Traductor

sábado, 21 de junio de 2014

Te amaré

Te amé desde que te encontrabas ausente en este mundo, desde antes de conocerte, cuando no eras ni una extraña. Te esperé impaciente. Ahora te tengo y te amo. Te amo por cada momento, cada sonrisa que me has regalado. Amo todo de ti, tu esencia que inspira ternura y esa sonrisa que me forja a perder la cordura. Me fascina tu piel. Me gusta sentirla, verla, tocarla... Morena y tan pura... Te amo desde el templo de tu alma llamado cuerpo, hasta tu hermoso cabello negro como la noche oscura del escenario de mis sueños más hermosos. Tu presencia le da paz a mi existencia. Te amo cuando callas y también cuando hablas, pero sobre todo mientras tus labios me seducen bailando al son de tus palabras.
Te amaré cuando caigas y sientas que el mundo lastima tus sentidos, y que sepas que yo estaré ahí para ti, te dejaré apoyarte en mi y me encargaré de elevar tus ánimos, dibujarte sonrisas y darle brillo a tus hermosos ojos café.
Te amaré hasta después de la muerte, después de siempre. Te amaré cuando ya  solo seamos carroña humana. Te amaré hasta después del fin de los tiempos.