya les dará su buena hostia y aprenderán que esas frases no son más que mariconadas para niños pequeños. La vida se mide por los actos, y si no luchas por algo, lo pierdes. Así que durante tu vida, lucha por lo que quieres, y jamás lo dejes ir, porque si lo dejas ir, nunca volverá...

lunes, 4 de abril de 2016

Un haz de luz

A veces no hace falta más que una simple mirada, un abrazo, una sonrisa... Una semana despúes, he vuelto a tener un rato de uz dentro de mi. La verdad es que ha valido la pena lo hecho para verla, y la verdad que lo haría todos los días, porque hoy ha sido un día diferente a los demás. Durante excasos 10 segundos he sido feliz de nuevo. He sentido que frenaba mi caída  y me quedaba flotando, como si fuese a dejar de caer para volver a elevarme, pero dentro de mi sabía que no era más que unas pocas más de esperanzas. Me hubiese gustado estar más tiempo, pero no quería tampoco molestar... Me hubiese gustado no soltarme de ella, pero no quería molestar. La verdad es que la echo de menos a ella y la sensación que tenía de felicidad todos los días gracias a ella, pero tampoco puedo hacer otra cosa que no sea esperar y demostrarle que la quiero y que no voy a dejar de luchar por ella en ningún momento. Dicen que si quieres algo lo dejes marchar y si está escrito volverá, pero eso no es más que una simple patraña. Si quieres algo lucha por ello hasta que no puedas más, porque si lo dejas ir, lo más seguro es que no vuelva, por eso yo voy a luchar por ella lo que haga falta. No voy a decir que me ha hecho sentir como nadie, pero en muy poco tiempo me ha demostrado más que muchas personas, y me ha hecho sentir cosas que nadie nunca antes me había hecho sentir. Solo espero poder volver a verla pronto, aunque no se si será posible, pero siempre queda la esperanza y las ganas de luchar, porque la quiero demasiado como para perderla.

domingo, 3 de abril de 2016

Sin perder la esperanza

Y ya hace una semana... Una semana que se me ha hecho la más larga del mundo. Una semana sin tus buenos días, sin tus buenas noches, sin tus idiota, sin tus risas... Una semana en la que mis ganas de vivir no han sido muchas que digamos, pero tengo que luchar, porque son las esperanzas y mis ganas de luchar por ti las que me animan a seguir adelante. Se puede decir que no he tenido una buena semana, ya que después de lo tuyo me han pasado más cosas, que la verdad, no me han ayudado nada, pero bueno... Si que tengo que reconocer que me gustaría volver a ver tu sonrisa, tus bonitos ojos azules, tu hermoso pelo, que aunque estés empeñada en cortártelo porque dices que está quemado todavía, yo siempre he opinado que no. Tengo ganas de volver a oír tu voz de niña pequeña, esa que tanto me encanta. Poder respirar el dulce aroma que desprende tu piel... La verdad es que me cuesta estar sin ti. Las noches son lo peor, porque como ya sabrás, es cuando más delicado estoy siempre. La verdad es que me gustaría contarte cosas que no te conté por miedo a que pensases que estaba loco, cosas de mi vida que nadie sabe, y que tanto querías saber. Sinceramente, no se hacia donde me dirijo, porque estoy perdido sin ti. Tu eras mi brújula, la luz que me guiaba por el camino correcto, y de repente te has ido, y me he encontrado en un cruce donde no se hacia donde ir. Tengo la esperanza de que algún día vuelvas y me sigas guiando por el camino correcto, el camino donde ser feliz contigo... Ese camino el cual no llevaría mi nombre ni el tuyo, sino un nosotros, pero la verdad es que solo me queda esperar y no perder la esperanza...

viernes, 1 de abril de 2016

Te echo de menos

Hola, probablemente no leas esto, pero tengo la esperanza de que si. Solo quería decirte que te echo de menos. No hay hora del día donde no te piense, puesto que te tengo en todos lados. La bromas que hacía con quien tú y yo sabemos ya no tienen gracia puesto que me falta tu voz diciendo "Joe, que malo eres". Echo de menos esos mordiscos que tu bautizaste como besitos con dientes, pero vamos, eran mordiscos en toda regla, pero la verdad es que me encantaban... Echo de menos tus miradas de cachorito pidiéndome cosas, o tu voz de niña pequeña. Echo de menos esos momentos abrazados o tumbados el uno sobre el otro acariciándonos la cabeza. Echo de menos acostarme por la noche y tenerte delante mío para darte las buenas noches y decirte que te quiero, o el hecho de mirarte a la cara y decirte cosas bonitas mientras dentro mío me comen los nervios. Echo de menos esos buenos días con la voz de recién levantada, o las buenas noches que me podían alegrar cualquier mierda de día... Echo de menos tus "bobo", "idiota", tus "me encantas", nuestros "Ashu"... Te echo tanto de menos... Se que no hace mucho de lo que ha pasado, pero te aseguro que cada día que pasó sin ti se me hace más duro el camino. Cada día es como si pasase un invierno gélido por dentro de mi, y poco a poco me va congelando y acabando conmigo... Simplemente quería decir que te quiero y te echo de menos.

lunes, 28 de marzo de 2016

Y entonces ocurre...

Y entonces ocurre lo único que no querías. Te vuelves a dar la hostia de nuevo... No haces más que pensar que has hecho mal esta vez, pero como en todas, no encuentras respuesta alguna, te torturas hasta la saciedad, y ¿para qué? Sabes que el destino está escrito, pero te cagas en el destino y en su puta madre por volver a joderte cuando volvías a ser feliz de nuevo. Cuando pensabas que era la buena, que ibas a ser feliz de nuevo... Cuando creías que aiempre te ibas a poder aferrar a los mismos brazos, besar los mismos labios, mirar los mismos ojos todas las mañanas... Entonces viene el puto destino y te lo arrebata, dejándote hecho una puta mierda, volviendo a derruirte por dentro cuando al fin estabas empezando a reconstruirte. Tu corazón queda hecho mierda, y sientes tanto dolor en el pecho que solo quieres cogerlo y tirarlo a la mierda para que deje de doler, pero sabes que eso no es posible e intentas aguantar para no derrumbarte y llorar cada dos por tres, siendo imposible. Tu mente deja de funcionar bien, los cables se cruzan y rondan infinidad de locuras por tu cabeza, que al fin y al cabo, no tienen mala pinta, ya que es la única forma de acabar de golpe con el dolor que sientes, aunque detrás tuyo hay gente que no quiere que lo hagas, pero la verdad es que ya te la suda todo, porque la luz que veías al final del túnel ha vuelto a desaparecer, y estás cansado de empezar de nuevo cada dos por tres, porque siempre pasa lo mismo... Ya sientes que no vale la pena, porque siempre que eres feliz, te lo arrebatan... Siempre te queda esa pequeña esperanza de que el destino no haya sido tan hijo de puta y te vuelva a unir a esa persona, pero después de tantas hostias, tantas decepciones... Aún así sigue quedando, pero te encuentras en el filo del acantilado en que cual se decide si quedarse o caerse, y la verdad es que la balanza se inclina por caerse, pero esa mínima esperanza te aferra con un hilo de nailon al suelo, pero no sabes cuanto puede durar aguantándote o si volverá a aparecer esa persona para agarrarte del brazo y evitar que caigas al olvido... La verdad es que no sabes que pasará, pero es esa pequeña esperanza la que te aferra a la vida, a seguir adelante y esperar que el destino te vuelva a unir a esa persona o por el contrario te empuje al olvido...

miércoles, 13 de enero de 2016

Lo que quiero

Quiero ser ese con el que sueñas todos los días, el que deseas tener a tu lado, el que comparte tu otro lado de la cama, el pecho en el que duermes apoyada todas las noches. Quiero ser la primera sonrisa que veas al despertarte, quiero darte ese primer beso todas las mañanas. Quiero ser el que comparta contigo tus mejores momentos, y el hombro en el que te apoyes en los peores. Quiero que todos los "Te quiero" que salgan de tu boca, sean para mí. Quiero pasar cada navidad a tu lado, quiero celebrar cada fin de año juntos y comenzar cada año mejor. Quiero ser el chico que te regale un ramo de rosas por cada San Valentín. Quiero recorrerme el mundo contigo. Quiero pasar veranos inolvidables a tu lado. Quiero seguir escribiendo estas entradas para ti, aunque ya te haya podido decir todo. Quiero poder besarte y acariciarte cada vez que quiera. No quiero echarte de menos nunca. Porque quiero pasar el resto de mi vida a tu lado.

lunes, 11 de enero de 2016

Valioso tesoro

Y llegas a un momento de tu vida en el que te planteas hacer otra parada para mirar hacia atrás, y te das cuenta de muchas cosas. De como gente que te prometió estar siempre contigo te abandonó cuando iban mal las cosas, de como algunos aparecieron temporalmente, y otros aparecieron para quedarse durante mucho tiempo. En días como hoy me doy cuenta que mi familia no sólo se compone de aquellos que tienen mis apellidos, sino también de gente que me hace sentir único y especial. A veces no sólo se basa en los amigos, a veces encontramos personas que llegan hasta dentro de ti, personas que jamás quieres que se vayan, y día a día te ganas el tenerlas para siempre haciendo que se sientan especiales, y la verdad es que no te cuesta por el simple hecho de que es algo que te sale de dentro, porque con esa persona te sientes feliz, te sientes inmortal... Sus besos y sus abrazos te pueden animar hasta en los peores momentos, porque sientes algo que sólo puedes sentir con esa persona, algo único. Por eso debes cuidar a esas personas, porque son lo mejor que tienes, y sabes que con esa persona la vida tiene un poco más de sentido, las mañanas tienen un motivo por el cual despertar sonriendo y las noches un pensamiento con el que soñar. Porque esas personas son tu talón de aquiles, pero a la vez son tu armadura, y por nada del mundo quieres que se vayan de tu vida... Esas personas son el tesoro más valioso que puedas encontrar, por lo tanto, cuídalo y protégelo para que este siempre contigo.