Traductor

martes, 13 de agosto de 2013

Se acabó el combustible

Las cosas ya no van como antes, se están apagando, lo sabes, lo sé. Ahora me pregunto que hice mal y que hice bien, íbamos rápido, a toda hostia y, o frenábamos o nos comíamos cualquier obstáculo del camino, y aún sabiéndolo, nosotros seguíamos corriendo. La gasolina se ha agotado y todavía queda mucho viaje, Ahora que esto se ha parado, solo nos quedará salir y empezar a andar, tú por tu camino y yo por el mío. Ha sido un viaje corto pero intenso, con subidas, bajadas, hemos visto paisajes, hemos llorado y hemos reído, hemos hecho una pequeña obra de arte preciosa, y como toda buena obra de arte, se recordará durante toda la vida en este museo particular llamado corazón. Te prometo que seré feliz, prométeme que tu también lo serás, y que cuando algún día nuestros caminos vuelvan a encontrarse, me mirarás, me saludarás y pensarás: "No ha cambiado, es el chico del que me enamoré, el copiloto mas efímero e intenso que he tenido".