Traductor

sábado, 23 de febrero de 2013

Una caida incesante

Que se podría decir de los desaucios que ya no se sepa. Desde mi punto de vista, es una autentica aberración, una forma de demostrar que este sistema político es un autentico desastre, no obstante, cuando empecé con este blog, me prometí a mi mismo que no hablaría de política, pero y no puedo aguantar. El otro día sentí vergüenza ajena al ver como quieren sancionar a un bombero la A Coruña por negarse a desauciar a gente de su casa, mientras nuestros "queridos" políticos, esos que la mayoría de españoles han votado, nos están llevando a los tiempos de nuestros abuelos, ¿Y nosotros que hacemos? Pues la gente sale a la calle a luchar por un futuro para sus hijos, sin embargo, los polícos están en su casa riendose de nosotros. Esas plataformas ciudadanas que han nacido a raiz de estas cosas, como por ejemplo Stop Desahucios, son muchas veces la salvación de alguna familia, o sino, que se lo pregunten a las familias que no ham sido desahuciadas gracias a la gente que forma Stop Desahucios. Os dejo una metáfora para que reflexioneis, y me deis o no la razón.
Estamos cayendo en picado, y no encontramos como abrir el paracaidas.