Traductor

martes, 21 de mayo de 2013

Llego el cambio

Sí, los recuerdos permanecen, pero el lastre emocional que suponen se desvanece, el pasado puede ser una carga pesada, muy pesada. Me ha costado llegar a este punto, han sido meses duros, en los que he visto el cielo oscuro, tapado por nubes de incertidumbre, de dolor… pero hoy el sol las deslumbró, adiós. Se acabó. He logrado que mi corazón vuelva a ser independiente de cualquier sonrisa, he conseguido perdonarme esos errores que golpeaban en mi cabeza, pasos equívocos que dejaron manchados mis zapatos, pero el camino los ha renovado. No permitiré que el pasado empañe mi futuro, trataré de mejorar lo que empeoré y de inventar lo que olvidé, de recuperar emociones que perdí por el camino. Ahora mi guía es el reloj, y no las fotos, mis expresiones son sonrisas y no lágrimas, los pronombres se centran en ese "yo", que perdí por el "tú". Y los recuerdos permanecerán, las personas cambiarán y el reloj no parará, pero es tan bonito lo que nos queda por vivir.