Traductor

lunes, 13 de mayo de 2013

Mi lucha entre cabeza y corazón

Tengo tantas sonrisas, palabras y momentos que compartir, miradas y deseos que declarar y lugares a los que visitar junto a ti, que me faltarían días de mi vida para realizar todo lo que quiero.
Un "Buenos dias, princesa" y unas "Buenas noches", amaneceres y puestas de sol,viajes de ida y de vuelta, un beso en París y 1000 en Madrid, masajes y pellizcos, sonrisas y lágrimas, noches de películas y estrenos, patinaje sobre hielo y tardes de verano,discusiones y reconciliaciones. 
Sería universitaria de tu cuerpo y tendría un Máster de tus lunares y un Doctorado de tu sonrisa y todo con matricula de honor. 
El problema es que, no podemos dedicar nuestra vida a lo que queremos y utilizamos la razón, y hacemos lo que debemos.