Traductor

martes, 14 de enero de 2014

El tiempo

Y son esos momentos en los que te encuentras solo y con música tranquila que empiezas a meditar sobre que haces con tu vida, como pasas el tiempo, y como se va para no volver jamás... Malgastamos el tiempo en tonterías mientras otros no tienen casi tiempo de disfrutar de la vida. El tiempo algo que no puedes comprar, y deberíamos aprovecharlo al máximo, porque nadie conoce su fin...

Odio esta sensación

Odio esta sensación. La sensación de felicidad por dentro, de que puedo con todo, que no tengo ningún problema, que la adversidades no pueden conmigo, que mi vida tiene mucho sentido, y que estoy enamorado... No me gusta sentir todo eso en estos momentos en los que me encuentro solo, porque necesito a alguien a mi lado a quien demostrar todo esto. Necesito que alguien me abrace y me diga "Nunca te voy a dejar", que me de besos aunque se los tenga que pedir, que me abrace lo más fuerte que pueda, y aun así, pueda respirar, que su olor me dejé hipnotizado y me tenga que tumbar en su hombro a respirarlo, que se me humedezca el lagrimal... Necesito que me quite el frío abrazándome, aunque no pueda darme la vuelta porque sus brazos sean cortos... La necesito a ella junto a mi porque es ella la que me hace todo eso y mucho más. La que con solo una mirada me hace sonreír, y la que con cualquier tontería me anima. La necesito a ella, y odio sentir todo esto cuando no está a mi lado porque quiero estar junto a ella siempre. No se si durará toda la vida, que espero que si, pero lo que se, es que como a ella, no llegaré a amar a nadie, por mucho tiempo que pase. Ella a sido una de las personas que más me ha apoyado en mi vida, y no quiero perderla jamás, porque odio tener esa sensación cuando no está a mi lado...

Reuniones familiares

Y pasadas estas fechas, algunas familias vuelven a distanciarse, a ir cada uno por su lado sin acordarse del resto. Son cosas que parece que no, pero para los abuelos que ya vieron partir a sus hijos, el hecho de ver como solo pueden verlos juntos en navidades, les debe de doler. Mi familia por suerte se reune más veces al año, pero hay muchas que no, y aunque yo no pertenezca a ellas, me duele, porque las comidas o cenas familiares son algo muy bonito. Algo donde recordar viejos tiempos, contar batallitas de tiempos pasados. Son momentos que habría que vivir muchas veces al año, ya que algunas personas no pueden disfrutar de ello, porque la familia esté dividida, o porque directamente, no tenga familia... Esta entrada va dedicada a todas aquellas personas que pueden disfrutar de poder estar juntos para que lo aprovechen, porque nunca se sabe lo que te va a deparar el destino, e igual mañana falte alguien y ya no sea lo mismo...