Traductor

martes, 23 de abril de 2013

Demostrar la amistad

Todos tenemos momentos mágicos en esos momentos donde solo existen susurros al oido, caricias por la espalda, abrazos sin final, besos apasionados... Sin embargo, todo tiene un fin, un adiós, un hasta siempre... Se que para muchos es una cursilada, o similar, pero es llegar la noche y todo se revive en mi mente, las lágrimas afloran, y la desesperación por no tenerte junto a mi me inunda. Momentos donde sientes que se te cae el mundo encima, donde sientes que nada ni nadie podrá ayudarte, y donde la única solución es el suicidio. Cuando estamos en esos momentos, es cuando nos damos cuenta de quienes son las personas que nos quieren, las que nos demuestran que vivir vale la pena, pero sobre todo, son las personas que seguramente te acompañen durante toda la vida, ayudandote cuando estés en malos momentos. Yo no tengo mucha gente de esos, es más posiblemente me sobren dedos de las manos. Se que con una mano no me da, pero contando con la segunda mano, me sobran dedos de la mano. Esas personas son las que de verdad van a luchar por ti, en las cuales debes confiar.