Traductor

jueves, 25 de julio de 2013

Sacarte una sonrisa

Ojalá pudiera decirte algo. Ya sabes, algunas tonterías de esas que te hagan sonreír como una idiota. Pero no encuentro nada que sea capaz de acercarse a lo que siento. Podría decirte cualquier cosa, y no quedaría mal. Podría decir que te quiero, te amo, no quiero que me dejes nunca, cosas así. Pero no puedo decirte nunca. Yo soy un manojo de nervios, no tengo pedal de freno. Yo cambio, me muevo gracias a ti. Y no sé lo que va a pasar mañana. Sólo sé que yo te quiero como jamás había querido a nadie. No sé el cuanto, pero sé que es lo más grande que jamás sienta. Ahora, en este instante y en del más allá. Pero ahora... Ahora daría el doble de los años que me quedan por verte sonreír.
Solo pido que entiendas que te quiero y que pase lo que pase voy a estar a tu lado, que me dan igual las discusiones, los días malos y los días buenos, pienso soportar todo... Si es contigo, claro.