Traductor

jueves, 4 de abril de 2013

Locura y cordura

Quitarme de tormentos, desdichas y amarguras;
mirar desde lejos como sigue en adelante
este mundo confuso, malvado ¡intolerante!
Ver cómo se colman las muchas sepulturas,
de malvadas almas y algunas almas puras.
Alegrarme de ver un corazón palpitante,
que se burla de su vecino arrogante;
o quizá escuchar las altas ternuras,
de la madre que corrige sin saber
que sus palabras hacen eco en las basuras.
Pero cuando mi razón vuelve a la cordura,
pienso que esta humana sepultura;
la que cargo ahora y mi alma siente,
no fue hecha para cobardes incipientes;
es el karma que cargamos los valientes.