Traductor

jueves, 8 de agosto de 2013

Asesinatos del avance

El WhatsApp ha matado a los SMS. Es cierto que el WhatsApp es rápido, fácil, instantáneo... Pero... ¿Dónde queda la esencia del SMS? ya no es lo mismo cuando un amigo te felicita por tu cumpleaños o tu pareja te manda un mensaje bonito, ya no es único. El SMS te sorprende, perdura, puedes releerlo una y otra vez y recordar ese mágico momento, en cambio, por WhatsApp pierde la magia, pues cada mensaje es un mas de un montón de mensajes sin aspirar a ser especial.
Parece una tontería, pero hay costumbres que pueden llegar a ser especiales que se pierden con el paso del tiempo y la evolución de la tecnología. Sí, es bueno el avance tecnológico, pero no perdamos las viejas costumbres. Yo prefiero ver las fotos en papel, en un álbum, es la manera mas perdurable de conservarlas, y con el paso de los años encuentras el álbum lo abres y empiezas a revivir todos esos mágicos momentos con esas personas que te rodeaban y que quizás te siguen rodeando, sabiendo que estuvieron o que siempre han estado ahí compartiendo buenos momentos. Cuando suena tu canción favorita en la radio suena más bonita y mejor que cuando te la descargas y la escuchas una y otra vez, porque cuando enciendes la radio y suena tu canción, te sorprende. ¿A quién no le gustan las buenas sorpresas? A mi me encantan esos pequeños detalles, esa esencia de lo que fuiste, de lo que eres, grabada permanentemente.