Traductor

miércoles, 20 de marzo de 2013

El amor y la muerte

Siempre he pensado que el amor y la muerte tienen algo extraño en común; para ambos, las rosas son el regalo perfecto. ¿Quien diría que ambos tuviesen tal similitud? Si bien el amor así como te hace nacer de nuevo, te asesina con su más cruel frialdad, y lo peor es que después de hallarle, pasarán los días, pero el pasado no pasará jamás, seguirá latente, y te darás cuenta de que el corazón no es más que un espejo que refleja lo que sentimos y se rompe con el golpe más leve y no nos quedará más consuelo, que recordar aquellos besos húmedos que dimos, tomando el alcohol más seco.