Traductor

lunes, 3 de marzo de 2014

No poder ser feliz

El ver como no haces feliz a la persona que amas es muy duro... Querer ver una sonrisa en su cara y no poder sacársela por ser un idiota... Se te quitan las ganas de respirar, no te sientes más que un estorbo y te hundes poco a poco, hasta que tocas fondo y te ves perdido, y para rematarlo pierdes a la persona que amas, y lo único que quieres entonces es quitarte del medio, desaparecer. Lo intentas una y otra vez, pero el destino no te deja... Pasa el tiempo y estás hundido en la mierda todos los días, no encuentras nada de luz. Todo es oscuro. Todo es más difícil... Sonreír se hace imposible y dentro tuyo todo está apagado. No encuentras salida en nada, excepto en ver fotos de esa persona. Es lo único que te hace sonreír... Mantener en tu teléfono una foto suya de fondo para verla cada vez que lo uses... Sin embargo, cuando dejas de verlo, te hundes aún más. Parece imposible, pero pasa... El tiempo no se detiene y no dejas de pensar en esa persona, y todas las noches antes de dormir le das las buenas noches y le dices que la amas, aunque no te pueda oír, pero tienes la esperanza de que algo dentro de ella lo reciba... Al final acabas durmiéndote de agotamiento de tanto llorar, de llorar por no tenerla junto a ti, de no poder abrazarla, besarla, demostrarla lo que sientes por ella... Continúa pasando el tiempo y cada vez vas a peor... Borras todo,  te aislas del mundo y no quieres saber nada de nadie, pierdes la confianza en ti mismo, dejas de quererte... Pasa tanto tiempo sin sonreír, que ya te da igual todo. Vivir, morir... Al fin y al cabo, las dos cosas son dolorosas, pero como aún te queda algo de sentido común, no dejas de vivir para no joder a los que te rodean. Un tiempo más tarde volvéis ha hablar. Parece que la suerte cambia, vuelves a ser feliz poco a poco, pero te vienen preocupaciones. ¿Será feliz conmigo?, ¿Será como antes?, ¿Seguirá sintiendo lo mismo que antes?, ¿Se cansará de mi?... Y empiezas a comerte el coco. Si, eres feliz de nuevo, pero el haber perdido la confianza en ti mismo empieza a pasar factura. Intentas no cagarla, pero cuando más lo intentas, más la cagas, y vuelve el miedo a perder a esa persona, el miedo a volver a hundirte, y te tragas todo lo que haga falta por volver a ser feliz con ella, a que ella sea feliz, pero no puedes, las discusiones son constantes y te hundes... Ves como te consume cual cigarrillo. Lenta y dolorosamente. Cada vez tienes más miedo de perderla y hundirte, te sientes una mierda, te muerdes la lengua muchas veces, e incluso te dan ganas de morirte por volver a cagarla... Solo ella puede hacerte feliz, pero tu a ella no, y el miedo a que te deje por alguien que le haga sonreír cuando tu le haces estar mal, aumenta. Pero cuando estás con ella, todo cambia, la felicidad os envuelve a los dos, pero es dejar de estar con ella y de nuevo, vuelves a estar mal...