Traductor

domingo, 21 de julio de 2013

My life from out

El está ahí, sentado, ¿le ves? Con el paso del tiempo cambió mucho. No sólo el, si no la gente que la rodeaba. Se distanció de sus amigos, y el todavía no entiende qué fue lo que hizo mal. Pero aprendió, poco a poco, a estar solo. A no escuchar nunca un ‘¿qué tal estás?’, a no recibir muchos abrazos, a no escuchar muchos ‘te quiero’, solo fue adaptándose a no depender de nadie. Cada vez que se acuerda de viejos tiempos, se le llenan los ojos de lágrimas. Cada vez que necesita alguien en quien confiar, no encuentra a nadie. Se pasa el tiempo sentado frente al ordenador, o en su habitación mirando al vacío. Solo, llora sin que nadie le diga que todo va a estar bien. Que todo tiene solución y que siempre después de una tormenta, vuelve a salir el sol. .