Traductor

sábado, 23 de febrero de 2013

Vengo del futuro

Vengo de vuestro futuro, soy una llamada de atención, un experimento, soy el único que yo sepa. por el momento, no hay forma de que otros me sigan, si fracaso… fracasará mi petición de auxilio para vuestro futuro, para nuestro presente.
Estamos sometidos a una minoría que vive a nuestra costa, disfrutando de lo mejor de todo lo conseguido por la humanidad, simplemente todos trabajamos y ellos nos manejan. tienen el poder.
En mi tiempo la humanidad, la sociedad está dividida en varias castas, si tienes la suerte de nacer o acceder a la casta dominante podrás disfrutar de una vida en la que además de mandar sobre el resto, vivirás a su costa sin el mínimo esfuerzo, nacer es pura suerte, acceder es mucho más difícil, es una casta cerrada, sus secretos son absolutos, su dominio…. Total.
Tienen el poder único de la dominación de la mente a través de la información, y nos guían siempre indefectiblemente hacía donde quieren o desean llevarnos, son dueños de las leyes ellos las hacen a su antojo siempre a su servicio, ellos tienen el poder del gobierno, tienen el poder de las armas, tienen el poder de decisión y no podemos hacer nada por cambia… ya no.
El resto solo trabajamos para que ellos vivan.
He venido a vuestra época pues es ahora cuando podéis hacer que esto cambie, vosotros podéis cambiar nuestro destino y no dejar paso al inicio de un proceso que abocará irremisiblemente a nuestro futuro de frustración.
¿Cómo voy a preveniros contra ellos?, llevo poco tiempo en vuestra sociedad, y ya he podido apreciar que tenéis muchas voces que ya os están llamando la atención sobre ellos, solamente tenéis que ser fuertes y luchar, solamente tenéis que cambiar las leyes, nosotros ya no podemos.
Es muy sencillo, no dejéis que os manejen, no dejéis que os dominen, crear leyes para que paguen por los daños ocasionados a la sociedad a la que se supone que sirven, no dejéis que salgan inmunes por los daños que causen… hacer que paguen os lo repito es muy importante, no dejéis que se hagan fuertes en el poder… podéis dominarlos, usarlos, que ellos no os utilicen a vosotros, crear mecanismos para que seáis vosotros quienes hablen y manden... No ellos, mantenerlos siempre en un número mínimo, el suficiente para que su trabajo se realice, y vigilad que lo hagan bien.
Los políticos son los parásitos de una sociedad sometida a sus antojos, con sus desmanes os ahogan, y así pueden vivir a vuestra costa multiplicándose, os llevan a la ruina mientras ellos viven alegremente de vuestro trabajo.
Actuar ahora que podéis, antes de que sea demasiado tarde, aún estáis a tiempo.