Traductor

jueves, 28 de marzo de 2013

La vida

Soñando con ella,
aunque no estuviera dormida,
se simplifica mi herida,
renacería el amor,
olvidaría el temor,
y viviría la vida.

Por muchos años estuve en guerra,
por mi propia partida,
y sin haber nadie que me detenga,
solo me causé más heridas;
provoque confusión,
muchas guerras de palabras,
lo que te dice la intuición,
es lo que nunca te falla.

Sin embargo faltaron caídas,
faltó encontrarme una flor,
me faltó por mucho el calor,
de la verdad que quemaba,
y que a gritos me hablaba,
que me lloraba por paz,
la verdad que frente a mis ojos estaba,
"llora menos y vive más".