Traductor

martes, 10 de mayo de 2016

Dolor

Y pasado el tiempo sigue doliendo... No duele como el primer día, pero duele. Duele recordar cómo estabas de feliz gracias a esa persona... Duele recordar que te devolvió todo lo que habías perdido por el dolor... Pero más duele darte cuenta que todo eso se lo ha llevado, pero no sólo se ha llevado eso, sino que se ha llevado otro trozo de corazón, y poco a poco ya no va quedando nada de él... Duele saber que esa persona no va a estar contigo, pero para qué engañarnos... Saber que se marcha lejos y no la vas a volver a ver te mata.... Si, al fin y al cabo, quieres que sea feliz aunque no sea contigo, pero siempre quedaba la esperanza de poder quedar algún día, y de repente se va... Sientes como parte de ti se marcha lejos y no vas a volver a recuperarlo... La verdad que esa sensación te come por dentro, y por más que intentas asumirlo rápido, resulta imposible. Asumir eso lleva bastante tiempo, muchas lágrimas y muchos "¿Por qué se terminó así?". Al fin y al cabo, esto son cosas que pasan en la vida y te hacen fuerte, pero te hacen fuerte porque poco a poco se van llevando todo de ti, y al final no quedará casi nada que te afecte... Me hubiese gustado que todo hubiese sido diferente, pero como de costumbre, la vida y el amor no son mis amigos, y casi siempre se juntan para joderme... Toca seguir para delante, con dolor... Pero hay que seguir...