Traductor

lunes, 27 de mayo de 2013

Algunos días...

Hay días en los que no entiendo que pasa… Sonrío, me río… Me dicen algo… Y de repente solo siento ganas de llorar. Sin sentido y sin razón. Me aguanto, hago como que río y hago reír a los demás. Pero intento retener las lágrimas. Les pongo un muro de sonrisas para que se queden dentro… Y en cuanto salgo, cuando ya no hay nadie que pueda ver mis rasgos, la gravedad hace el resto, el agua rompe el dique, las lágrimas caen, y yo me ahogo. Subo, camino y empiezo a correr. Pero, ¿Por qué lo hago? Me trago la tristeza y entro casa tranquilamente. Pido las cosas con la sonrisa más esplendida que saco. Digo buenos días a la gente que cruzo, que no puede evitar una sonrisa. Y nada mas entro en mi cuarto, vuelvo a estallar. Lloro y lloro, respiro, tengo ganas de gritar y no grito. Trago como siempre lo que tengo. Me había dicho que no estuviera triste. Y lo intento pero solo puedo llorar y ni siquiera sé porqué. Me pierdo una fiesta por esto. No sé ni lo que es. Sé que solo puedo joderle la tarde a con quien esté en este momento. Pero, ¿A quién le importa? Todo el mundo piensa en mí. Todos dicen eso. Todos dicen protegerme. Pero, ¿Quién quiere estar conmigo? Al fin y al cabo, solo tapo huecos. De los unos, de las otras. Solo sirvo para eso ¿No? Ahora entiendo. Entretengo, es gracioso estar conmigo, imagino…. Pero, ¿Si hay algo mejor que hacer? Pues nada hombre, a ello! “Vente, vente”. Pero si te da igual que vaya... “No, creo que voy a descansar”. Vale, solo eso. Me dice vale. Pues a la mierda. Pues me voy a joderme la tarde. Que vale que hayas podido entender que estoy cansado. ¿Qué coño estoy escribiendo? No sé ni porque escribo esta mierda. Ni pienso lo que digo. Solo lloro. Y la lágrima cae por mi mejilla como lo hace la gota de mi ventana. Todo el rato. Todo el tiempo. Y es que creo que es eso… Que yo lloro siempre, como esa gota que cae incesante… A veces más fuerte, a veces menos desde la esquina de la cornisa. Mi corazón llora cada día pero lo esconde. ¿Y yo me siento que? ¿Despreciado? ¿Subestimado? ¿ Insultado? ¿Utilizado? No te niego que me pasa, y a menudo. ¿Qué es eso de insultar para reír? Si, me río. Pero algo en mi interior sufre. Poco a poco destruyen toda mi fuerza. Pero yo se hacer parecer que siempre estoy, que siempre estaré entero. Nada podrá destruir al fuerte "yo" que todos ven. Sí, saben que puedo llorar. Pero piensan que nada me afecta. Y no lo hace… Creía. Pero no puedo decir eso. Lloro todavía. Aunque ahora menos. Y tecleo letra a letra sin pensar si quiera porque escribo. Las lágrimas todavía no se han secado del todo. Siento que tiran de mi piel… Y empiezo a pensar como todo el mundo se ha de estar divirtiendo en este momento. Y nadie estará pensando en mí. ¿Para qué hacerlo? Si el solo es… Eso. Bah, me vuelvo a mi mundo. Seguro que al final todos estarán pasándoselo mejor que nunca, todo el mundo estará encantado. Todo el mundo lo prefiere, y lo entiendo. Me alegro que todo el mundo esté así. Estarán sonriendo, riendo de todo y con todos. Y me alegro también de que sean felices. Pero hay algo que me duele, y es que yo también querría… Pero no se lo que querría. Por cierto. No he parado de llorar, otra lágrima acaba de recorrer mi mejilla...