Traductor

miércoles, 20 de febrero de 2013

Pura realidad

Una decepción tras otra, y lo único que se te ocurre es dejar a atrás todo el amor, todo tipo de sentimiento que te pueda dañar, que te pueda hacer daño una vez más. Piensas que eres fuerte, que puedes seguir sin nadie a tu lado, y es cierto, tu puedes. Pero cuando descubres que todo lo que pensabas, todas esas esperanzas, todas esas ilusiones estaban en una nube y ves como han caído al vacío, te das cuenta de que no eres tan fuerte. Cuando te das cuenta de que ya estas dañado, pero viene otra persona a dañarte aun más. Te das cuenta de que a la gente le da igual como estés por dentro, con tal de que cuando te vean sonrías y finjas ser feliz. Feliz, es algo de lo que tu hace mucho tiempo no sabes. Supones que es esa felicidad a la que tienes miedo. Si, tienes miedo de volver a sentir felicidad, de volver a sentirte tan bien que al final todo vuelva al inicio, a aquel vacío. Por eso no quieres estar con nadie, porque te pueden dañar, pueden hacerte tanto daño que acabes otra vez en aquella oscuridad. Y tu coraza cada día se hace más y más grande, y a cada minuto que pasa, te va invadiendo. Ya no eres tu mismo, sino un pequeño chico con miles de miedos, cada día una duda nueva y con millones de preguntas a las que nadie da respuestas.