Traductor

lunes, 1 de julio de 2013

Tal vez lo hice

Tal vez ayer lloré demasiado por personas que no merecían mis lágrimas, tal vez ayer utilicé mi furia como escudo en vez de pasar de página. Hoy solo quiero ser yo mismo y no volver, por eso camino y camino sin miedo a caer. Con valentía plasmo este sentimiento que aunque ni fuerza tenga, sé que mi alma sacaré con el fin de seguir adelante... Entre cubata y cubata recuerdos vienen a mi mente, entre susurro y susurro quiero volver a verte, pero ya no hay marcha atrás, para esta vida llena de espinas. Ya no volveré a llorar ni a gritar tu nombre en cada esquina, y es que por culpa mía ahora soy un preso de la rutina, una rutina que ayer creí que me hacia feliz, sin embargo, no son más mentiras camufladas en sonrisas falsas que algún día no comprendí. Sé tu mismo sin miedo a nada, sé tu mismo y que nada te lo pueda impedir. Y no estoy triste, solo quiero sacar estas cadenas que apresan mi alma, solo quiero romper lo que me impide andar a paso tranquilo y con calma. Yo solo cuento lo que mi corazón me pide. Sin miedo al que dirán, nada me impide hacerlo, y a este sentimiento me aferro. Esta entrada va por cada uno de mis sueños rotos, por todas esas personas que dijeron "¡Tú no!", por callar bocas y bocas, y por mi, porque me estoy volviendo loco. Tal vez ayer lloré demasiado pero gracias a ello, ahora soy alguien fuerte y que sabe seguir paso a paso sin derrumbarse. Todos nos caemos muchas veces, pero siempre nos conseguiremos levantar.