Traductor

domingo, 7 de julio de 2013

Por algo tiene que pasar

Todo gira, todo se enfria, todo tiene un motivo, todo pasa por algo, todo se estropea, todo cambia... Si definitivamente todo pasa por algo, al fin y al cabo nada es como nos lo imaginamos, nuestra mente hace de lo mas insignificante un mundo, se ilusiona con palabras que no son nada, y ese es el fallo de la mayoría de las personas que pensamos que las segundas oportunidades existen y yo no digo que no existan pero una segunda oportunidad nunca va a ser como la primera, aquella en la que todo es perfecto, en la que solo importa vivir el momento y cuando mas arriba estas mas va a doler el golpe... Luego vendrán los días de llanto y lamentación pensando en por que a pasado si era todo tan perfecto, hasta que llege el dia de la segunda oportunidad pero nunca va a ser igual siempre van a existir las dudas, la desconfianza y tantas cosas que tiempo atrás no había, por eso digo que todo pasa por algo y absolutamente todo cambia y sobretodo las personas de un año a otro se pueden convertir en autenticos desconocidos, por eso no se puede confiar del todo en alguien porque cuando menos te lo esperas conscientemente o inconscientemente esa persona te puede llegar a fallar.