Traductor

miércoles, 7 de agosto de 2013

No es por ti

Una noche más con los ojos como platos, reiterando pensamientos, tropezando en recuerdos y recibiendo las postales más bellas cortesía de mi memoria. Cada cierto tiempo me permito el pecado de pensarte, de esbozarte en mi almohada, de extrañarte quizás. No es por ti, es por las sensaciones que salieron contigo por la puerta y no han hecho amago de volver. Me esposaste y te llevaste las llaves, sin ningún pudor, me dejaste indefenso en medio de la confusión, sin saber qué reparar ni por dónde empezar.
Y ahora la idea de apostar todo a un número provoca escalofríos. No tengas en cuenta la hostilidad de mis latidos, ni tan siquiera la indiferencia de mis labios, perdóname las caricias que no te he dedicado y obvia lo efímero de mis miradas, es que aún me intimida mirar de frente al amor.
Entiende que dependo de un tictac, de un regreso, de unas ilusiones que de momento no se han detenido ante mi portal. No es por ti, es por esas sensaciones que aún se muestran perezosas y escépticas.