Traductor

miércoles, 10 de abril de 2013

Caí al vacío

Y me quedé mirando al infinito sin hallar una sola respuesta. Entonces decidí tirarme al vacío... Ya no había más que perder.... Una vez perdido todo, tan solo podía encontrar en el camino al abismo, una razón para poder volver a volar con las alas rotas. Y en medio de petalos de rosas fui cayendo cada vez más rápido hasta perderme en la nada y en el silencio, esperando aquella nueva ilusión que algún día iba ha llegar a borrar de mi mente, aquel recuerdo que me llevaba a la locura y me mantenía existiendo en medio del dolor. De pronto aquella tristeza se marchaba de mi vida, pero el cruel adiós grabado en mi mente se quedo, llenandome de dudas y de temor.