Traductor

martes, 16 de abril de 2013

Siempre me levanto

Y otra vez he vuelto a tropezar, y he vuelto a caer, pero ya no me da miedo tropezar, ni caerme, porque cuando te caes tienes dos opciones, quedarte en el suelo, o levantarte, y yo ya he elegido levantarme, porque por mucho que cueste, por difícil que parezca, siempre he podido levantarme. Así que ahora tengo que elegir entre tirar la toalla o seguir adelante y obviamente, elijo seguir adelante, porque no importan las veces que te hayas caído sino las veces que te hayas levantado.