Traductor

lunes, 23 de septiembre de 2013

Siento mucho por ti

Revolviendo palabras bonitas encontré el silencio. Juntos hablamos, y sin más palabras que la mirada callada en tu compañía soñé pasar el resto de mis días. Quisiera escribirte cosas hermosas, entregarte mi tiempo que es tu tiempo. Puede una caricia tuya sanar este cuerpo molido por años de olvido. Puede tu voz ser melodía en este mundo sordo de día y pleno de sollozos y reproches al adentrarse en la noche. Puede un guiño darme el coraje para enfrentarme a este triste personaje siempre presente en mi equipaje. Moribundo en la plaza de las sombras, invitado de gala en la fiesta del ausente, así me siento afincado en mi triste presente. Oigo mi alma decadente al no tener tu amor en frente. Son estas las palabras del que sueña seguir por siempre a tu lado. Y No he de temer a la enfermedad o a la edad pues sería necedad al beber del amor que me das.
Dame tu mano, y juntos caminemos a un futuro lejano.