Traductor

martes, 29 de julio de 2014

Lo nuestro

Ella es difícil, es única y diferente. Ella es la persona que me hace suspirar, quién con sus encantos me hace ser mejor persona, pero con sus malos ratos me hace ser el mayor cobarde. Un cobarde por no poder decirle adiós y terminar con todo para que sea nada. Un cobarde porque necesito de sus besos y abrazos para sentirme alguien, porque no los quiero de nadie más, no lo necesito de nadie más. Me he vuelto un ser dependiente de la actitud con la que me trata ella que es especial, porque a pesar de los problemas, siempre será sólo una chica, sólo será ella, esa chica, la dueña de mi corazón. Porque me roba el aliento cuando me besa y me llena el estómago de mariposas cuando me dice lo que siente, pero desgraciadamente, también consigue que se me termine la paciencia cuando peleamos, pero así es ella, es especial, insoportable como yo, pero tan necesaria como nadie más. A veces es una mujer, otras una niña. A veces un bebé que necesita que se la quiera y se la abrace con ternura, otras veces una chica que simplemente no quiere saber nada más de mi. Es un “odio con ternura” un amor que a veces nos hace mal, pero que no podemos dejar de vivir ni de sentir porque es ese amor el que nos hace únicos como pareja, es ese amor bipolar el que día a día nos da razones para sonreír, y ser felices. Qué difícil es seguir cuando el orgullo nos está matando poco a poco, que difícil dar una solución cuando ambos estamos enfadados, cuando no queremos saber nada más, sólo queremos ser libres y sentir paz con nosotros mismos, pero lo que no queremos, es imaginar una vida el uno sin el otro, porque nos amamos, porque ante todo el mundo, queremos ser una relación firme con la que podamos servir de ejemplo para otros, una historia sin igual que podamos contar el día de mañana. Lo queremos todo, pero juntos, queremos entregar lo mejor de sí el uno por el otro, pero nos damos cuenta de que es complicado, y nuevamente decaemos, y entonces pienso… Un esfuerzo más no acabará con mi dignidad, un esfuerzo más no me hará perder nada, un esfuerzo más me hará demostrar que por ti lo doy todo, que en mi corazón reina el amor que te tengo, y que por encima de todo, siempre habrá algo que me haga ser más fuerte que mi orgullo, es amor, el amor hacia ti y que es más fuerte que cualquier roca y que nada más en este mundo, también el amor más bonito que he sentido en mi vida, y espero que no haya otro amor, si no que este se multiplique y crezca día a día. Crezca tanto que jamás se pueda separar. Te amo algo más que con todo mi ser, te amo algo más que con todas mis fuerzas, pero por favor, intenta evitar los malos ratos, acabemos con las discusiones de niños, somos jóvenes, pero estamos creciendo y madurando y es hora de hacer mejor las cosas. Si tú corazón te da realmente para hacerlo, si sientes desde lo más profundo de tu ser como yo la necesidad de poder cambiar un poquito las cosas, no dudes en hacerlo. Y no te desanimes si fallas, yo estaré contigo para levantarte y para que volvamos a intentarlo juntos. Sin ti, yo no hubiese podido escribir nada de esto, porque contigo descubrí algo que me mueve y que me inspira a hacer grandes cosas como estas, el sentimiento más bello de todos, el sentimiento que me mantiene vivo... Tu amor.