Traductor

martes, 21 de mayo de 2013

Hombre de la Blogosfera

El hombre blog deambula por las calles, solitario. De día es un transeúnte más, un engranaje del sistema socioeconómico, que se resigna a ocupar un número en las estadísticas. Por la noche, refugiado en internet, el hombre blog se activa misteriosamente. Ya no es más un ente, es un superhéroe, un sobrehumano, el dedo de Dios que establece alianzas, crea Imperios y los deshace al amanecer.
El hombre blog está enfrascado en su miseria. Vive y deja vivir, es un revolucionario de escritorio, se alimenta de críticas y vaivenes sociales edulcorados. A pesar de su proliferación, está en vías de extinción: no sobreviven a su generación puesto que no se reproducen. Y así pasan los días en la Blogosfera.