Traductor

domingo, 3 de abril de 2016

Sin perder la esperanza

Y ya hace una semana... Una semana que se me ha hecho la más larga del mundo. Una semana sin tus buenos días, sin tus buenas noches, sin tus idiota, sin tus risas... Una semana en la que mis ganas de vivir no han sido muchas que digamos, pero tengo que luchar, porque son las esperanzas y mis ganas de luchar por ti las que me animan a seguir adelante. Se puede decir que no he tenido una buena semana, ya que después de lo tuyo me han pasado más cosas, que la verdad, no me han ayudado nada, pero bueno... Si que tengo que reconocer que me gustaría volver a ver tu sonrisa, tus bonitos ojos azules, tu hermoso pelo, que aunque estés empeñada en cortártelo porque dices que está quemado todavía, yo siempre he opinado que no. Tengo ganas de volver a oír tu voz de niña pequeña, esa que tanto me encanta. Poder respirar el dulce aroma que desprende tu piel... La verdad es que me cuesta estar sin ti. Las noches son lo peor, porque como ya sabrás, es cuando más delicado estoy siempre. La verdad es que me gustaría contarte cosas que no te conté por miedo a que pensases que estaba loco, cosas de mi vida que nadie sabe, y que tanto querías saber. Sinceramente, no se hacia donde me dirijo, porque estoy perdido sin ti. Tu eras mi brújula, la luz que me guiaba por el camino correcto, y de repente te has ido, y me he encontrado en un cruce donde no se hacia donde ir. Tengo la esperanza de que algún día vuelvas y me sigas guiando por el camino correcto, el camino donde ser feliz contigo... Ese camino el cual no llevaría mi nombre ni el tuyo, sino un nosotros, pero la verdad es que solo me queda esperar y no perder la esperanza...