Traductor

sábado, 1 de junio de 2013

Perder un amigo es morir

Perder un amigo es morir, es tener el alma apagada, sin ganas de hacer nada. Perder un amigo es sentir que el mundo ya no gira que todo se detiene sin final, sin punto de partida. Un amigo es todo: el camino, la luz, el corazón, los sueños que soñamos, etc. Un amigo es arriesgar con alguien a tu lado y estar por siempre acompañados, porque un amigo es la fe que da confianza en vivir para seguir codo a codo en la vida, el que te ayuda a volar, el que te empuja a buscar la salida. Perder un amigo es cortar la línea de la vida, dejar el corazón sin timón, sin saber dónde ir, perder un amigo es quedarte sin fuerzas, sin ilusiones, con ganas de estar con él y no poder… Porque con él has llorado y has reído, y desde que lo pierdes es como sentirte solo.