Traductor

sábado, 8 de junio de 2013

Desde tu partida

Horas de silencio, de soledad que una a una se las va tragando mi corazón. Deambulo por las noches en los recovecos de mi memoria, voy a todos lados y a ninguno, te busco y no te encuentro, no se donde más hacerlo. Los recuerdos caen como hojas en el otoño, uno a uno se van perdiendo y mis labios se han cerrado a tu recuerdo. La tortura del sueño me está partiendo, lento llega el amanecer, solo para confirmar que ya no te tengo. Duele en el alma, en el corazón, dueles todavía muy adentro, quisiera echar fuera de mí este sentimiento, pero no se como hacerlo. Me refugio en el silencio, en tus recuerdos, en los momentos que pasamos juntos y que yo conservo. El adiós es un veneno que me está consumiendo y el olvido es la espina que se clava en mis pensamientos. No lo consigo, no se donde más buscar, no se donde te voy a encontrar, pero lo único que se, es que te perdí hace mucho tiempo.