Traductor

miércoles, 16 de octubre de 2013

Eres parte de mi

Cada vez que noto el aire pasar por mis manos siento que en ellas faltan tus dedos. Y noto una sensación de vacío imposible de llenar con nada, que reclama y grita tu presencia. Mis labios necesitan, para su correcto funcionamiento, estar metidos en tu boca y mi aliento necesita del tuyo para sobrevivir. Como dijo alguien alguna vez, "para hablar de mí me faltas tú". Porque tú eres parte fundamental del cambio que se ha producido en mi actitud, de mi día a día... Tú eres parte indeleble de todo lo que tiene que ver conmigo. Porque te guardo dentro de mi corazón desmigajado y te retengo ahí bien sujeto contra las cuerdas de mi corazón. A él también le faltas, también le falto, y está tan necesitado, que probablemente aparezca debajo de la cama, entre el polvo de la oscuridad, buscando el calor de tu cuerpo dormido cada luna llena.